Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 17 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las familias de los muertos del Tarajal se personan como acusación particular

"Queremos que se identifique de una vez los cadáveres, y que condenen a los Guardias Civiles responsables de las muertes de nuestros hijos, que se haga justicia" aseguran a la SER algunos de estos familiares

Seis familias camerunesas de los jóvenes que fallecieron el pasado 6 de febrero junto al espigón de la playa del Tarajal, en Ceuta, se han personado hoy, como acusación particular en la investigación abierta la ciudad autónoma.

CAMINANDO FRONTERAS

Ocho meses después de los polémicos sucesos en los que fallecieron 15 personas, después del uso de material antidisturbios por parte de Guardias Civiles, todavía no se han identificado a todas las víctimas.

Las familias reclaman justicia y que en las tumbas de sus hijos aparezcan sus nombres y no números como hasta el día de hoy. La personación es fundamental para facilitar el procedimiento de identificación. Es decir, desde hoy, al constar en la causa personas perjudicadas por estos hechos, tendrán que ser tenidas en cuenta, lo que hará difícil que la jueza intente volver a archivar las diligencias sin que por ejemplo no se tome pruebas de ADN a los familiares.

El Colectivo Caminando Fronteras y un grupo de abogados de Coordinadora de Barrios ha viajado hasta Camerún para informar a las familias de lo sucedido y ofrecerles la posibilidad de que se personaran en las diligencias previas abiertas en el juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta.

"Esperamos que se haga justicia. Todavía confiamos en la justicia española, la respetamos, por eso queremos que aclare lo sucedido y se haga la verdad" reclama Karima, tía de Daouda, desde Camerún en conversación con la SER. Otro de los familiares, también camerunés, Frerick, hermano de Larios Fotio, cuyo cuerpo está enterrado en Ceuta va más allá "Nos gustaría que se condene a los Guardias Civiles responsables de las muertes, que fueron culpables, porque los que han muerto son personas , no animales. Queremos que los culpables sean condenados y exigimos una reparación por lo que han hecho" afirma este joven, que sigue sin explicarse cómo pudo morir su hermano en presencia de funcionarios españoles.

Han pasado 8 meses y ningún funcionario español se ha puesto en contacto las familias. La lógica judicial apunta a que tendría que haber sido una cuestión de oficio por parte de quién investiga el delito, lo normal es que el fiscal hubiera pedido diligencias de investigación y que hubiera contactado con las familias para identificar los cuerpos, sin embargo han sido las familias las que han contactado con el colectivo Caminando Fronteras en busca de ayuda ante inacción de la fiscalía de Ceuta.

Daouda

Según ha podido saber la Cadena SER, este mediodía se han presentado en el juzgado ceutí las peticiones de personación de los padres de Larios Fotio( 19 años)cuyo cuerpo apareció en las costas españolas, de Daouda Mahama(23 años) cuyo cadáver apareció en las costas marroquíes como los de Armand Ferdinand Souop Tagne, Bikai Luc Firmin ( 21 años) Aboubakar Omaru Maiga(28 años) y Ousmane Hassan (21 años), todos cameruneses y casi todos de la etnia Hausa, el mayor grupo étnico del África Occidental. Larios era de origen bamikele y Firmin de los bassa.

Las familias se personan en las diligencias previas que se siguen en el juzgado de Instrucción Número 6 de Ceuta como "acusación particular contra quienes pudieran resultar responsables de las muertes de sus hijos" según consta en los escritos a los que ha tenido acceso la Ser. Fue a raíz del informe pericial de Caminando Fronteras y de la visibilización en los medios de comunicación de lo sucedido, cuando las familias contactaron con los abogados y pidieron que les ayudaran a identificar los cadáveres "al entender que es un derecho fundamental de las familias recuperar sus cuerpos y conocer todo lo sucedido por eso decidieron contactar con nosotros" explica una de las abogadas que viajó a Camerún para tramitar los poderes notariales de las familias. Una delegación de abogados de Coordinadora de Barrios y de investigadores de Caminando Fronteras viajaron a Douala para mostrar a las familias toda la información de la que se disponía hasta ahora del caso, incluidas fotografías de los cadáveres para intentar avanzar en la identificación y además para conseguir los poderes notariales firmados por las familias para representarles en las diligencias previas abiertas en Ceuta. Los abogados ya han avanzado a la Ser que pedirán al juzgado que se coteje las huellas de los cadáveres con las que obran en sus cédulas de identificación de Camerún.

Frerick, hermano de Larios Fotio, uno de los 15 muertos en los sucesos del 6 de febrero en la playa del Tarajal, está aún muy sorprendido por los hechos del Tarajal. Asegura que su hermano pequeño era muy buen chico y que lo que más duele a su madre y a la familia es que aún no haya sido identificado, que esté enterrado con un frío número sin su nombre y apellidos.

El cadáver de Larios, fue uno de los 5 enterrados en la ciudad autónoma española, pero aún sin identificar oficialmente. Su hermano Frerick asegura a la Ser que nunca se pudo imaginar que policías europeos, en este caso la Guardia Civil española pudieran haber disparado pelotas de goma contra jóvenes que nadaban para cruzar una frontera. Por eso pide que se condene a los Guardias Civiles "que pudieron causar la muerte" de su hermano.

Frerick repite una y otra vez "que la justicia haga que salga la verdad, porque estamos muy molestos con lo que hemos visto en los medios de España, el Gobierno diciendo que Larios y sus amigos eran chicos violentos, que atacaron a la Guardia Civil, eso no es verdad , eran buenos chicos, tenían buenas familias, aunque pobres, eran buenos chicos" sentencia.

Daouda

"No nos podíamos creer que Daouda había muerto por disparos de la policía española". Karima es la tía de Daouda Mahama, de 23 años, otro de los jóvenes cameruneses que fallecieron en El Tarajal. El cuerpo de este chico sí recibió sepultura en Marruecos después de ser identificado pero la familia reclama justicia.

"Los amigos de Daouda nos llamaron desde Marruecos y nos dijeron que Dauda había muerto, y nos quedamos muy impactados, su madre no paraba de llorar, oh, Dauda ha muerto.Les preguntamos a los amigos dónde está el cuerpo? Al principio no lo sabían exactamente, nos dijeron que en la morgue. Más tarde nos enviaron fotos y dijimos sí, ese es Daouda Meiga, nuestro hijo, entonces nos lo creímos de verdad, Daouda había muerto. Hasta que no vimos las fotos nos parecía increíble" afirma Karima, que habla en francés en nombre de la madre de Daouda y que dice confiar en que la justicia española investigue hasta el final.

La investigación sigue en marcha porque la Audiencia de Cádiz obligó al juzgado de Ceuta a reabrir el caso

" ¿Cómo puede recaer la responsabilidad de investigar muertes, en las que hay implicados funcionarios del Estado, en unos particulares? Es algo insólito y preocupante para la justicia española. Este procedimiento penal servirá investigar si la actuación de un agente de la autoridad reviste o no carácter de ilícito penal. Si revistiese ilícito penal esto sería siempre de carácter público, es decir, no sería necesario que las familias de ninguno de los muertos se personase en el procedimiento porque corresponde al fiscal solicitar las pruebas necesarias para verificar la existencia o no de un delito" se lamenta una fuente jurídica especializada en extranjería y materia penal.

Recordemos que fue la Audiencia Provincial de Cádiz la que el pasado 2 de julio devolvió las actuaciones al juzgado de Ceuta que había solicitado el sobreseimiento con el visto bueno del fiscal sin practicar diligencias tan evidentes como es la identificación de los agentes. " Es increíble que 8 meses después todavía no se haya proporcionado al juzgado la lista de agentes que estuvieron aquella noche en el espigón del Tarajal, la Comandancia de la Guardia Civil en Ceuta después de dos requerimientos del juzgado sigue sin hacer caso" subraya esta fuente judicial.

Según distintas fuentes consultadas por la Ser "penalmente no parece fácil imputar a los Guardias Civiles delitos por la dificultad de identificar la autoría de cada uno en los hechos, de qué escopeta salió cada pelota y en quién impactó, pero sí que podrán objetivarse las responsabilidades en su caso de la persona que estaba al mando de la operación. La clave es aclarar las responsabilidades civiles del responsable que dio la orden" esto podría servir para que las familias pidan una indemnización en el futuro

"La personación de las familias permite tener conocimiento directo de los hechos, se dotan de la autoridad moral de pedir que se repare la memoria de las víctimas, esa es la prioridad" asegura una de las abogadas que viajó a Camerún.

"Queremos que se haga justicia, que se investigue. Eso esperamos"

"Estamos sorprendidos, no esperábamos que los guardias tiraran piedras a nuestro hijo"

"No me explico cómo le pudieron disparar en el agua"

"Solo queremos identificar su cuerpo y poner nombre a su tumba"

"No me explico cómo le pudieron disparar en el agua"

"Solo queremos identificar su cuerpo y poner nombre a su tumba"

"Queremos que se haga justicia, que se investigue. Eso esperamos"

"Estamos sorprendidos, no esperábamos que los guardias tiraran piedras a nuestro hijo"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?