Últimas noticias Hemeroteca

Cuidado con el excesivo uso de las chanclas en verano

Los profesionales advirerten de los problemas de una utilización reiterada del calzado estrella de la época estival

Los expertos recomiendan limitar su uso a playa y piscina. / ()

El calzado estrella del verano, las chanclas, pueden tener importantes efectos perjudiciales para la salud si se usan reiteradamente. Es la conclusión fundamental del comunicado emitido por el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana (Icopcv).

Fascitis plantares, juanetes, fracturas por estrés y dolor en los talones son los principales motivos de las visitas al podólogo tras el verano. Ana Esther Levy, responsable de la Clínica Leven (Madrid), confirma el aumento de las consultas después de las vacaciones. Las chanclas tienen una responsabilidad principal y evidente. Al pisar con ellas, tendemos a forzar nuestros dedos para agarrarlas y a tensar los tendones. Además, el pie se encuentra demasiado suelto y expuesto.

Levy advierte de que no es un problema que se pueda restringir solamente a los pies. Afirma que ‘’una mala pisada provoca efectos en cadena’’. Entre los problemas más frecuentes, las molestias en las rodillas. De hecho, el mencionado comunicado desaconseja su utilización en diabéticos y en personas con problemas de circulación. En el peor de los casos, podrían originarles úlceras dolorosas debido a la limitación de la sensibilidad que poseen en estas zonas.

Los profesionales lo tienen claro, buscar otras opciones que no provoquen estos problemas. Aconsejan sustituirlas por sandalias con contornos anatómicos, que no permitan que el tobillo y el talón estén sueltos. También, deberían poseer una suela gruesa. Una de las opciones más acertadas serían las habituales sandalias ‘’de turista’’. Un calzado que mantenga la sujeción de los pies mientras se camina.

Sin embargo, si no tenemos más remedio que utilizarlas, Levy recomienda seguir algunos consejos. Lo más importante, que la talla de la chancla evite que el talón sobresalga de la suela por detrás. También, que las mismas no estén hechas de un material que se pueda doblar fácilmente. Todo ello complementado con una buena hidratación de los pies.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?