Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

PSOE y PSC coordinan su estrategia por si Mas adelanta elecciones

Sánchez se reúne con Iceta, viajará más a Cataluña y buscará desmarcarse del discurso de Rajoy "apelando a la emoción"

"La cosa se pone fea", resumía esta semana un importante dirigente socialista para referirse al escenario que se abrirá en Cataluña mañana mismo, cuando Artur Mas convoque la consulta del 9 de noviembre. En previsión de que la situación se agrave, los líderes del PSOE y el PSC se reunieron este miércoles en Madrid para coordinar su estrategia y prepararse incluso ante un posible adelanto electoral. Los socialistas apoyarán al Gobierno para frenar la consulta pero han acordado señalar a Rajoy como quien puede poner en riesgo la unidad de España si no reacciona y presentarán a los catalanes un discurso que apele a la emoción, al estilo del que Gordon Brown pronunció en Escocia y del que se habla mucho estos días en Ferraz. Pedro Sánchez, que mantiene contactos con empresarios catalanes, aumentará sus visitas a esa comunidad para insistir en la reforma de la Constitución.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se entrevistaron el miércoles en Madrid para abordar lo que el propio Sánchez llama "crisis de Estado". También, según fuentes socialistas, para atar cabos ante la eventualidad de un adelanto de los comicios autonómicos, sin llegar a hablar de listas ni candidatos sino, según las citadas fuentes, para abordar la estrategia electoral y cerrar el compromiso del PSOE con la campaña que haría el PSC.

La estrategia de los socialistas, a quienes las encuestas auguran otro mal resultado en el Parlament, implica alejarse del discurso de Rajoy, conscientes de que muchos catalanes equiparan al PP con el PSOE por el rechazo de ambos a la consulta del 9N. Ferraz, en efecto, apoyará al Gobierno en su recurso, pero se ocupará también de situar a Rajoy como quien pone en riesgo la unidad de España si no accede, al menos, a estudiar su propuesta de reforma constitucional. "Pone en riesgo la unidad por un puñado de votos", llegó a decir Iceta en el último comité federal del partido.

La otra parte de la estrategia pasa por ofrecer a los catalanes un discurso que vaya más allá del rechazo a la consulta. "Hay que apelar a lo emocional, hablar en positivo, dejar de decir que no a todo y todo el tiempo", resume un miembro de la dirección socialista. El ejemplo más citado estos días es el discurso que, poco antes de la consulta escocesa, pronunció el exprimer ministro Gordon Brown para llamar al voto unionista.

La conclusión en Ferraz es que todavía se está a tiempo de encauzar el problema y por eso insisten en la reforma de la Constitución, aunque haya tenido un recibimiento más bien tímido en la primera ronda de contactos de Pedro Sánchez con los portavoces de los demás grupos parlamentarios. El secretario general, que habla también con empresarios catalanes para reforzar esa 'Tercera Vía', prevé aumentar sus visitas a Cataluña.

PSOE y PSC relativizan sus diferencias sobre el derecho a decidir, algo por lo que les preguntan en casi todas las ruedas de prensa que ofrecen sus portavoces. Se ocupan ahora de coordinar la estrategia y el mensaje conscientes de que las perspectivas electorales son malas y, sobre todo, de que la situación puede agravarse tras el rechazo a la consulta y un eventual adelanto de las elecciones. Ponerse feo, por utilizar la expresión con la que un dirigente expresa una preocupación compartida por todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?