Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 22 de Julio de 2019

Otras localidades

Polos de sandía

Polo de sandía. /

¿A quién no le gusta un polo o un helado? Son fáciles y rápidos de hacer, y además sirven para que los niños tomen fruta sin protestar. Como molde podemos usar vasitos de plástico o cualquier cosa que se nos ocurra (vasos de chupito, moldes para madalenas) y, como palito, los clásicos de madera, ramitas de canela o apio, pajitas... ¡La imaginación al poder! Y un último truco: siempre conviene echar un poco de zumo de limón a la mezcla porque aporta efectos antioxidantes, antibacterianos y realza los sabores y colores. ¡A divertirse! Escucha la entrevista a Sandra Mangas en Hoy por Hoy: * Esta receta aparece en el libro Polos & Helados (El País Aguilar, 2014).

Polos De Sandía

Autor:

Tiempo: 25 horas

Raciones: 9

Polos de sandía

Ingredientes

  • 350 g de sandía cortada en trozos y sin semillas
  • 9 cucharadas de azúcar (5 para la sandía, 2 para el kiwi y 2 para el limón)
  • Zumo de limón
  • 1 puñado de chips o bolitas de chocolate
  • 200 ml de agua muy fría (150 para la capa de limón y 50 para la de kiwi)
  • 1 kiwi pelado y troceado

Elaboración

  1. Comenzamos preparando la capa de sandía. Para ello trituramos la sandía con 50 gramos de azúcar y el zumo de medio limón.
  2. Repartimos la mezcla en los moldes y la llevamos al congelador.
  3. Pasada una hora, la mezcla habrá empezado a congelarse, aunque no estará del todo sólida. Con ayuda de un palito de brocheta, vamos empujando los chips de chocolate y los colocamos donde queramos que queden las 'semillas'. Si no está suficientemente congelado, dejamos otra media hora más.
  4. Colocamos los palitos y mantenemos en el congelador un mínimo de 4 horas.
  5. Pasado este tiempo mezclamos los ingredientes de la capa de limón (50 ml de limón, 150 ml de agua muy fría y 2 cucharadas colmadas de azúcar), y vertemos una capa en cada molde.
  6. Llevamos de nuevo al congelador, al menos dos horas.
  7. Cuando la capa de limón esté totalmente congelada, preparamos la capa de kiwi simplemente triturando el kiwi con dos cucharadas de azúcar y 50 ml de agua muy fría.
  8. Vertemos una capa de kiwi en cada molde. Llevamos al congelador y lo dejamos 24 horas antes de su consumo.
  9. Desmoldamos los polos sacándolos del congelador y pasando agua templada por la base y los laterales del molde.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?