Martes, 24 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Condenado a un año de prisión un militar por robar ordenadores del Ejército

El teniente tuvo la ayuda de un sargento para vender los ordenadores, con la venta se embolso casi 18.000 euros

Vendió 28 ordenadores portátiles que había robado del Centro Geográfico que Defensa tiene en Madrid donde estaba destinado. Parte de los ordenadores los vendió por internet y otros directamente a los compradores. El Tribunal Supremo le confirma la condena de un año de cárcel por un delito contra la hacienda pública.

El mando del Ejército aprovecho que tenía acceso al almacén para robar decenas de ordenadores portátiles propiedad de las Fuerzas Armadas. Luego puso anuncios en portales de internet en los que se venden productos de segunda mano (e-Bay, Segundamano.es o Mil anuncios). Además de venderlos a través de internet también los vendió directamente a los compradores. En total vendió 28 ordenadores y se embolso casi 18.000 euros.

El teniente estuvo destinado entre el año 2005 y finales del 2007 en el Centro Geográfico del Ejército que es el mayor archivo nacional de mapas y atlas. Ahora el Tribunal Supremo le confirma la condena de un año de cárcel por un delito contra la hacienda pública.

Faltaban casi 90 ordenadores

En septiembre del 2007 se realizó un inventario que dio como resultado la falta de 50 ordenadores portátiles, luego se realizaron otros dos recuentos y en total faltaban casi 90 ordenadores.

Además de poner anuncios a través de internet, el teniente también vendió algunos portátiles de manera directa con la ayuda de un sargento al que obsequió con un ordenador robado.

Las personas que compraron esos ordenadores pensaban que era una partida preparada para el Ministerio de Defensa, ya que llevaba el sello de la administración pública pero creían que era un excedente que se vendía a un precio más asequible por lo que nunca dudaron de que su procedencia fuera ilícita.

Indicios que prueban los hechos

Uno de los motivos que argumentó el teniente para interponer el recurso ante el Supremo fue que se le había condenado sin pruebas que demostrasen que había robado esos ordenadores.

Los magistrados del Alto Tribunal consideran que hay suficientes indicios que prueban los hechos. Por ejemplo, existen correos electrónicos o justificantes de entrega de los ordenadores donde además del nombre del comprador también figura el del teniente. También hay transferencias que acreditan los pagos al miembro del ejército.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?