Últimas noticias Hemeroteca

La tecnología, un salvavidas para la industria textil

Un 22% del sector en España, optimista con la innovación

El textil técnico, que se define como unos productos adaptados a unas necesidades específicas, permite recuperar la esperanza de la industria textil, uno de los sectores más afectados por la crisis. Y es que durante los últimos seis años esta situación se ha llevado por delante un tercio del sector, entre empresas y empleados que han perdido su puesto de trabajo. Un contexto al que además se le suma una fuerte competencia que llega desde países como China e India, cuya experiencia se basa en una mano de obra mucho más barata.

Con este desolador panorama, las empresas textiles parecen haberse acogido fuertemente a la premisa de "renovarse o morir", y se han visto en la obligación de reinventarse y de incluir en sus productos un elemento que está a la orden del día: la tecnología. "Los sectores tradicionales necesitan nuevas tecnologías", según ha asegurado en la rueda de prensa el director general de Cotec (fundación para la innovación teconológica), Juan Mulet.

Para ello, Cotec ha presentado un documento con el que pretende demostrar las oportunidades de negocio que ofrecen los "textiles técnicos". Por ejemplo, según ha explicado Laura Santos, técnica de competitividad e innovación de ATEVAL (Asociación de empresas textiles de la Comunidad Valenciana), existen productos para el hogar, como unos toldos que protegen de los rayos ultravioleta, un body con un dibujo estampado en el pecho que cambia de color si el niño tiene fiebre o hasta un vestido con el que ya ha posado la cantante Nicole Scherzinger y que se activa por Twitter.

Existen diferentes sectores que ofrecen amplias oportunidades de negocio como la medicina, sanidad e higiene, dirigidos a actuar de barrera contra bacterias o a ser impermeables; la protección personal, principalmente dirigidos a defensa, cuerpos de seguridad bomberos o personal de industria nuclear; o para el deporte, que incluye tanto las prendas de indumentaria como los diversos artículos empleados en las distintas actividades deportivas.

La demanda de estos productos está creciendo cada vez más. Tanto es así, que el consumo de los textiles técnicos representa, actualmente, un 26% del consumo mundial de materiales textiles y ha pasado de representar casi 14 millones de toneladas en 1995 a cerca de 24 millones de toneladas en 2010, según el informe Technical Textil and industrial nonwovens: World market forecast 2010.

Pero lo cierto es que a España, en este aspecto, todavía le queda mucho recorrido. Y es que mientras que los textiles técnicos representan en Japón un 42% o en Estados Unidos un 35%, nuestro país tiene una facturación del 12%. Aún así, José Vicente Serna, secreterio general de ATEVAL, se muestra optimista: "Después de diez años estamos empezando a crear empleo".

Serna ha explicado como la exportación ha incrementado un 50% durante los últimos años. Además, estos nuevos productos ya representan el 6% de la producción, el 7% de la importanción y el 6% del empleo. "Estamos convencidos de que se consolidará el sector y de que se crearán nuevos puestos de trabajo", asegura el secretario general de ATEVAL. "Lo que todavía nos hace falta es organizarnos", apunta Antonio Serna, el responsable de medio ambiente.

Pese a todo, la situación todavía es algo delicada para el sector. Y es que aunque se presenten las novedades para seguir creciendo, abrirse paso en una industria que ha sufrido tanto desde la llegada de la crisis no es una tarea sencilla. De esta manera, Laura Santos ha explicado que cuentan con el apoyo financiero de los diferentes institutos especializados en el sector como el Instituto Teconológico Textil de Alcoy (AITEX) o el Institut d'investigació Téxtil i de Cooperació Industrial de Terrassa (INNOTEX CENTER).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?