Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 21 de Julio de 2019

Otras localidades

El PSOE mantendrá las condiciones de despido del PP hasta negociar con empresarios y sindicatos

Pedro Sánchez anuncia un plan de choque para permitir que 700.000 sin formación puedan incoporarse al circuito de cursos de mejora de su empleabilidad

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la presentación de un plan de choque por el empleo juvenil / ()

La reforma laboral del Partido Popular se ha convertido casi en un símbolo de todo lo malo que el PSOE atribuye a la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy. Ha prometido reiteradamente la derogación de esa reforma si llega a la Moncloa pero, este miércoles, Ferraz ha explicado cómo pretende hacerlo. Y, según aclaró, no consiste en la derogación total de dicha reforma: planea una voladura urgente, vía Real Decreto, de la regulación de la contratación y de la negociación colectiva pero manteniendo las condiciones de despido que flexibilizó el Ejecutivo del PP hasta negociarlo con los agentes sociales.

Ha sido Luz Rodríguez, secretaria de Empleo de la dirección socialista, la que ha explicado este miércoles la letra pequeña en una reunión con periodistas antes del acto en el que Pedro Sánchez anunció medidas en material laboral. Rodríguez sostuvo que, en cuanto lleguen al Gobierno, si finalmente tienen opciones para ello, sacarán adelante ese Real Decreto que acabe con parte de la normativa actual y la sustituya por otra. El despido, en cambio, va a ser sometido a la negociación con empresarios y sindicatos. Es una cuestión que hay que abordar "en frío", según la dirigente socialista, escuchando a todos y buscando la recuperación del diálogo social. Nunca antes el PSOE había hecho esta distinción. Siempre ha hablado de la derogación de la reforma laboral. 

El líder socialista no hizo referencia a esta cuestión en el acto en el Colegio de Arquitectos de Madrid donde habló de su programa electoral y anunció una nueva medida. Sánchez sí que se extendió en la lucha contra la precariedad, la recuperación de los derechos laborales y el empleo de calidad, una tarea que, según admitió no es fácil. Ni en cien días ni en un año, apostilló, se puede lograr.

Dentro de las medidas que desgranó el líder socialsita destacó un plan de choque para facilitar, en una convocatoria extraordinaria, que 700.000 jóvenes se incorporen al circuito de cursos que pueden mejorar su empleabilidad. Se trata de chicos que no tienen el título de ESO y que, por tanto, no pueden acreditar las competencias para formarse en niveles que realmente le sirvan para incorporarse al mercado laboral.

El programa tiene un calendario de seis meses: convocatoria, 500 horas de formación a distancia y pruebas a nivel nacional. El coste que estima el PSOE asciende a 1.000 millones de euros que detraen de las bonificaciones a los contratos. Es una cuestión de modelo, explicó Luz Rodríguez, que defendió que con ese tipo de incentivos no entran en el circuito laboral nuevos perfiles. Según los datos del PSOE, esas bonificaciones suponen al año entre 150.000 y 200.000 contratos y tienen un presupuesto de 1.400 millones de euros. Los socialistas se plantean discriminar por colectivos empleados a la hora de regular estas bonificaciones.

"Queremos que todos los trabajadores y, especialmente, los que necesitan un nuevo proceso de formación o reciclaje profesional, tengan la edad que tenga, vuelvan a tener la oportunidad de comprar ese billete que les permita volver a viajar por el mercado laboral con empleo con derechos y de calidad", defendió Sánchez.

 Maternidad y SMI

Otra de las novedades en las que trabaja el PSOE tiene que ver con la aprobación de una prestación no contributiva por maternidad para mujeres que no han cotizado lo suficiente. Tendría una cuantía de 426 euros y una duración de seis semanas siguiendo, según Rodríguez, las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En los planes del PSOE está además es levantar la moratoria sobre el permiso de la paternidad y por ampliarlo progresivamente hasta igualarlo con el de maternidad.

Del mismo modo, se comprometen a incrementar el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta alcanzar el 60 % del salario neto medio en dos legislaturas, lo que significaría pasar de los 648 euros en 14 pagas de la actualidad al en torno de los 1.000 euros al mes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?