Internacional

Un 60% de los trabajadores en el mundo no tiene contrato

La ONU alerta sobre las consecuencias del trabajo precario

Portada del informe de Desarrollo humano de la ONU / Hdr.undp.org

Nueva York

 En los últimos 25 años, 2.000 millones de personas han salido del nivel más bajo de desarrollo humano, pero para garantizar estos avances es necesario prestar mayor atención al trabajo decente, según el último informe de desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

“El trabajo es el tema que define nuestra era…el mundo del trabajo está cambiando muy rápido por la globalización y por la revolución digital y esto está creando oportunidades y riesgos. Se están creando ganadores y perdedores”, aseguró Selim Jahan, autor principal del Informe, en un encuentro con periodistas.

Más información

La globalización y los cambios tecnológicos están generando un mundo del trabajo cada vez más polarizado. El informe dibuja un panorama de desigualdad entre los más ricos y los más pobres, entre hombres y mujeres y advierte de que la creciente naturaleza informal de muchos trabajos obliga a hacer más para salvaguardar los derechos de los trabajadores y asegurar que el empleo contribuye al desarrollo.

Tenemos un 61% de la gente en el mundo que trabaja sin contrato, sólo un 26% tiene un contrato fijo. Tres cuartas partes de la gente que trabaja no se puede acoger a ningún sistema de protección social”, explica a la Cadena SER Magdy Martínez-Solimán, administrador adjunto y director de la Oficina Política y de Apoyo a las Operaciones del PNUD. “Éste es probablemente el mejor momento para los trabajadores y trabajadoras cualificados, pero hay también riesgos muy altos para los no cualificados”.

Un director ejecutivo en Estados Unidos gana 296 veces más que sus trabajadores, comparado con 30 veces más en 1978. “¿Hay una lógica económica? ¿Hay una justificación moral para ese tipo de diferencias?, se preguntaba Jahan.

El informe también destaca la persistente desigualdad entre hombres y mujeres. En todo el mundo, las mujeres ganan un 24% menos que los hombres y sólo ocupan un 22% de las posiciones directivas en las empresas. Además, las mujeres realizan 3 de cada 4 horas de trabajo no pagado. “El reposar la atención y el cuidado a personas mayores, niños y personas dependientes en la estructura tradicional de señora que se queda en casa y señor que va a trabajar durante el día es completamente imposible de imaginar. Tendrá que haber más trabajo remunerado del cuidado”, dice Martínez-Solimán, uno de los españoles de más alto rango en el sistema de Naciones Unidas.

Con la mitad de la población mundial por debajo de los 30 años, hay un desequilibrio entre el nivel de cualificación y las oportunidades económicas disponibles para los jóvenes.

En todo el mundo, 74 millones de jóvenes (entre 15 y 24 años) no tienen empleo. En España, un 52% de los jóvenes están en paro. Martínez-Solimán, que fue director general del Instituto de la Juventud en España, cree que “España, e Italia y Grecia en menor medida, corren el riesgo de una generación perdida”. Aconseja apostar por la formación de los jóvenes más vulnerables, los que tienen menor cualificación. “Hay que seguir pensando que el mejor pasaporte para el mercado laboral sigue siendo una sólida formación especialmente en los temas que generan empleo”, asegura. Entre esas áreas destaca la economía verde, la digitalización, las energías renovables y los servicios. “Y esperar que esa generación no se pierda para el mercado laboral, porque otros más jóvenes vienen empujando por detrás”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad