Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

ENTREVISTA

Alberto Chicote: "No sé hacer las cosas a medias tintas, soy un tío muy impulsivo"

Antena 3 ya graba la segunda temporada del talent 'Top chef' que seguirá capitaneado por el cocinero Alberto Chicote

Alberto Chicote, cocinero y juez de 'Top Chef'

Alberto Chicote, cocinero y juez de 'Top Chef' / ATRESMEDIA

Alberto Chicote es como sus chaquetas de cocinero diseñadas por Agatha Ruiz de la Prada. Como ellas, llama la atención por su impulsividad, porque no tiene pelos en la lengua, porque no persigue la expresión rebuscada, porque dice las cosas para que se entiendan. Y como sus chaquetas, Alberto Chicote es pasional. Tan coloridas ellas que se alejan del depresivo blanco tradicional en los chefs o del sobrio negro tan de moda en la alta cocina. Alberto Chicote emana fuerza e ilusión en aquello que le ocupa. Su ingrediente secreto, el corazón.

"Sigo siendo el mismo tipo de antes, pero las cosas que me ocurren han cambiado"

"Tener trabajo ahora mismo y poder estar en marcha en este país no es ninguna broma"

"Me cuesta cocinar sin echar mano de algunos productos y maneras más propias del mundo oriental que del nuestro"

"Las cosas no son de un modo particular, sino del modo en que tú las ves"

"Todo lo que te rodea es una fuente inagotable de inspiración"

"Con dedicación, esfuerzo y corazón es más fácil hacer las cosas"

Lo pone en todos los platos de su vida. Corazón ha puesto en su profesión de cocinero desde que con tan solo 17 años pisase ese primer fogón de la Escuela de Hostelería de Madrid. Casi 30 años después [cumple 45 años el mismo día de esta entrevista] Alberto Chicote acumula premios y reconocimientos, pero sobre todo atesora una trayectoria que le ha ensañado que en la vida el punto de cocción exacto es el que proporciona el entregarse por completo en la idea o proyecto en el que crees.

Como chef, su más reciente apuesta se llama Yakitoro, una taberna en la que Chicote vuelve a encontrar nexos entre la gastronomía nipona y la española, dejando el elitismo únicamente para el paladar. En Yakitoro, Chicote hace de la sencillez la mejor virtud para ofrecer una multitud de creaciones cuyos precios oscilan entre poco más de dos euros y algo más de cinco.

También vive volcado desde 2012 en el mundo de la televisión. La Sexta lo convirtió en su Gordon Ramsay y poniéndolo al frente de la adaptación española de 'Pesadilla en la cocina'. Las tres temporadas emitidas de este espacio han duplicado ampliamente la media de la cadena y han convertido a Chicote en un todoterreno comunicador. En el canal principal del grupo, Antena 3, estrenó en 2013 la adaptación española de otro exitoso formato televisivo relacionado con la gastronomía: 'Top chef'. La primera temporada del programa promedió un 17,8% de share y casi 3 millones de espectadores, luchando de tú a tú contra 'La voz'. Desde hace unas semanas, 'Top Chef' ya graba su segunda temporada que será estrenada, previsiblemente, este otoño en Antena 3. Él seguirá capitaneando este talent gastronómico en el que el trabajo en equipo es tan importante como en cualquier cocina en la que ha trabajado.

Dice Chicote en la entrevista que las cosas no son de ninguna manera en concreto, sino que van en función de cómo las ve cada uno. Él las ve a través del cristal de la dedicación, del esfuerzo y de la ilusión. Así mira Chicote la realidad. Así y con sus inseparables chaquetas de cocinero.

Antes de nada, ¿cómo te viste tú en 'El Club de la Comedia' debutando como monologuista?

Bien. Hombre, me vi mejor cuanto estuve allí porque es más grato ver a la gente que verte a ti mismo... Yo me lo pasé muy bien, me divertí mucho cuando lo hice.

Ahora estás sumergido en las grabaciones de 'Top chef' que casi has encadenado con las de 'Pesadilla en la cocina', sumado esto a tu trabajo como chef... ¿Es difícil ser Alberto Chicote, como se decía en tu monólogo?

Vamos a ver, lo del monólogo era una cuestión de sacarle la punta graciosa a las cosas que me ocurren. Para mí, este mundo que se me viene encima [la televisión y la popularidad] es algo ajeno. Yo sigo siendo el mismo tipo de antes, pero las cosas que me ocurren han cambiado.

Cuando hablé con los guionistas que luego dieron forma al monólogo me dijeron que les contara las cosas que me ocurren. Todas las cosas que cuento en el monólogo ¡me ocurren de verdad!

Es divertido. Son cosas que nunca te puedes imaginar que te ocurran. Unas te despiertan momentos de risa y otras momentos más tiernos.

Sí, pero imagino que estarás saturadísimo con tu trabajo como cocinero y luego todo este tema de la tele: programas, grabaciones, entrevistas...

Pues sí. Ahora, la verdad, trabajo mucho. Yo disfruto con lo que estoy haciendo, así que no tengo esa sensación de decir "joe, tengo que ir a trabajar". Además, ¡Qué demonios, David! Tener trabajo ahora mismo y poder estar en marcha en este país no es ninguna broma.

"'Top chef' es un programa muy exigente que pretende poner contra las cuerdas a una serie de profesionales"

Pues sí, la verdad. Ahora que dices esto. ¿Tú notas en tu restaurante, en el día a día, -quizá la tele es un mundo menos apegado a la realidad- eso de que en España tener trabajo es una gran bendición?

Sí, no te quepa ninguna duda. Mucha gente que pasa por allí y te dice "mira, que estoy buscando trabajo" y te deja el currículum. Hay gente que tiene de verdad necesidad de trabajar. Yo, de momento, en la plantilla de Yakitoro [su nuevo restaurante] somos veintitantos... Me gustaría poder acoger a muchísimos más, pero no puedo.

Ya estáis inmersos en las grabaciones de esta segunda edición de 'Top Chef', ¿qué esperas tú de los participantes, profesionales de la cocina que emprenden esta aventura?

Ya llevamos grabados casi 10 programas, llevamos unas semanas ya. Tanto Susi [Díaz], como Yayo [Daporta], como todo el equipo y yo estamos súper contentos porque todos los concursantes han venido desde el principio a darlo todo, y eso nos hace sentir muy bien.

Hacemos un programa que es muy exigente, que pretende poner contra las cuerdas a una serie de profesionales para que muestren cuál es el mejor y nos esperamos, precisamente, lo que nos están dando: entrega a tope.

La entrega... ¿No ver la entrega y el compromiso entre los participantes de 'Top Chef' o entre los miembros de algún restaurante de los que visitas en 'Pesadilla en la cocina', es lo que peor llevas?

Claro. Para sacar un proyecto adelante, sea el que sea, te tienes que poner 100% a hacerlo con todo el corazón. Si solo pones un porcentaje menor, al final las cosas no van a salir como deben.

Yo a un restaurante o al equipo que está ahí le pido el 100% y me pido a mí el 100% y a un concursante que sueña con ganar 'Top Chef' no solo le pido, sino que le digo que solamente con el 100% van a tener una oportunidad.

Cuando veo 'Pesadilla en la cocina' o veo 'Top Chef' pienso, ¿qué tiene que tener un tipo que se ponga un delantal y quiera estar al frente de una cocina y también al frente de un negocio como es un restaurante? Serán muchos los que sabrían llevar una cocina, pero no un negocio...

La mayoría de las veces, lo primero que hay que poner es todo el corazón, todas las ganas y muchísima ilusión y pasión. Y transmitírselo eso a los clientes, para que sepan que le estás poniendo eso encima de la mesa.

En un concurso como es 'Top Chef', evidentemente, tienes que poner todo tu conocimiento, toda tu creatividad, concentración, disciplina... Todo lo que tengas a mano para superar ese reto.

¿Alberto Chicote es como vemos en televisión: pasional, directo, visceral, campechano...?

Posiblemente yo estoy haciendo esto porque es la manera que yo tengo de ser. No sé hacer las cosas a medias tintas y sí, soy un tío muy impulsivo; visceral, como tú dices... Igual por ese motivo, alguien que buscaba gente para acometer un proyecto como 'Pesadilla en la cocina' pensó que yo podía ser la persona idónea.

¿Crees que fue un gran paso en tu vida meterte en la televisión o te has arrepentido de alguna manera?

Yo estoy encantado. De hecho, si no lo estuviera, lo habría dejado y ya está. Tengo otras maneras de ganarme la vida. Ahora, esto me satisface, me llena y me hace disfrutar mucho. Si algún día dejo de disfrutarlo y me deja de gustar, buscaré otra manera de trabajar.

Alberto Chicote, Yayo Daporta y Susi Díaz, jueces de 'Top Chef 2'

A mí, cocinar me gusta mucho y lo llevo haciendo casi 30 años. No va a suponer un problema.

Una de tus grandes especialidades es la fusión entre la gastronomía española y la japonesa, ¿qué has aprendido de la cultura nipona?

Yo empecé en el 98 a fusionar la cocina española con la japonesa porque me parecía que tenían puntos donde se auto-rellenaban, donde había finura y elegancia se podía compaginar con cosas de nuestra comida. Me siguen pareciendo que son dos mundos que se pueden coordinar de una manera muy elegante y a mí eso me satisface.

Ahora, me cuesta cocinar sin echar mano de algunos productos y algunas maneras que tienen más que ver con el mundo oriental que con el nuestro.

Cuando vas por la calle, paseando tranquilamente, sin que nadie te reconozca, ¿qué es lo que ves? ¿Te inspira la realidad de alguna manera?

Procuro mantenerme muy alerta de las cosas que me ocurren. Las cosas no son de un modo particular, sino del modo en que tú las ves. Soy muy consciente de que hay un montón de cosas a mi alrededor que me podrían sugerir algo para cocinar o para vivir. Son cosas que si no estás atento, si no las haces pasar por tu filtro, te las vas a perder. ¿En cuántas ocasiones no hemos sido capaces de ver algo que estaba a nuestro alrededor y que alguien sí ha sido capaz de hacerlo y lo ha aprovechado?

Todo lo que te rodea es una fuente inagotable de inspiración e información. Si estás atento y eres capaz de coger, lo podrás aprovechar.

¿Eres de los que echan un vistazo a la competencia, en este caso a 'MasterChef'?

Cuando tengo tiempo, desde luego que lo veo. Pero ahora mismo, como te puedes imaginar, entre las grabaciones, entre mi nueva taberna y todo el rollo... me queda muy poquito tiempo para ver la tele. Casi te diría que cuando veo alguno de mis programas es como que tengo hacer un parón obligado porque si no, tampoco tendría tiempo.

¿Qué es más difícil: juzgar a un profesional de la cocina que acude a un programa como 'Top Chef' o juzgar a un aficionado que pone toda su pasión en cocinar, como hacen en 'MasterChef'? Además, en esta segunda edición de 'Top Chef' habrá cocineros amateurs que puedan retar y batirse contra los profesionales...

La dificultad es pareja, son solamente diferentes criterios los que tienes que establecer. No es lo mismo juzgar errores o aciertos de un profesional que debe conocer determinadas cosas y al que no le debes pasar determinados errores, que a alguien que es amateur y hay factores que no tiene por qué conocer. Lo que cambia es el criterio.

¿Qué ingredientes principales tiene el plato de Alberto Chicote como persona? ¿En qué crees?

Creo mucho en el esfuerzo, creo mucho en la dedicación, la continuidad, en la fidelidad... creo mucho en un montón de factores que a mí me hacen seguir para adelante. Creo mucho en el trabajo en equipo. Hay muchas cosas que a mí me despiertan sensaciones importantes.

Estas que te he dicho son ingredientes fundamentales para vivir la vida tal y como yo la entiendo.

Disciplina, esfuerzo, fidelidad... Muy japoneses esos ingredientes...

Son iguales que aquí. Funcionan allí, aquí y en cualquier otro sitio. Con dedicación, con esfuerzo, con corazón, con ganas, con ilusión, con pasión... es más fácil hacer las cosas aquí, allí y en el lugar que sea.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?