Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Otras localidades

Una sanidad mermada y menos equitativa

La responsabilidad de los recortes que ha sufrido la Sanidad Pública es compartida. Todas las administraciones han metido la tijera. De hecho, hay que tener presente que el 92% del gasto en sanidad pública sale de los fondos de las Comunidades, pero ese fondo se nutre de la financiación autonómica que reparte el Estado, un fondo que también ha caído duramente en estos cuatro años de legislatura.

El punto de inflexión comenzó en 2009 (durante la segunda legislatura de Zapatero). Pero la caída en el gasto sanitario ha sido especialmente severa desde que Mariano Rajoy llegó al Gobierno.

Solo un año después de su paso por La Moncloa el gasto sanitario en España cayó un 5’7% (3.897 millones de euros menos), y en sus tres primeros años en el poder, la Sanidad Pública acumuló un recorte de 6.340 millones.

El gasto sanitario en 2013 fue el gasto más bajo desde 2007, según la Estadística de Gasto en Sanidad Pública, elaborada por el Ministerio de Sanidad.

Fuente: Ministerio de Sanidad / Cadena SER

Uno de los hachazos más certeros que ha dado el Ejecutivo de Rajoy ha sido en el gasto reservado para la “coordinación de las políticas de salud pública, promoción de la salud y el fomento de terapias avanzadas e impulso a la renovación tecnológica del equipamiento hospitalario”, partidas que sí dependen directamente del Gobierno central.

Escucha a José María Martín Moreno, asesor de la OMS

Aquí desglosamos cada uno de eses recortes:

Primero en el presupuesto de ‘Políticas de la salud y ordenación profesional’, que en esta legislatura ha sufrido un recorte del 95% (pasando de 173’9 millones en 2011 a 8’8 millones en 2015), según los datos que figuran en un estudio del Ministerio de Sanidad al que ha tenido acceso la Cadena SER.

Segundo, la innovación y la investigación, que también ha sufrido un serio recorte. El presupuesto del Centro Nacional de Investigación Oncológica (CNIO), el Centro de Investigación Cardiovascular (CNIC) y el Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN) ha recibido un recorte de 43 millones de euros en estos cuatro años (cayó de 144 millones en 2011 a 101 millones en 2015), es decir, un 30% menos.

¿Todas las Comunidades gastan lo mismo?

Fuente: Ministerio de Sanidad / Javier Bañuelos

Es cierto que hay un patrón común que repiten todas las comunidad. La sanidad se lleva la gran parte de sus presupuestos, se calcula que en entre el 30 y 40% de los presupuesto de cada Comunidad va directamente a Sanidad.

Sin embargo, no todas invierten lo mismo, si tomamos como referencia el gasto por habitante en 2013 -el último dato consolidado - Andalucía fue la región que menos gastó en sanidad, 1.044 euros. En el otro extremo, la comunidad que más dedicó fue Euskadi con 1.549 euros por habitante.

Se dispara la inequidad

La consecuencia de esta enorme brecha entre comunidades tiene una palabra con nombre propio: inequidad. Es el mal endémico de la sanidad española. El código postal sigue siendo el que determina la calidad de atención médica que recibimos los españoles. 

Por ejemplo, en el caso de los pacientes oncológicos- "Es lamentable que los pacientes oncológicos en España no puedan recibir el mismo tratamiento", según denuncia la presidenta del Grupo Española de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, porque "no están primando los criterios médicos, sino los [criterios] economicistas. Esto se traduce en que haya desigualdades en el trato a los pacientes dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que vivan. Esto, además de ilegal, es inmoral”, añade.

No hay que olvidar que la Defensora del Pueblo abrió una investigación de oficio sobre esta inequidad, y también para investigar los larguísimos tiempos hay desde que un medicamento innovador se aprueba en España hasta que se acepta su financiación y acaba llegando al paciente.

¿Cómo afectan los recortes a las listas de espera?

Desde 2011, la cantidad de pacientes que esperan para entrar en quirófano ha crecido un 11% (pasa de 459.885 a 511.923 pacientes en 2014). La espera media -que ahora mismo se sitúa en 87 días - también ha crecido, lo ha hecho un 20%. Las operaciones con mayor demora son las neurocirugías, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad.

HOSPITAL LA PAZ

La OCDE colocó a España entre los países con mayor tiempo de espera, por ejemplo la operación de cataratas ha pasado de 95 a 117 días de espera, en siete años.

Cierre de camas hospitalarias

La media de la OCDE se sitúa en 5 camas por cada 1.000 habitantes, sin embargo, España está por debajo de ese umbral, apenas pasamos de 3 camas por cada 1.000 habitantes. Si comparamos los datos oficiales del Ministerio de Sanidad sobre camas instaladas, entre 2011 y 2014, se han perdido 3.200 camas hospitalarias.

Precariedad laboral de los sanitarios

Solo un ejemplo, el 46% de los médicos en activo no tienen plaza fija en la Sanidad Pública, ese dato podría explicar por qué desde 2011, más de 12.500 médicos han emigrado a otros países, según los datos de la Organización Médica Colegial. Este problema no solo afecta a los médicos, también a las enfermeras.

Solo en 2014, más de 9.200 han dejado España para buscar trabajo en otro país (según el informe Health at a Glance 2015), y precisamente, no sobran enfermeras porque de hecho España está a la cola de la OCDE.

Auge de las privatizaciones

En esta radiografía de la sanidad pública no podíamos dejar fuera las privatizaciones y los conciertos que se han disparado en estos últimos años.

El 42% de los hospitales privados han firmado algún tipo de colaboración con la administración pública, según un estudio de la Fundación IDIS.

En los tres primeros años de Rajoy, el gasto en conciertos con la privada ha sido de 22.113 millones de euros. Cataluña es la Comunidad que más invierte en conciertos. Pero destaca el caso de Madrid porque desde 2011 ha incrementado un 46% su presupuesto en convenios con la sanidad privada.

En junio de este 2015, por primera vez, el CIS preguntó a los españoles por la privatización sanitaria, el 70% estaba en contra.

El efecto del copago

Terminamos con el que ha sido uno de los peores enemigos de muchos pacientes: el copago, que en contra de lo anunciado, ha sido incapaz de frenar el gasto farmacéutico.

EFE

Lejos de frenarlo, ha aumentado. Desde que en 2012 entrase en vigor, el gasto en medicamentos ha crecido casi un 4’8%.

Según la última encuesta europea de salud, el 2% de los españoles ha dejado de tomar el tratamiento que le han prescrito los médicos porque no podía pagárselo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?