Sábado, 21 de Mayo de 2022

Otras localidades

El Ministerio de Cultura francés consigue anular la venta de objetos nazis

Los historiadores creen que los pasaportes de Göring y una servilleta con un monograma de Hitler deben estar en los museos

Pasaportes, libros y vajillas de las residencias de Adolf Hitler y de Herman Göring en los Alpes bávaros iban a ser subastados a finales de abril. La ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, ha logrado que la casa de subastas Vermot de Paris retire esos objetos de la venta, tras la indignación de la comunidad judía francesa.

Filippetti consiguió que la casa de subastas Vermot de Paris retire de un lote con 40 objetos que habían pertenecido a Hitler y su ministro nazi, el mariscal Hermann Göring y cuya salida a la venta estaba prevista para el 26 de abril. "Me alegro de esta decisión, necesaria de cara a la historia y a la moral", ha declarado Filippetti.

Entre las 46 piezas que deberían salir a subasta hay también joyas, documentos y servilletas con el monograma de Hitler, pero lo más fetiche para los coleccionistas eran los cuatro pasaportes de Göring, el que fue jefe de la fuerza área del régimen criminal. Se trata de un botín de guerra capturado por los soldados de la División Blindada del general francés Leclerc en la operación realizada el 4 de mayo de 1945. Tres días antes de la capitulación alemana.

Sorprendentemente los objetos habían permanecido durante años en manos de los soldados, uno de ellos todavía hoy vivo, con 93 años, y han sido sus herederos los que quisieron sacarlos a subasta. Los expertos de la casa de subastas habían declarado que no exhibirían en público aquellas piezas que tuvieran símbolos nazis, como la cruz gamada, pues está prohibido en Francia. Pero se mostraron dispuestos a venderlo todo, "porque no hay restricciones legales", según declaró Yves Salmon a Le Parisien.

Durante el fin de semana varias asociaciones, entre ellas el Consejo Representativo de Instituciones Judías de Francia (CRIF), pidieron la anulación de la subasta porque consideraron o "atenta contra la memoria de las víctimas de la barbarie nazi". "Comerciar con este tipo de objetos supone darles un valor simbólico malsano", indicó el CRIF. La casa de subastas habia vendido sin repercusión pública varios libros pertenecientes a este botín localizado en la residencia de Berchtesgaden de los dirigentes nacionalsocialistas Varios historiadores se mostraron en cambio proclives a que ese tipo de objetos históricos se guarden en los museos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?