Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las protestas por el pacto con Díaz deslucen el paso de Rivera por Andalucía

Trabajadores de Delphi acusan al líder de Ciudadanos de convertirse en la muleta de Susana Díaz y de no presionar a la Junta para encontrar soluciones a su conflicto laboral

El líder de Ciudadanos Albert Rivera en la Plaza de España de Cádiz. / ()

Albert Rivera ha pisado la calle por primera vez en campaña. El presidente de Ciudadanos se ha calzado las zapatillas para, por primera vez en cinco días, mostrarse como un candidato cercano y accesible. Hasta ahora se había limitado a pasar fugazmente por los recintos donde se celebraban los mítines. Hoy sin embargo, Rivera se ha hecho selfies con turistas, ha hablado con señoras de Lleida que hacían turismo por la capital gaditana y ha mostrado su mejor sonrisa.

Sin embargo, el paso del líder de Ciudadanos por la ciudad cuna del liberalismo, donde en 1812 nació la primera Constitución en España, ha quedado marcado por las protestas de un grupo de trabajadores de la empresa Delphi. Exigen a la Junta de Andalucía una solución al conflicto laboral en el que están inmersos desde el cierre de la planta automovilística, hace ocho años y que dejó en la calle a más de mil trabajadores. El colectivo asegura que el Gobierno andaluz les prometió empleo, jubilaciones o cursos de formación.

En el primer encontronazo, Rivera se ha mostrado abierto a dialogar con ellos recordándoles que en su opinión el PSOE lleva más de treinta años engañándoles. El candidato les ha instado a seguir hablando pero los trabajadores han exigido hechos y no palabras. La segunda vez que el líder de Ciudadanos se ha encontrado con ellos ha aumentado la tensión. Hasta tal punto que Rivera ha tenido que pedir a uno de los exempleados que le dejase. El colectivo se ha mostrado más duro con el portavoz en el Parlamento Andaluz, Juan Marín al que han llamado “sinvergüenza”. Tras el acto electoral, el partido ha improvisado una reunión los trabajadores para escuchar sus problemas.

Andalucía, una plaza importante

En el partido reconocen que hay que hacer pedagogía sobre el acuerdo de investidura con el PSOE andaluz. Temen que les pase factura en esta comunidad de la que depende que el éxito el 20 de diciembre sea más o menos relevante. En la formación esperan obtener diputados por casi todas las provincias menos en Jaén y Huelva. En la primera el partido tuvo bastantes problemas internos y eso ha hecho mella. Aspiran a conseguir al menos entre diez y once escaños. Este martes el partido no ha conseguido llenar el auditorio del FIBES en Sevilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?