Últimas noticias Hemeroteca

, 17 de de 2019

Otras localidades

Según la policía una escisión de Resistencia Galega lideró la violencia callejera

Según fuentes policiales hasta a los antidisturbios les sorprendió la organización y los medios que utilizaron

Una escisión de resistencia Gallega es para la policía la que organizó y lideró los actos de violencia callejera del pasado sábado. Lo recoge el atestado policial elaborado por la Brigada de Información de la Policía Nacional que identifica a 250 personas como radicales. Según la policía esta escisión de Resistencia Galega es mucho más radical que el conocido como Exército Gerrilheiro. La Audiencia Nacional dictó una sentencia el pasado septiembre en la que condenaba a miembros de Resistencia Galega a penas de entre 18 y 10 años de prisión por participación en grupo terrorista.

La Policía Nacional tiene claro quien lideró y organizó los actos de violencia callejera que se dieron el pasado sábado en Madrid tras la manifestación pacífica por la Dignidad del 22M. La Policía cree que estamos ante una escisión de Resistencia Galega. En el atestado policial que ha elaborado la Policía y que ya está en manos del Juez se habla de entre 200 y 250 radicales miembros de este grupo terrorista según una sentencia reciente de la Audiencia Nacional de septiembre del año pasado. Según la policía esta escisión de Resistencia Galega es mucho más radical que el conocido como Exército Gerrilheiro.

Según fuentes policiales hasta a la Policia le pilló desprevenida el "modus operandi" de los organizadores y el material que usaron para atacar a los antidisturbios. Entre los objetos que se les han incautado hay martillos, tirachinas, y palos que llevaban un pincho de hierro en la punta a modo de lanza. Según recoge el atestado policial en total habría alrededor de mil violentos que se infiltraron entre el resto de manifestantes para despistar a los antidisturbios y ralentizar su actuación.

Desde el año 2005 Resistencia Galega (RG) ha perpetrado 38 ataques con bombas sin víctimas. En sus últimos informes policiales la Policía ya recoge que el grupo terrorista ha multiplicado la potencia y la sofisticación de sus bombas y que han logrado adquirir pistolas en Portugal. Según fuentes policiales RG tiene una estructura ilegal que se ocupa de la dirección ideológica y operativa y otra legal que da apoyo y cobertura y que está formada por personas con vida normalizada. La Policía está preocupada por la escisión de este grupo terrorista y hay una sección de la Comisaría General de Información que se encarga de investigar este grupo y sus escisiones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?