Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

ATLETISMO | EUROPEO DE ZÚRICH

Ruth Beitia revalida su título de campeona de Europa

La cántabra se proclama campeona europea de salto de altura después de conseguir una marca de 2.01 metros y superar a todas sus rivales

Ruth Beitia celebra la medalla de oro

Ruth Beitia celebra la medalla de oro / ALBERTO POZAS

La cántabra Ruth Beitia se ha proclamado campeona de Europa de salto de altura con una marca de 2.01 metros en Zurich, revalidando así el título que consiguió hace dos años en Helsinki. La otra medalla de la tarde para España ha corrido a cargo de la madrileña Diana Martín, bronce en los 3.000 obstáculos con marca personal.

"Sigo viviendo esta prórroga, este regalazo que me ha dado la vida". Para el que no lo sepa, hace dos años Ruth Beitia anunció que se retiraba del atletismo, a los 33 años de edad y con casi todo ganado. Este domingo, la cántabra se ha fundido en un profundo abrazo con Ramón Torralbo, su entrenador de toda la vida, para celebrar en la pista del Letzigrund de Zurich que se proclamaba campeona de Europa de salto de altura por segunda vez consecutiva. Por segunda vez consecutiva, además, desde que anunció que colgaba las zapatillas para siempre.

Y por una vez en su vida, Ruth ha dejado de ser víctima de las atletas que tienen su día en las grandes competiciones, para convertirse en la depredadora que deja a todas con un palmo de narices: "No han querido dar la vuelta de honor, no sé por qué", comentaba con sorna en zona mixta con el oro al cuello. Sus razones tenían: estaba la rusa Maria Kuchina, que estaba haciendo un concurso impecable. Estaba la croata Ana Simic, que tiene una técnica envidiable. Pero esta vez ha sido Ruth Beitia quien, cuando todo apuntaba a que iba a ser cuarta y mirar de lejos las medallas, ha saltado 2.01 metros a la primera y ha terminado con la competición de repente. Era campeona de Europa, por segunda vez consecutiva, y a sus 35 años ya nadie podía arrebatarle ese éxito.

Precisamente el año que viene, si todo va bien, hará sus particulares bodas de plata deportivas con Ramón Torralbo sobre los listones de Cantabria, y sin pronunciarse sobre su futuro tiene claro que seguirá hasta que el cuerpo aguante, entonando el 'partido a partido': "Primero acabaré esta temporada, y luego empezaré la siguiente, algún día este cuerpo dirá 'hasta aquí hemos llegado' pero hasta entonces aquí me tendréis". De hecho, ha reconocido que dentro de unos días volverá por este estadio de Letzigrund para el Meeting de Weltklasse, en Zurich, para zanjar esos tres intentos tan buenos que ha dejado sobre los 2.03 metros, una vez campeona, sin fuerzas para nada que no fuera celebrar la victoria.

Tres oros encadenados

A nivel de números y estadísticas, lo de Ruth Beitia ya roza lo imposible: se trata de su undécima medalla en un campeonato internacional, entre europeos y mundiales de aire libre y pista cubierta. Encadena de esta manera tres oros a nivel continental: el de Helsinki al aire libre, el de Goteborg en pista cubierta y ahora este. A sus 35 años, ha competido en catorce mundiales, once europeos y tres Juegos Olímpicos: precisamente en esta última es en la única en que no ha sacado una medalla. Su marca de hoy, dos metros y un centímetro, es su segunda mejor marca de siempre, y ha igualado el récord mundial veterano en categoría M-35. Todo eso, en un solo salto para la historia del atletismo español.

Seis medallas y 22 finalistas

Una presea que cierra la actuación española mejorando al anterior europeo pero siendo, a nivel de medallistas, uno de los más flojos de los últimos años. Seis medallas repartidas en: dos oros (Beitia en altura y Miguel Ángel López en marcha), una plata (Borja Vivas en peso) y tres bronces (Diana Martín y Mullera en obstáculos e Indira Terrero 3ª en 400 metros), además de un total de 22 finalistas, es decir, entre los ocho primeros.

Diana Martín, bronce en obstáculos

Por su parte, la madrileña Diana Martín ha conseguido la medalla de bronce en la prueba de 3.000 metros obstáculos en el campeonato de Europa de atletismo en Zurich. La discípula de Antonio Serrano ha sido la que se ha puesto al frente de la prueba al paso por el primer kilómetro, avivando un ritmo demasiado lento, y manteniendo la tercera plaza después de un intenso sprint. Campeona ha sido la alemana Möldner-Schmidt y plata la sueca Fougberg.

Diana Martín ha celebrado este bronce fundiéndose en un abrazo con Ruth Beitia, que en estos momentos también pelea una medalla en la prueba de salto de altura. La primera gran alegría completa para Antonio Serrano en este campeonato: después de la retirada de Alessandra Aguilar y el cuarto puesto de Javi Guerra en maratón, el técnico ha visto triunfar a una de sus alumnas sin matices. Esta madrileña nacida en 1981 lleva más de una década al frente de los obstáculos españoles, aunque la especialidad en la que más se ha prodigado es en el campo a través. Se trata de la primera medalla internacional que saca Diana Martín en su carrera como corredora de obstáculos, después de haber sido olímpica en Londres 2012, haber participado en 4 campeonatos del mundo y en dos europeos. Hasta hoy, su mejor actuación era su octavo puesto conseguido hace dos años en Helsinki.

Eusebio y la maldición de dos centímetros

Sucedió en Moscú el año pasado: Eusebio Cáceres, un alicantino polivalente que ha decidido derrochar su talento en el salto de longitud, se quedaba a un centímetro de la medalla en un campeonato mundial. Y este año, en Zurich, en un campeonato de Europa, ha vuelto a suceder, aunque con nuevos personajes principales: el de Onil realizaba un buen salto de 8.11 metros en su segundo intento, y se metía de cabeza en la lucha por las medallas, pero una lesión en la pierna izquierda le ha impedido seguir saltando, y lo que ha llegado entonces ha sido una agonía. La agonía de ver desde el banquillo y sin poder hacer nada cómo todavía quedaban tres rondas de saltos, y cómo en el último intento el francés Kafetien Gomis saltaba 8.14, tres centímetros más, y desplazaba a Eusebio fuera del podio, hasta el cuarto puesto. "Yo estaba para hacer cualquier cosa, es mala suerte", ha dicho el alicantino en zona mixta, prometiendo dar al atletismo español esa medalla internacional en longitud que se ha resistido, por poco, por segunda vez consecutiva.

Doblete para Farah y caras largas para los españoles

Eran tres españoles ilusionados, y en muy buena forma, pero a día de hoy nada te prepara para un sprint criminal de Mohammed Farah. El británico ha repetido la misma faena de su carrera de 10.000 metros y se ha proclamado campeón en los cinco kilómetros, dejando hacer a los demás y atacando sin pudor en la última recta para hacerse con el oro, y ya van unos cuantos. Por detrás, la armada española se hundía en los últimos doscientos metros, aunque con honor: Roberto Alaiz, el joven león, protagonizaba un gran sprint para ser sexto, mientras que Toni Abadía era octavo y Jesús España, el de siempre, en esta ocasión era undécimo. Los nuestros lo han intentado todo en una de las carreras más lentas de las últimas décadas, pero les ha faltado fuelle en el último empujón.

Silbidos y aplausos para Mekhissi tras ganar el 1.500

La polémica por la descalificación del francés Mekhissi-Benabbad en los obstáculos prácticamente se ha disuelto en las gradas del Letzigrund, pero ha vuelto momentáneamente durante la final de 1.500 metros lisos. El galo ha cumplido con su promesa y ha ganado la carrera, esta vez sin poner los pies fuera del reglamento IAAF, y con una superioridad casi insultante sobre sus rivales, arrancando a correr en la última recta de una carrera más lentas de las que recuerda la historia de los europeos por delante del favorito Ingebrigtsen y el británico O'Hare. Y a su llegada a meta, la cara de incertidumbre: lejos de los aplausos que esperaba, Mekhissi se ha encontrado unos momentáneos silbidos de la grada que han ido decayendo a medida que daba la vuelta de honor. Después, en el pódium, los pocos silbidos se han disuelto en una marea de aplausos del Letzigrund.

Una carrera en la que el balear David Bustos ha revivido sus peores pesadillas: al final de la prueba, otro enganchón como el que le llevó al suelo en semifinales y que han terminado con un atleta irlandés retirado. Al español le han faltado las fuerzas en los últimos 200 metros de una carrera en la que ha tenido las medallas al alcance de la mano.

Mundial 2014|'El Larguero' |'Carrusel' |'SER Deportivos' |'Hora 25 Deportes' |'Play Fútbol' |'Play Basket' |'Punto, SER y partido' |Fórmula 1 |Más deportes

Ramón Torralbo: "Pensaba que éramos cuartos un año más y mira"

El otro protagonista, "la otra mitad de la medalla", como dice Ruth Beitia, es Ramón Torralbo, el entrador con el que el año que viene "si nos respetan las lesiones", la cántabra cumplirá 25 años entrenando. A la salida del estadio y con los ojos todavía emocionados por las lágrimas, Torralbo no ha podido ocultar su satisfacción por el undécimo triunfo internacional de su alumna, más aún en vísperas de sus bodas de plata. Pero el técnico tampoco ha ocultado que pasó miedo durante la competición: "Cuando vi que todas saltaban 1.99 metros a la primera y Ruth a la segunda, ya lo he pensado, cuartos otro año más y mira". También ha reconocido que el cambio de mentalidad en su atleta desde que anunció su retirada se ha hecho notar: "En el pasado ese nulo le habría superado y se hubiera hundido". No ha sido así, y ahora Torralbo sigue mirando hacia adelante, el año que viene les espera un europeo de pista cubierta y un mundial de aire libre: celebrarán 25 años juntos "si las lesiones nos respetan".

Alessandra Aguilar, el dolor de retirarse de un maratón a tres kilómetros del final

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?