Domingo, 16 de Enero de 2022

Otras localidades

COMISIONES EN CATALUÑA

El Gobierno niega intencionalidad política en la operación en Cataluña

Fernández Díaz tacha de "un insulto y una ofensa a la justicia" las insinuaciones de la Generalitat

El ministro del Interior de España Jorge Fernández Díaz habla con periodistas antes de visitar el monumento en la "zona cero" durante el primer día de su visita a Nueva York

El ministro del Interior de España Jorge Fernández Díaz habla con periodistas antes de visitar el monumento en la "zona cero" durante el primer día de su visita a Nueva York / Eduardo Munoz Alvarez (EFE)

El ministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, ha calificado como "un insulto y una ofensa a la justicia" cualquier "intencionalidad política" que pueda verse en la operación judicial realizada hoy en la sede de CDC. "Intentar ver intencionalidad política es tanto como acusar a la Justicia, acusar a la Fiscalía de actuar con fines políticos", ha afirmado el ministro en declaraciones a los periodistas en el exterior de la sede central de la ONU.

"Eso es un insulto y una descalificación", ha agregado Fernández, quien participa en una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU para conocer testimonios de víctimas de actos terroristas en todo el mundo. Fernández ha insistido en calificar como una "operación judicial" la realizada hoy en la sede de CDC, como parte de las diligencias de la Operación Petrum, en la que se acusa a ese partido de cobrar comisiones del 3% por la concesión de obras. En la operación ha sido detenido el administrador de CDC, Andreu Viloca, otros representantes del partido y siete empresarios.

El ministro ha insistido en que la Guardia Civil estaba actuando como policía judicial a partir de las diligencias practicadas por el juzgado de instrucción de El Vendrell (Tarragona) y coordinadas por la Fiscalía Anticorrupción. Fernández ha afirmado que el caso está bajo secreto de sumario y forma parte de una serie de diligencias "de largo recorrido" iniciadas en 2010 a partir de una denuncia de una concejal de ERC contra el entonces alcalde de Torredembarra (Tarragona).

En una primera reacción, el presidente catalán y líder de CDC, Artur Mas, ha dicho que su partido y él se sienten "objeto de caza mayor" a raíz de esta investigación y ha criticado la "sobreactuación" de la fiscalía, vinculando su actuación al proceso soberanista catalán. Pero el ministro del Interior ha rechazado esas consideraciones y ha dicho que no tenían dudas de que la Justicia estaba haciendo "su trabajo".

"A estas alturas, el victimismo tiene un límite", ha insistido. "Intentar envolverse en la bandera de Cataluña para intentar justificar determinadas cosas creo que lo que genera es vergüenza ajena, no tiene ninguna credibilidad", ha agregado. Ha recordado que otros partidos políticos se han visto afectados por "operaciones de estas características" y no han considerado las diligencias judiciales como "una operación política ni que era una operación de caza mayor".

"El señor Artur Mas tiene un concepto de la Justicia que no se compadece con lo que es propio del estado de derecho", ha recalcado. "Sería una ofensa y me atrevo a decir un insulto al juez y a la fiscalía anticorrupción pensar que están actuando con intencionalidad política", ha añadido, y ha pedido respetar "los tiempos que ha marcado la Justicia".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?