Domingo, 17 de Enero de 2021

Otras localidades

ATLETISMO | EUROPEO DE ZÚRICH

Javi Guerra pierde la medalla en los últimos metros de un maratón agónico

El segoviano termina cuarto en el maratón del campeonato de Europa después ir en posición de bronce durante los últimos kilómetros de la prueba

Corredores durante la maratón del campeonato de Europa de Zurich.

Corredores durante la maratón del campeonato de Europa de Zurich. / REUTERS

El segoviano Javier Guerra Polo ha terminado cuarto en el maratón del campeonato de Europa en Zurich, después de una espectacular remontada y de ser adelantado en los metros finales cuando marchaba en posición de medalla de bronce. La dureza del recorrido y algunos problemas estomacales ha impedido que el segoviano pudiera luchar por la medalla en los últimos compases cuando ha sido adelantado por el ruso Reunkov.

Existen dos reglas no escritas en el maratón: que es una prueba cruel, y que empieza a partir del kilómetro treinta. Son dos normas avaladas por incontables antecedentes que este domingo han querido descargar toda su verdad sobre Javier Guerra Polo: en una carrera aún más agónica que la de mujeres, el segoviano ha sido cuarto, después de hacer lo imposible para remontar y luchar por las medallas, y después de que un ruso llamado Aleksey le haya adelantado en el último suspiro para dejarle fuera del pódium.

En la línea de meta, un abrazo entre Guerra y su entrenador, Antonio Serrano, que después de quedarse sin uñas que morder también intentaba poner orden en sus emociones, entre la alegría de una carrera impecable y la decepción de un cuarto puesto. "Estoy muy contento, pero es una pena haber estado tan cerca de las medallas", ha dicho Guerra en zona mixta con cara de circunstancias. A pocos metros, el italiano Daniele Meucci celebraba el oro con el que había culminado una remontada completamente épica, mientras los servicios médicos atendían al polaco Chabowski, que pasó de héroe a retirado en apenas diez kilómetros.

"El circuito se ha hecho muy duro, habíamos entrenado muy bien las cuestas para afrontar las subidas", ha dicho a su llegada a meta. Lo cierto es que nada puede reprocharse a este segoviano llegado del barro en esta carrera completamente agónica desde principio a fin. Se nota que aprendió la lección después de ver lo que las cuestas del circuito de Zurich le habían hecho a los gemelos de su compañera de entrenamientos Alessandra Aguilar, y salió comedido desde el principio, incrustado en un grupo de cabeza que ni contempló seguir los ritmos suicidas del polaco Chabowski. Sembrar para recoger y luego sufrir: mientras el polaco echaba el ancla y el italiano Meucci se lanzaba como loco a por el oro, Guerra sacaba la pala y se ponía a recoger cadáveres hasta ponerse en posición de medalla de bronce, amagando incluso con atacar la plata que iba apenas unos metros por delante de él al cuello de otro polaco, Yared Shegumo. Eso, hasta que el cansancio y el estómago quisieron su ración de protagonismo.

Ni la Cruz de Caravaca que lleva al cuello, regalo de su madre, ni todos los gritos que su entrenador le daba desde la meta consiguieron que las piernas de Guerra respondieran al sprint del ruso Aleksey Reunkov, que en apenas kilómetro y medio rompía el corazón de los aficionados españoles y se hacía con el bronce. Una fiesta del agotamiento a la que ha querido sumarse el estómago de Guerra, pidiendo paso y negando un posible sprint final.

Chabowski no aprendió la lección

Una carrera sólo apta para sufridores en la que las cuestas han vuelto a tener su protagonismo, las mismas que ayer acabaron con los gemelos de Alessandra Aguilar, y en la que los corredores han dedicado todos sus esfuerzos en progresar y dar caza al polaco Chabowski. Mucha más contención en los tramos más duros del recorrido, mientras el segoviano Javier Guerra administraba bien sus fuerzas en el grupo perseguidor, en un primer momento luchando por ser finalista y en el tramo final recogiendo los frutos de su estrategia y luchando por estar en el podium.

Una lección de contención que no aprendió el polaco Marcin Chabowski: salió tirando como si no tuviera otra cosa que hacer, y dio espectáculo hasta esa barrera mortal del maratón que son los 35 kilómetros. A partir de ese momento, la mano al costado, gesto de dolor, y suplicando un hueco en las motos de las cámaras de televisión para poder terminar la carrera mientras veía cómo el italiano Meucci primero y el español después le arrancaban las pegatinas sin darle ni las buenas tardes.

Javi Guerra: de la incertidumbre al maratón

La historia de Javier Guerra Polo (Segovia, 1983) es la de un excelente corredor de campo a través que no encontró su sitio en la pista, y tuvo que tirarse a la piscina del asfalto para poder explotar su potencial. Después de ser once veces internacional en cross, fue en 2013 cuando al borde de cumplir la treintena el discípulo de Antonio Serrano dio el salto a la distancia de Filípides: un debut de calidad en 2:12.21 horas que le valió más tarde un más que meritorio decimoquinto puesto en los mundiales de Moscú.

Un corredor selectivo que cuenta sus maratones, tres, por éxitos: el primero, su debut en Coruña donde se proclamó campeón de España. El segundo cuando fue 15º en Moscú, y el tercero hoy en Zurich para ser cuarto. "Es mi tercer maratón, ahora hay que pensar en el mundial", ha dicho el segoviano con el objetivo ya puesto en el próximo campeonato del mundo en la ciudad china de Pekín. Da una medida de la carrera que ha hecho hoy considerar que su tiempo, 2:12.32 horas, está a apenas diez segundos de su marca personal, pero en un circuito con unas cuestas que se han llevado por delante la salud y aspiraciones deportivas de muchos atletas en Zurich.

Hasta ahora España lleva seis medallas en esta especialidad, siendo la última la plata que consiguió Chema Martínez en Barcelona 2010.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?