Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Grecia prepara a contrarreloj la acogida de refugiados atrapados en todo el país

"Ayer dimos 1.120 mantas, estamos prestando asistencia con nuestros médicos y repartimos 500 porciones de comida al día", señalan desde Médicos sin Fronteras

Un migrante, cubierto con una manta, mira a través de una verja en la ciudad fronteriza de Idomeni (Grecia). / ()

Grecia trabaja a contrarreloj para ampliar su capacidad de acogida y albergar a los miles de refugiados que continúan a la espera de entrar en Macedonia, ya que el número de llegadas a las islas no cesa y el cierre de las fronteras balcánicas les mantiene atrapados en distintos puntos del país.

La situación es crítica pues, como confirma la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), solo en la frontera norte hay cerca de 6.300 refugiados entre el campamento de tránsito -completamente desbordado, ya que su capacidad inicial era de 1.500 personas- y la estación de servicio cercana.

Este sábado solo entraron en el país vecino unos 300 refugiados sirios e iraquíes durante las cuatro horas que estuvo abierta la frontera, de acuerdo con fuentes policiales.

Una cifra mucho menor, 22 personas (15 sirios y 7 iraquíes) lo hicieron el viernes, según las autoridades macedonias.

La frontera abre y cierra de forma intermitente y el aumento de los controles a sirios e iraquíes, que deben presentar un pasaporte o documento de identidad, ha ralentizado el cruce.

"Hay gente que está esperando en Idomeni desde hace una semana. Su paciencia está al límite", afirma Stella Nanu, una de las portavoces de ACNUR que se encuentra en el paso fronterizo.

El ministro de Migración, Yanis Muzalas, afirma que Grecia ha presentado un plan de contingencia a la Unión Europea para acoger a los cerca de 22.000 refugiados que están ahora mismo en varios puntos del país y señala que en un mes la cifra puede llegar hasta las 70.000 personas.

Muzalas explica que se crearán nuevos centros de acogida temporal, cuatro en la región norteña de Macedonia y el resto entre Atenas y Salónica, las dos mayores ciudades que ya cuentan con tres y un recinto, respectivamente.

El ministro incluso habla de que no sería una "tragedia" si, llegado el momento, Grecia tuviese que declararse "en estado de emergencia", ya que eso permite realizar contrataciones de personal -que ahora están muy restringidas debido al programa de rescate- y aseguró que los servicios de protección civil elaboran "planes" por si se produjese tal escenario.

La situación es grave también en el puerto de El Pireo, donde las ONG han hecho un llamamiento para que se personen médicos, especialmente pediatras, y traductores de árabe y persa, así como toda persona que quiera donar alimentos, medicinas, mantas, sacos de dormir o ropa y calzado.

Cristina Papayeoryiu, coordinadora de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Atenas, señala que ayer durmieron en el puerto unas 3.500 personas en cinco salas de espera para pasajeros habilitadas por las autoridades.

Explica que algunos partirán hoy hacia la frontera, pero precisa que en el principal puerto heleno continuará habiendo al menos 2.000 personas, a las que se sumarán los que lleguen en las próximas horas en dos transbordadores desde las islas del Egeo.

Fuentes del Ministerio de Migración confirman que la situación en las islas "puede gestionarse de momento", por lo que los barcos, aunque con menos capacidad de la habitual, siguen transportando a gente hasta Atenas.

Desde MSF aseguraran que el panorama en El Pireo es "dramático" y las necesidades de recursos "muy grandes".

"Ayer dimos 1.120 mantas, estamos prestando asistencia con nuestros médicos y repartimos 500 porciones de comida al día", señala Papayeoryiu, que agrega que los refugiados dependen de estas organizaciones y de voluntarios independientes para alimentarse.

La portavoz recalca que hay "una necesidad constante de más voluntarios, comida y medicinas", y apunta que los espacios que sirven como dormitorios "están mal acondicionados y eso puede tener consecuencias".

Sostiene, sin embargo, que "por el momento" solo hay "algunos casos de gastroenteritis".

Una situación similar, aunque con menores cifras de gente, se produce en la plaza de Viktoria, en el centro de la capital, para la que los voluntarios también piden la ayuda de los locales.

Allí los acampados duermen igualmente en el suelo y solo reciben alimentos por parte de ACNUR o Cruz Roja, pero dependen de los comercios para poder ir al baño o asearse.

La prensa local apunta que la intención del primer ministro, Alexis Tsipras, ante la próxima cumbre europea del 7 de marzo, es pedir a sus homólogos comunitarios que se cumpla el programa de reubicación de refugiados sobre la base de una distribución justa de la carga entre los Veintiocho.

Los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones cifran en más de 100.000 las personas llegadas por mar a Grecia en lo que va de año.

Grecia advierte DE que el número de refugiados atrapados en el país podría alcanzar los 70.000 en marzo

REUTERS

El ministro de Inmigración griego, Yannis Mouzalas, ha advertido este domingo que la cifra de refugiados atrapados dentro de las fronteras griegas podría llegar a alcanzar los 70.000 en marzo y que el plan de la OTAN para acabar con el tráfico de personas podría reducir el ritmo de su llegada drásticamente.

'Estimamos que el número de personas bloqueadas dentro de nuestras fronteras oscilará entre los 50.000 y los 70.000 (...) a partir del mes que viene', ha señalado Mouzalas a la cadena de televisión griega Greek Mega TV, donde ha remarcado que cerca de 22.000 ya se encuentran dentro de Grecia.

'Si el plan de la OTAN se pone en marcha (...) podría reducir el flujo de personas hasta cerca del 70 por ciento', ha valorado el ministro. A pesar de ello, ha reconocido que 'la inmigración no puede ser contenida' y que Grecia ya ha pedido a Europa fondos de emergencia para hacer frente a la crisis migratoria.

La semana pasada, un comité de la OTAN diseñó una estrategia para coordinar la transferencia de información entre los barcos ya desplegados en el mar Egeo, de origen turco, griego y de la propia agencia de fronteras de la UE, Frontex. Además, cualquier inmigrante rescatado por embarcaciones de la OTAN será devuelto a Turquía.

Atenas ha pedido tiendas de campaña, mantas, sacos de dormir, vehículos para transporte, ambulancias y otros suministros para hacer frente a la ola de decenas de miles de refugiados que llegan a sus fronteras tras el cierre del paso a través de los países balcánicos.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?