Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Europa privatiza parte de la vigilancia aérea del Mediterráneo

La falta de ayuda por parte de los Estados obliga a Frontex a adjudicar a cuatro empresas privadas la contratación de aviones para controlar la ruta migratoria desde Libia hacia Italia

Un grupo de inmigrantes rescatado por la embarcación RBD llega al puerto de Corigliano Calabro (Italia). / ()

¿Tendrán que morir otros 800 refugiados de golpe para que los Estados pongan los medios necesarios para salvar vidas en el Mediterráneo? Pasados los días de consternación habituales tras cada tragedia, la última, la del mes de abril, los Veintiocho han vuelto a hacer mutis por el foro y a dejar en el baúl de los recuerdos sus promesas de poner a disposición de Frontex, los barcos, aviones y agentes necesarios para el despliegue que se viene reclamando para que el Mediterráneo sea hoy una de las fosas comunes más grandes del mundo, con 2004 muertos en lo que va de año.

Esta vez no es la falta de fondos, esta vez la mayor crisis de refugiados y migrantes que ha vivido el Mediterráneo se enfrenta a la desidia de los Estados miembros de la Unión Europea que no están enviando los medios técnicos y humanos que se necesitan para afrontar unas operaciones de rescate y control de fronteras que han rescatado ya a más de 160.000 personas en lo que va de año , sobre todo en Italia y Grecia.

"Estamos teniendo muchas dificultades para responder a las necesidades y a los retos que nos plantean estos incrementos de inmigración irregular y de llegada de refugiados, pero no porque los fondos no sean suficientes sino porque no estamos siendo capaces de conseguir ofertas por parte de los Estados miembros tanto de equipos técnicos, es decir, recursos materiales como de recursos humanos. De hecho, para cubrir desde agosto a finales de año, hemos hecho una solicitud en mayo paras que los Estados nos ofrezcan recursos materiales y humanos pero hemos obtenido una respuesta muy pobre, hemos tenido que relanzar el llamamiento con indicación de que necesitamos desesperadamente los medios y la respuesta es muy decepcionante", señalan a la SER fuentes de la Agencia Europea de Control de Fronteras.

Distintos expertos consultados por la SER señalan que, de producirse un nuevo naufragio de las características del que se produjo en abril, cuando un pesquero se hundió cerca de las costas libias cuando se dirigía hacia Italia con casi 900 personas a bordo, es "muy probable que con la escasez de medios de vigilancia y salvamento que persiste no podamos hacer nada por evitar que se repita", aseguran fuentes militares. Dentro de la Agencia Europa de Control de Fronteras no se explican la falta de implicación de los Estados,“en materia de recursos humanos hemos conseguido sólo un 12% de lo que necesitamos, que es muy poco. En medios materiales, es decir, barcos, aviones, coches patrulla etc. solo hemos obtenido un 13% de lo que necesitamos, pero luego cuando descendemos al número de días de trabajo que se nos ofrece con esos medios la situación es todavía peor porque no llegamos ni al 5% de lo que necesitamos, el escenario es realmente muy preocupante", advierte un experto en operaciones que colabora con FRONTEX.

Con este escenario Frontex se ha visto obligada a acudir al mercado privado para intentar tapar las enormes carencias que sigue teniendo la operación Tritón para la vigilancia de la ruta del Mediterráneo Central desde Libia hacia Italia. Desde septiembre junto a los aviones italianos habrá aparatos de empresas privadas que patrullen la zona para dar avisos a las patrulleras que tiene desplegada la Agencia Europea de Control de Fronteras en la zona. "Lamentablemente por los procedimientos tan pesados desde el punto de vista burocrático que tenemos que llevar a cabo no podemos tampoco conseguir fácilmente esos medios en el mercado privado. Es decir, por ejemplo para el servicio de vigilancia aérea hemos realizado una licitación pública y en septiembre-octubre contrataremos esos servicios en el mercado privado, es decir, a las empresas pero en medios marítimos y en recursos humanos, los guardias de frontera no se pueden conseguir en mercado privado, tenemos que conseguirlo por cesión de los Estados miembros así que estamos en una situación realmente preocupante", aseguran a la SER fuentes cercanas a la cúpula de Frontex.

"Es un recurso al que nos hemos visto obligados a acudir para cubrir esas diferencias, esas lagunas, cuando no es suficiente lo que nos ofrecen los Estados, y vamos a firmar muy pronto un acuerdo marco con 4 empresas, que nos van a facilitar servicios de vigilancia aérea, es decir, aviones y eventualmente helicópteros pero sobre todo aviones, dado que los procedimientos administrativos son muy lentos pues antes de septiembre u octubre no podremos hacer uso de esos medios de vigilancia aérea, y ello es debido a que lo que nos ofrecen los Estados miembros no es suficiente", detalla en declaraciones a la SER, Gil Arias, Director Adjunto de Frontex.

"Por tanto, con este contrato marco y con estos servicios comprados por la Agencia (Frontex) podremos cubrir las deficiencias en el tema de vigilancia aérea pero el contrato marco no nos sirve ni para conseguir barcos ni policías de fronteras, eso tiene que ser cesión de los Estados miembro, porque no hay otra posibilidad y ahí es donde tendremos mayores dificultades a partir de septiembre", anuncia Arias.

Y es que aunque hay pocos Gobiernos que si han enviado medios materiales, en realidad, lo han hecho para el dispositivo militar y no para Tritón, que es la operación de Frontex, “algunos países han puesto a disposición medios, España por ejemplo una patrullera de la Guardia Civil y militares, pero lo han hecho en la operación Militar Eunavfor Med, no forman parte de la operación Tritón aunque cooperan con nosotros, han rescatado muchos inmigrantes pero no participan en la operación civil , que es la nuestra” se queja el director adjunto de la agencia europea de fronteras.

2015 batirá todos los récords

Según datos de Frontex, a 30 de junio 232.000 migrantes y refugiados han cruzado las fronteras europeas de manera irregular. Es una cifra récord para el primer semestre del año, y que va camino de batir el registro histórico que quedó fijado en 2014 con un total de 283.522 personas interceptadas en las fronteras de la UE, una cifra jamás alcanzada hasta el año pasado. "A buen seguro con las cifras de julio más la situación que prevemos en agosto, antes de que termine el verano es muy probable que ya se bata el record de todo el año pasado", aseguran fuentes operativas de la agencia europea de fronteras.

La ruta del Mediterráneo oriental, la que conduce sobre todo de Turquía hacia Grecia, acumula en el primer semestre de 2015 más de 80.000 inmigrantes y refugiados detectados. Le sigue, según estos datos de Frontex, el Mediterráneo Central, la vía que va desde Libia a Italia y Malta con más de 72.000 refugiados rescatados en grandes barcazas o lanchas hinchables.

La frontera entre Serbia y Hungría acumula en 2015 más de 67.000 detecciones de cruces irregulares, aunque aquí hay muchas personas "derivadas", que ya habían entrado por Turquía-Grecia. Muy lejos de estas cifras aparece España donde han sido interceptadas 6.843 personas, más de la mitad refugiados, sobre todo ciudadanos sirios.

"Los ciudadanos sirios siguen siendo la nacionalidad mayoritaria con más de 52.000 interceptados. La segunda nacionalidad es la afgana, con 18.000 refugiados y en tercer lugar, los eritreos con 17.000 localizados hasta el 30 de junio, es decir las tres nacionalidades mayoritarias son claros peticionarios de asilo. En general si ha bajado en proporción el porcentaje de peticiones de asilo porque está aumentando el número de subsaharianos, sobre todo de Nigeria, Mali o Gambia. No es la situación de 2014 donde el 80 por ciento eran solicitantes de asilo, ha bajado algo este año", detalla Gil Arias.

En cuanto al análisis de lo que está sucediendo en 2015, Frontex insiste en que si no se mejora la situación de los países emisores de refugiados , poco se puede hacer, "se explica porque la situación de los países de origen de los inmigrantes no ha mejorado, y al contrario en muchos casos ha empeorado: Siria, Somalia, Eritrea o Nigeria. Y porque países de origen o tránsito están en una situación de inestabilidad donde no hay control ni posibilidad de cooperación como es el caso de Libia. Y en el caso de Turquía tienen otras prioridades como estamos viendo, por tanto el combatir la inmigración irregular o que sigan los refugiados hacia la UE no está en sus prioridades", puntualiza el director adjunto de Frontex.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?