Sábado, 21 de Mayo de 2022

Otras localidades

El fiscal de Nuremberg cree que es un error que España limite la Justicia Universal

Entrevista concedida a la Cadena SER después de su intervención en el Primer Congreso Internacional sobre Jurisdicción Universal

Benjamín Ferencz, el fiscal de fiscal de Nuremberg, atiende a la Cadena SER

Benjamín Ferencz, el fiscal de fiscal de Nuremberg, atiende a la Cadena SER / JAVIER ÁLVAREZ

Benjamín Ferencz nos ha contado con su penetrante mirada azul que todavía se despierta por las noches al recordar lo que vio con 27 años cuando se convirtió en el fiscal del mayor juicio de la historia: el juicio contra los criminales nazis en Núremberg. Ha calificado la prisión de Guantánamo como un centro de tortura ilegal y el secuestro de las 200 niñas en Nigeria como un crimen de Lesa Humanidad.

Esta es la entrevista concedida a la Cadena SER después de su intervención en el Primer Congreso Internacional sobre Jurisdicción Universal que se celebra en Madrid.

"Estoy muy contento de haber sido invitado a esta conferencia, porque tengo mucho respeto por Baltasar Garzón, por su coraje, su habilidad como abogado intentando traer justicia al mundo. Y he gastado parte de mi vida intentando alcanzar los mismos objetivos. Así que cada vez que tenemos una oportunidad para juntarnos y compartir los mismos ideales y difundir las ideas a otras personas, siempre estoy contento de contribuir".

¿Para qué sirve un Congreso como este?

La mayoría de la gente no se da cuenta del todo de cuán inhumano puede ser el mundo. Estamos haciendo muchos progresos en conseguir reconocimiento sobre que todos tenemos derechos humanos, y siempre ha sido mi objetivo como fiscal, cuando era joven y también ahora como persona muy mayor la lucha por los derechos de todos los seres humanos, vivir en paz y dignidad sin tener en cuenta su raza o credo. Los que desafían esas normas persiguiendo y asesinando gente inocente deberían ser traídos ante un juez para que no puedan repetirlo.

¿Cree que España ha perdido su prestigio internacional con la nueva justicia universal?

Si he entendido bien la pregunta, cualquier gobierno que actúa contra los intereses de los seres humanos está cometiendo un error, porque a la larga las opiniones de la gente prevalecerán y la gente sólo quiere vivir en paz y armonía con su familia. La aproximación política a la vida humana que desprecia los derechos humanos no podrá sostenerse por sí misma durante mucho tiempo.

¿Cuánto tiempo puede durar el error?

Cuando el pie del tirano se posa sobre el cuello del ciudadano, la ciudadanía se levantará y protestará y tomar la iniciativa.

¿Qué piensa del auge de los partidos ultra nacionalistas?

Todo el mundo tiene derecho a tener su propia opinión en política, pero cuando usan esa libertad como una razón para matar a sus oponentes no es tolerable, y deberían ser suprimidos por cualquier medio.

¿Recomendaría a la gente no votar a estos partidos?

Yo ciertamente no me involucraré en la política española, y no haré recomendaciones sobre un tema del que sé muy poco.

¿Su respuesta es muy educada?

Intento ser muy educado

¿Qué opina sobre las denuncias de crímenes contra la Humanidad en China?

Creo que los crímenes contra la humanidad no son algo que deba aprobarse sea donde ocurran, ya sea en China o en Tombuctú o en USA o en cualquier lugar. Los crímenes contra la humanidad son crímenes y las víctimas son seres humanos, y la gente no debería estar preparada para aceptar esas acciones sin rechazarlas y sin tomar medidas legales para prevenir que vuelvan a suceder.

¿Cuál es la mayor injusticia que ve hoy en día?

La mayor injusticia en el mundo de hoy es el uso de la fuerza armada, de forma ilegal, que es cuando no es en defensa propia y cuando no está aprobado por el consejo de seguridad de la ONU. Eso es ilegal y debería ser condenado como un crimen contra la humanidad. Desafortunadamente, eso todavía existe en el mundo, porque nuestra maquinaria judicial todavía no está lo suficientemente desarrollada para tener efecto, pero estamos moviéndonos en esa dirección, tenemos una corte criminal internacional, tenemos un cortes internacionales para crímenes en Ruanda y en Yugoslavia, que es una desgracia que dejáramos que sucedieran esos crímenes después del Holocausto y no los previniéramos, pero tenemos que intentar prevenirlos allá donde ocurran.

¿Ganará finalmente la Justicia contra los crímenes de la humanidad?

Nunca tendremos un resultado perfecto y nunca vamos a eliminar todos los crímenes, pero eso no significa que debamos abolir los juzgados o aceptar el crimen, sino hacerlo lo mejor que podamos. Debemos tener en mente que las cortes como las que tuvimos en Núremberg sólo son un pequeño ejemplo de los crímenes que ocurrieron, demostraron al mundo lo terrible que realmente fue y esperamos que en el futuro se reconozca. Y que si alguien quiere hacer lo mismo acabará también ante un juez.

¿Qué opina de que Estados Unidos no suscriba los principales tratados internacionales contra el crimen?

Estados Unidos ha sido un líder en el mundo en el jurado de Núremberg, por ejemplo, condena crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra y apoya la idea de que todos somos iguales, incluso aquellos que van a ser juzgados. El principio está claro: los Estados Unidos son una gran democracia y hay diferencias de opinión, como debe ser, siempre habrá gente con una visión distinta sobre otra gente, eso es lo que estás viendo ahora. Y cuando tienes una mayoría política, los candidatos deben tener cuidado de no ofender al otro sector, sea cual sea, pero no es correcto hablar de "los americanos" o "los Estados Unidos" en general, es una mezcla de mucha gente y muchos puntos de vista y puedo asegurarte que la mayoría de la población allí están muy de acuerdo en tener un mundo pacífico y humano sin intentar conquistar al resto del planeta.

¿La creación de Guantánamo fue ilegal?

Cualquier situación en que una persona es sometida a la tortura se está cometiendo una ilegalidad. Una violación de una ley universal que es aceptada mundialmente. Siempre hay una tentación de forzar al enemigo, pero tiene que ser dentro de los límites de la ley. No se puede torturar a la gente porque no esté de acuerdo contigo.

¿El secuestro de Boko-Haram?

Absolutamente, se trata de un crimen contra la humanidad, y no tiene que ser tanta gente. Pero es una desgracia, sería una desgracia si nuestra sociedad aceptara estos hechos y no los condenara. Es un crimen terrible y debería ser un crimen universal, secuestrar gente y abusar de ellas no es algo que una sociedad civilizada debería tolerar en absoluto.

¿Tiene usted alguna idea para rescatar a estas chicas?

Asumo que ahora mismo están haciendo todo lo que pueden para encontrarlas, y eso es solo el principio. Pero es más un problema de fundamento: hay que cambiar el modo en que la gente se siente y piense sobre la ley. Tenemos que construir una sociedad más tolerante y compasiva y dispuesta al compromiso, tener mejor acceso y aceptación a los límites existentes. En este momento nos hemos dejado llevar por eslogan, por banderas, por música, y no pensamos sobre las consecuencias humanas. Tendrá que pasar mucho tiempo hasta que la gente esté preparada para eso, pero cuanto antes empecemos a pensar en esos términos, antes tendremos una vida más feliz y pacífica.

¿Cuál fue la tarea más complicada en Nuremberg?

Yo fui el fiscal jefe en Nuremberg contra los escuadrones alemanes de exterminio, cuyo trabajo era eliminar a todos los enemigos potenciales del Reich cuando el ejército entró en Polonia y avanzó. Fue el trabajo que realizaban, asesinar a sangre fría a los judíos, los gitanos y los oponentes del nacionalsocialismo, mataron a más de un millón de personas, incluidos niños. Todos fueron encausados, 13 of mosenth death, yo presenté el caso después de dos días, después de reunir todas las pruebas de sus crímenes, sus informes, que mandaban todos los días a Berlín. Entonces tenía 27 años. En tiempos más modernos, cuando ya habíamos creado en la corte penal internacional, y yo trabajé para crearla por muchos años, fui invitado por el fiscal, para hacer el alegato final. En ambos casos, lancé el mismo mensaje, un mensaje por la humanidad, la ley: cuando tenía 27 años y cuando tenía 92. Y sigo lanzando el mismo mensaje.

He seguido las mismas ideas, fui un investigador en la guerra, he visitado la mayoría de campos de concentración cuando se producían las liberaciones, he visto lo que pasó a los prisioneros españoles que se oponían al régimen de Franco, y he visto los asesinatos en masa. Y eso desde luego que produjo una gran impresión en mí, y he pasado el resto de mi vida intentando prevenirlo. Que es lo más importante. Fui un soldado en la guerra, paré la guerra y traté de rehabilitar a las víctimas, y prevenir que volviera a suceder fue el trabajo más difícil, y sigue siéndolo.

Pero he estado haciendo esto a través de la educación, de los libros, de los juzgados, y estamos haciendo un buen progreso. Cuando fui al colegio no había nada parecido, por ejemplo, a los derechos de la mujer, no había nada de eso. Muchas cosas han cambiado, y la línea de progreso es clara, pero todavía hay mucho por hacer.

¿Lo más difícil de olvidar?

Nada es olvidable. El horror, que los seres humanos se comporten de una manera tan inhumana ha sido muy impresionante para mí, y a menos que intentemos controlar eso, el resto del mundo está en un gran peligro. Tenemos que hacerlo para nuestra propia supervivencia, tratar a los seres humanos de una forma humana y no como si fueran basura.

¿Le sigue preocupando que no se haya pedido perdón por el holocausto?

Uno de mis grandes enfados en Alemania fue que nunca escuché una palabra de perdón o remordimiento sobre lo que hicieron. Creían que lo que hicieron era lo correcto, en el interés de la defensa de su país y que lo harían otra vez si tuvieran la oportunidad. Esa mentalidad todavía existe, y eso tiene que cambiar, y por eso necesitamos que las nuevas generaciones, los jóvenes, dejen claro que eso no es tolerable. Vivimos en un mundo peligroso.

¿Hay algún recuerdo de esos tiempos que le perturbe el sueño?

Todo sobre aquellos tiempos me inquieta. Ver humanos ser inhumanos con el hombre. Los campos de concentración, la política de alienación de un grupo de personas, la ausencia de remordimientos o arrepentimiento. Es algo que me ha preocupado siempre y todavía me perturba, pero estoy intentando cambiar eso a través de la educación y apelando a que todos los seres humanos recuerden su propia humanidad.

¿Quiere volver a Alemania?

Vuelvo a Alemania muy a menudo.

Pensaba que no quería...

Eso no es correcto, cuando abandoné Alemania, después de los campos de concentración, nunca quise volver. Nadie quiere volver a verlo u oír hablar de ello de nuevo. Pero volví, llamado por el Pentágono y perseguí a los criminales, y he ayudado a las víctimas de los nazis, incluyendo prisioneros españoles. Pero hay una nueva generación, este gobierno alemán, entre todas las personas, me ha dado la medalla más alta al honor en una ceremonia formal en Berlín, y recientemente tuve otra imposición de medalla en agradecimiento por mi trabajo. Por eso no podemos hablar de la Alemania de hoy en día en el mismo tono del que hablamos de la Alemania de entonces, la Alemania nazi. Esta Alemania está comprometida a prevenir estos crímenes contra la humanidad.

¿Cómo podemos ayudar los españoles a combatir los crímenes contra la humanidad?

Los españoles tienen una larga tradición de apoyar la ley internacional, y en mis libros he citado a la Universidad de Salamanca, un centro para las primeras fundaciones en torno a la ley. Tienen una gran tradición y deberían estar a la altura, España es un país importante de Europa a pesar de la crisis económica, y tienen una oportunidad de tener una gran influencia. Baltasar Garzón y su fundación están intentando hacer precisamente eso, y estoy muy contento de haber sido invitado y ver que tenemos un auditorio lleno de españoles en Madrid viniendo a escuchar a expertos describiendo los pasos para castigar los crímenes universal y que sean castigables en cualquier lugar, que los criminales sepan que no tienen un lugar donde esconderse, siempre será buscado por un juzgado y llamado a declarar. Nuestro gran objetivo debería ser ese.

Francisco Espinosa: "Con un Núremberg en España se hubiera sentado en el banquillo"

Benjamín Ferencz, sobre Guantánamo: "No se puede torturar a la gente porque no esté de acuerdo contigo"

Benjamín Ferencz, sobre la justicia universal: "Cuando el pie del tirano se posa sobre el cuello del ciudadano, éste se levantará y tomará la iniciativa"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?