Martes, 25 de Enero de 2022

Otras localidades

CASO SERRALLO

Los investigadores sitúan al exalcalde de Granada y a la exconcejal de Urbanismo en el vértice de la trama urbanística corrupta de Granada

Torres Hurtado utilizaba las concejalías que más le convenían para tramitar licencias y al menos celebró dos reuniones con empresarios sin levantar acta, según las declaraciones de testigos que recogen las diligencias policiales

Fotografía de junio de 2015 del exalcalde de Granada, José Torres Hurtado

Fotografía de junio de 2015 del exalcalde de Granada, José Torres Hurtado / MIGUEL ANGEL MOLINA (EFE)

La Policía sitúa al exalcalde de Granada, Jose Torres Hurtado, como el presunto cabecilla de la trama de corrupción urbanística desmantelada en el consistorio de Granada. Los investigadores sitúan al mismo nivel a la exconcejal de Urbanismo, Isabel Nieto, porque ha actuado en plena sintonía con el alcalde durante más de una década organizando esta presunta trama.

Según los datos que manejan a esta hora tanto la Fiscalía de Medio Ambiente como la Unidad policial de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Torres Hurtado era quien dirigía a los doce técnicos de nivel medio y alto que han sido imputados en esta operación por, presuntamente, permitir edificaciones a empresarios amigos.

Las diligencias policiales elaboradas hablan de una trama urbanística de corrupción en la que aparecen los cuatro elementos que describen este tipo de tramas. Hay presión sobre el suelo urbanístico para conseguir precios favorables, políticos y funcionarios trabajan en connivencia para administrar y otorgar contratos desde el ayuntamiento, hay favores por parte de constructores y promotores que se traducen en condiciones ventajosas de venta para los políticos y funcionarios implicados, y existe la colaboración necesaria por parte de técnicos de nivel medio y alto.

Según los informes policiales que se siguen elaborando, Torres Hurtado utilizaba las concejalías que más le convenían para tramitar licencias. Hay constancia de que iban alternando las concejalías de medio ambiente y la de urbanismo para otorgar las licencias apropiadas para cada proyecto. “Cambiaban la estructura del ayuntamiento a su antojo”, aseguran los investigadores.

Hay constancia policial además, según declaraciones de testigos que ya se han incorporado a esta causa judicializada, de que al menos se celebraron dos reuniones con empresarios sin levantar acta. Una de ellas es una reunión que el exalcalde Torres Hurtado celebró con un empresario que debía al ayuntamiento de Granada 8 millones de euros. Según los investigadores, el alcalde aceptó un proyecto de fincas ya construido a cambio del dinero que se debía al consistorio.

La UDEF sigue investigando las participaciones que el exalcalde de Granada podría tener en varias empresas constructoras. Exactamente lo que se intenta esclarecer es la participación que el primer edil popular puede tener en el accionariado de las empresas constructoras rastreadas. Según los investigadores, está podría ser la fórmula con la que Torres Hurtado se beneficiaba de esta presunta trama de corrupción urbanística.

El informe policial que la UDEF elaboró para proceder a las detenciones señala que eran los técnicos quienes preparaban los informes de las recalificaciones. Manipulaban las condiciones de los terrenos públicos para que costarán lo que interesase en ese momento y así permitían que una empresa comprase el suelo a un precio ventajoso. Después los técnicos municipales hacían las correspondientes modificaciones técnicas y el terreno experimentaba una notable plusvalía.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?