Martes, 28 de Septiembre de 2021

Otras localidades

Multas de 900 euros por quemar la foto del rey en la Diada

La Audiencia Nacional condena a dos jóvenes catalanes a pagar sendas multas de 900 euros por delitos de injurias a la corona

Los dos condenados junto con Joan Tardà

Los dos condenados junto con Joan Tardà / ALBERTO POZAS

La Audiencia Nacional ha decidido condenar a pagar 900 euros de multa a dos jóvenes que durante la Diada de 2013 quemaron una pancarta con la foto de Juan Carlos I en la localidad de Mataró. El juez ha dictado sentencia nada más terminar el juicio, señalando que les impone la condena mínima "teniendo en cuenta sus circunstancias socioeconómicas".

La Audiencia Nacional ha impuesto multas de 900 euros a los dos jóvenes que este jueves se sentaban en el banquillo por haber quemado una foto del monarca Juan Carlos I durante la Diada de 2013 en la localidad de Mataró. El tribunal ha declarado probado que participaron en la quema de la foto del anterior rey, defendiendo igualmente que les impone la multa mínima "atendiendo a sus circunstancias socioeconómicas", rechazando que estos actos puedan ser protegidos por el derecho a la libertad de expresión. Ante el tribunal, el abogado defensor ha anunciado que recurrirá la condena ante el Tribunal Supremo, si bien es algo que todavía no tiene del todo claro al considerar que un recurso podría ser más costoso que las multas impuestas.

Condenados por un delito de injurias contra la corona, ambos jóvenes han sido recibidos con aplausos por dos decenas de jóvenes con camisetas naranjas y el mensaje "Yo también quemo la monarquía española", además de por varios diputados como Joan Tardà.

Un "aquelarre" con la foto de Juan Carlos I

La Fiscalía ha defendido que deben ser multados con 10.800 euros cada uno: "Se trata de ofender de manera absolutamente gratuita e hiriente a su majestad por ser símbolo de la unidad y permanencia de la nación española. Se produce un vilipendio y humillación a la figura del Rey, se llega al punto del escarnio y la vejación en que la imagen se pone boca abajo como si estuviéramos en un aquelarre, para provocar la hilaridad", ha defendido el Fiscal para negar que estos hechos puedan ser encuadrados bajo el paraguas de la libertad de expresión. "No era necesario para criticar a la monarquía". El Fiscal ha sacado a colación la sentencia que absolvió a Arnaldo Otegi por asegurar que el monarca era "el líder de los torturadores", alegando que no son casos comparables por ser el dirigente de la izquierda abertzale una figura política en aquél momento, señalando que "lo que hizo fue criticar al Rey como jefe último de la Guardia Civil, no quemar una foto".

"Si hubiera sido yo, lo diría"

Ambos acusados han reconocido haber estado en el lugar de los hechos y haber participado en los preparativos del suceso, pero han negado haber sido los que prendieron fuego a la fotografía de Juan Carlos I, impresa en blanco y negro: uno de ellos ha reconocido ser quien roció el retrato con alcohol de quemar, y el otro quien sujetó la pancarta hasta que otras personas le prendieron fuego. "Si hubiera sido yo, lo diría, pero no fui yo, me aparté para no quemarme", ha dicho uno de ellos, alegando que los allí congregados sólo aplaudieron y leyeron un manifiesto después. El interrogatorio ha tenido que ser interrumpido en varias ocasiones para corregir al intérprete, según el juez el de la Delegación de Gobierno de Valencia, que se ha equivocado en varias ocasiones cuando los acusados han declarado en catalán. Antes de empezar el juicio, que comenzó con una hora de retraso, el juez obligó a ambos acusados a darse la vuelta a las camisetas que llevaban de color naranja con el mensaje "Yo también quemo la monarquía española".

También ha comparecido por videoconferencia en este juicio el policía instructor del atestado del día de los hechos, para afirmar que "no hubo ninguna duda" en su identificación, y que les conocía anteriormente de haber participado en concentraciones no comunicadas, y por haberles identificado en la ocupación anterior de un edificio, así como por fotografías que el propio colectivo subió a las redes sociales identificando a los que en ellas salían. El secretario del atestado también ha comparecido para repetir el carácter clave de estas fotografías en redes sociales para su identificación, mientras que un agente de los Mossos que estaba presente en el momento de los hechos ha negado que una tercera persona participara en la quema, además de los dos acusados.

Que sea considerado como falta leve

La defensa ha solicitado al comienzo del juicio que estos hechos sean enjuiciados en un juzgado de instrucción de Mataró como una falta contra el orden público, y no como un delito de injurias contra la corona, algo que el tribunal ha rechazado de plano antes de comenzar los interrogatorios. "Fue una quema de una fotografía en blanco y negro, no se profirieron expresiones añadidas, no había ninguna frase acompañando ese retrato, sólo se aplaudió y no había medios, no se leyó ningún manifiesto", ha alegado la defensa. "Los tiempos han cambiado", ha dicho el abogado defensor para pedir la absolución de los dos jóvenes.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?