Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sidonie, entre el recuerdo y Canadá

La banda catalana presentó este jueves en Madrid 'Sierra y Canadá'

Sidonie presenta en el Teatro Lara 'Sierra y Canadá' con SON Estrella Galicia /

Un teatro rojo lleno, dos maniquíes custodiando el escenario, una inmensa bandera de Canadá al fondo y un repertorio de sobras conocido, fueron los protagonistas del concierto que ofreció Sidonie en Madrid este jueves para presentar 'Sierra y Canadá', o al menos intentarlo. La banda catalana levantó muy pronto al público de sus butacas con canciones que sabían a pasado. Sin embargo, de su nuevo viaje electrónico tan solo cinco canciones rompieron los ritmos guitarreros y las letras ya sabidas.

Una noche tibia en Madrid recibió al grupo catalán Sidonie que se dejó ver minutos antes de que comenzase el espectáculo en un bar pegado al Teatro Lara. Marc, Axel y Jes conversaban animados con sus seguidores, que no parecían tener mucha prisa por entrar al coqueto teatro rojo de dimensiones reducidas.

El público ya estaba sentado en sus butacas cuando el himno de Canadá comenzó a sonar. Justo a las 23:00 horas los integrantes de Sidonie aparecieron en el escenario ataviados con chaquetas doradas especiales para la ocasión y comenzaron a tocar. Curiosamente, no empezaron el concierto con los temas de su disco nuevo, sino que se ganaron al público con un bloque de canciones bien conocidas. Con 'Costa azul', 'La sombra', 'A mil años luz' y 'Fascinado' la banda removió al público que, casi en su totalidad, no volvió a sentarse en toda la noche. "¿Qué tal estáis Madrid? Hay presión", dijo Marc porque muchos de sus familiares los observaban desde el anfiteatro.

Del nuevo proyecto más electrónico y arriesgado, apenas pudimos oír cinco canciones muy bien ejecutadas a base de teclados, sintetizadores, sonidos sueltos de cuerdas de guitarra y ecos metálicos producidos con la batería. 'Sierra y Canadá', 'Gainsbourg', 'Hiroshima mi amor', 'Un día de mierda' y 'Estáis aquí', fueron los temas del nuevo disco que se intercalaron con algunos de sus himnos de trabajos anteriores.

Sidonie no dio este jueves un concierto de presentación de disco como se podía esperar. Volvió al redil con sus sonidos más melódicos y guitarreros para satisfacer a unos seguidores enamorados de canciones como 'Los olvidados, 'Todo lo que nos gusta' o 'En mi garganta'.

Poco antes del final del concierto, Sidonie ofreció al público versionar una canción a la carta. La canción 'Kids' de la banda de rock psicodélico MGMT fue la elegida por sus seguidores a los que tampoco les hubiera importado escuchar una adaptación de los Who o de los Beatles.

Pasada la medianoche, la banda desapareció del escenario, los asistentes comenzaron a patalear y el teatro retumbó. El grupo tenía que volver porque no había sonado todavía 'Giraluna', interpretada en solitario por Marc, 'Nuestro baile del viernes' o 'El incendio', canción con la que terminó la noche y quedó demostrado que es casi imposible ver un concierto de Sidonie sentado en una butaca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?