Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 05 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | EN DIRECTO CORONAVIRUS | EN DIRECTO Sigue en directo la rueda de prensa de los técnicos del Gobierno
ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA | PRIMER TRIMESTRE DE 2014

La EPA constata que siguen la destrucción de empleo y las salidas del país

Los datos de registran una caída de la población activa sin precedentes, lo que indica que los parados no encuentran empleo, sino que se desaniman o abandonan España

La Encuesta de Población Activa (EPA) incorpora ya la nueva base de población.

La Encuesta de Población Activa (EPA) incorpora ya la nueva base de población. / CADENA SER

La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre del año ha registrado una caída del desempleo en 2.300 personas, un dato aparentemente positivo pero que oculta una realidad muy oscura: el número de parados baja, pero no porque encuentren empleo, sino porque abandonan las esperanzas de conseguirlo o porque se van del país. Y es que esa mínima reducción del desempleo ha venido acompañada de una destrucción de empleo muy abultada (184.600 empleos menos), lo que supone la mayor caída de toda la serie histórica de la población activa (aquella que está en edad de trabajar y quiere hacerlo). Además, aumenta el número de personas que están en peor situación: los parados de larga duración son ya el 61% del total, y los hogares con todos sus miembros en paro se acercan a los 2 millones.

Más información

Los datos generales muestran que en el primer trimestre de 2014 el paro cayó en 2.300 personas, lo que deja el total de desempleados en 5.933.300, y el empleo retrocedió en 184.600 personas, lo que hace que el total de ocupados caiga por debajo de los 17 millones y se quede en 16.950.600. Una caída del empleo tan fuerte, tan superior a la bajada en el número de parados, hace que la proporción de desempleados sobre el total aumente, así que la tasa de paro sube dos décimas, y se sitúa en el 25,93%. Pero no terminan aquí las malas noticias: lo que está perdiendo España es gente en edad de trabajar y con ganas de hacerlo (sean ocupados o parados), la población activa.

Los datos del primer trimestre muestran una caída de activos de 187.000, la mayor de toda la serie histórica, que empieza en 1976 (hubo una caída mayor en 2001, pero fue por un cambio metodológico en la EPA). Y esa pérdida de actividad se manifiesta de forma distinta según nacionalidad: en el caso de los españoles, tienden a pasar a la inactividad (se desaniman porque no encuentran empleo y dejan de buscar, se jubilan, vuelven a los estudios ante las dificultades para encontrar trabajo...). Así, en el último trimestre, aunque aumenta la población española de 16 años o más (+28.000 personas), aumenta mucho más el número de inactivos (+139.000). En el caso de los extranjeros, lo que hacen es irse del país: en el último trimestre han salido de España 87.500 extranjeros, y en el último año, 388.200.

Los parados, cada vez en peor situación

Así, aunque el número de parados se haya reducido en 2.300 personas respecto al final del año 2013, los que sigue habiendo son muchísimos (5.933.300, el sexto peor dato de la historia) y su situación es cada vez peor. El número de parados de larga duración (los que llevan así al menos un año) vuelve a subir y son ya 3.657.600, el 61,64% del total (un punto más que en el trimestre anterior). El número de hogares con todos sus miembros activos en paro ha aumentado en el trimestre en 53.100, y suman ya 1.978.900, y el paro juvenil vuelve a repuntar hasta el 55,5%, frente al 54,9% del trimestre anterior.

Los datos de la última EPA abundan en la impresión de que, aunque la destrucción de empleo es menos violenta que en otras ocasiones, lo que no se está consiguiendo es crear empleo. Una nueva serie de datos que ofrece la EPA desde este trimestre así lo evidencia: los flujos de entrada y salida de la ocupación, la cantidad de gente que consigue y pierde trabajo en el trimestre. En el primer trimestre de 2014, la salida de la ocupación alcanzó a 1.238.500 personas, la más baja de los últimos años para el primer trimestre del año; pero la entrada en la ocupación afectó a 1.083.100, que no sólo es un número menor al de salidas, sino que además es uno de los ritmos de entrada más bajos de los últimos años. Conclusión: la destrucción de empleo puede estar tocando fondo, pero lo que no se anima es la creación de empleo.

Montoro: "Esta tendencia que estamos viviendo se reafirmará en abril"

Toni Ferrer (UGT): "El descenso es claramente insuficiente porque también se ha destruido empleo"

Ramón Gorriz (CCOO): "Los resultados indican que tenemos un país que se encoge"

Valeriano Gómez: "No vemos apenas ni una sola mejora cuando analizamos los datos"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?