Sábado, 21 de Mayo de 2022

Otras localidades

Dos cofradías de Jaén piden el indulto a condenados por defraudar 16 millones

Las cofradías alegan que los condenados son "hombres de negocios respetables que proporcionan trabajo a numerosas familias" en la localidad jienense de Mancha Real

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha pedido al juzgado de la Audiencia Nacional que los condenó que informe sobre la petición de indulto a los defraudadores

La Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Señor de la Misericordia Siervos de Nuestra Señora de la Salud y San Juan Evangelista, y la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores y Santísima Virgen de la Soledad, ambas "con sede canónica en la Iglesia Parroquial" del municipio jienense de Mancha Real, de unos 11.000 habitantes, han pedido el indulto por Semana Santa a dos de los condenados en el caso Cofiman: un fraude a la Hacienda Pública a gran escala en todo el país con base en Jaén.

Hace dos años el juzgado central de lo penal de la Audiencia Nacional los condenó junto a otros 30 acusados por crear una trama organizada en el sector informático de empresas pantalla con uso de testaferros, para el fraude masivo del IVA e Impuesto de Sociedades.

En cambio, en su petición de indulto las cofradías dicen que los condenados son "hombres de negocios respetables que con su labor proporcionan trabajo a numerosas familias". Añaden que "no han causado un perjuicio a terceros". Pero el fraude a la Hacienda Pública fue de más de 16 millones de euros, que los condenados no han devuelto. Se han declarado insolventes y están pagando 20 euros al mes.

Las cofradías han remitido su petición de indulto al Ministerio de Justicia, que la ha reenviado al juzgado central de lo penal de la Audiencia para que informe al respecto. Con ese y el resto de dictámenes pertinentes, el Consejo de Ministros decidirá.

Más de 200 encarcelados por defraudar a Hacienda no han devuelto el dinero

En España se estima que hay algo más de 200 personas que cumplen penas de prisión en la actualidad por defraudar a Hacienda que no han devuelto el dinero, según fuentes jurídicas.

Las penas suelen ser de un máximo de dos años de cárcel por cada delito fiscal con lo que, según los expertos, muchos prefieren cumplir la condena antes que devolver lo estafado al erario público.

Además, en ausencia de antecedentes, la mayor parte nunca acaba con sus huesos en prisión y por supuesto, en raras ocasiones hay un cumplimiento íntegro de las penas, lo que anima a los condenados a ser morosos con la Hacienda Pública.

Esta semana, el mismo juzgado central de lo penal de la Audiencia ha protagonizado un caso anómalo en el juicio a los exdirectivos de Caixa Penedès: Los cuatro condenados no han acabado en la cárcel, pero la justicia ha conseguido que devuelvan los 28,6 millones de euros de los que se apropiaron de forma indebida. Los cuatro, Ricard Pagès, Manuel Troyano, Santiago José Abella y Juan Caellas han reconocido su culpabilidad. Que incumplieron los deberes de cualquier administrador de una sociedad y que su conducta fue "maliciosa e insidiosa".

¿Cómo funcionan los indultos en España?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?