Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

El informe final de la UCO acusa a Rato de corrupción entre particulares, blanqueo y fraude a la Hacienda Pública

La Guardia Civil aporta “abrumadoras pruebas” que acreditan que el exvicepresidente económico del Gobierno de Aznar cometió delitos fiscales, de blanqueo de capitales y de corrupción entre particulares en sus numerosos negocios privados

Rodrigo Rato, tras el registro de su casa, el 16 de abril de 2015. / ()

Un exhaustivo informe de la Guardia Civil remitido al juzgado que investiga el caso Rato destapa la existencia de “abrumadoras pruebas” que acreditan que el exvicepresidente económico del Gobierno de José María Aznar cometió delitos fiscales, de blanqueo de capitales y de corrupción entre particulares en sus numerosos negocios privados.

FOTOGALERÍA: Rodrigo Rato, tras el registro de su casa el 16 de abril de 2015. / Javier Soriano (AFP)

El informe de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso la Cadena SER, es el último incorporado al sumario del caso y se basa en numerosos documentos oficiales, informes de la Agencia Tributaria y correos electrónicos de Rodrigo Rato hasta ahora desconocidos, que fueron incautados en los registros hechos hace más de un año en el domicilio y el despacho del exvicepresidente económico.

Las conclusiones de la Guardia Civil tienen que ver con las gestiones que Rato hizo a través de sus empresas o de sus familiares para beneficiarlas en relación con el crédito que Bankia concedió al Valencia Club de Fútbol, a la ocultación de sus intereses en el banco de inversiones Lazard cuando presidió Bankia y favoreció con contratos millonarios a esta entidad o sus trabajos de asesoría a Telefónica, con los que defraudó a Hacienda cientos de miles de euros.

El crédito de Bankia al Valencia CF

En el caso del Valencia CF, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil concluye que Rodrigo Rato utilizó a Bankia para introducir a una empresa de su trama en una operación con el club. En las conclusiones del informe se detalla “con correos electrónicos” cómo Rato estuvo informado de forma directa de las características de la operación mientras era presidente de Bankia y que, incluso después de abandonar la entidad, le siguen reportando sobre los avances y los avatares de la misma.

Según la Guardia Civil, Rodrigo Rato introdujo a Aedifica Grupo en la operación del campo de Valencia por los intereses económicos que el ex director general del Fondo Monetario Internacional tenía en el grupo, a pesar de la delicada situación financiera de la sociedad. La UCO recoge el testimonio del director corporativo de Auditoría Interna de Bankia, en el que manifestaba que “lo llamativo de la operación era la intervención de un grupo constructor de poca solvencia y que mantenía importantes deudas con la entidad y que a pesar de ello la operación fue realizada”.

La UCO dictamina que la conducta de Rodrigo Rato podría ser constitutiva de un presunto delito de administración desleal. La participación en estas sociedades fue ocultada a Caja Madrid/BFA/Bankia y nunca fue expuesta en la declaración de intereses que Rato realizó cuando ocupó la presidencia de la entidad bancaria. Según la Guardia Civil, “Rato pudo incurrir en una deslealtad frente a la entidad que presidía porque ocultó a Bankia sus intereses personales en la operación” y porque “a pesar de su participación en varias sociedades del grupo y, aún más, en la que iba a ser utilizada para constituir Newcoval y recibir un crédito de 15 millones de euros, no se abstuvo”.

A pesar de que el expresidente de Bankia facilitó que la entiedad concediese un crédito de casi 350 millones de euros para financiar al Valencia, la operación se frustró coincidiendo con la salida de Rodrigo Rato de la presidencia de Bankia en mayo del 2012 y “porque el nuevo equipo directivo paralizó la operación por considerarla sospechosa”.

Se puede concluir, dice la UCO, que todo apunta a que “Rodrigo Rato introdujo a Aedifica Grupo en la operación buscando un interés propio, que hubiera supuesto importantes beneficios que hubiesen repercutido en su patrimonio personal, aun no siendo Aedifica Grupo el socio más recomendable para llevar a cabo tal operación. Que este proceder ha ocasionado pérdidas presentes para la sociedad, que podían haber sido mayores de no existir la intervención del nuevo equipo directivo, así como otras que pueden llegar a través del proceso derivado de la demanda interpuesta. En consecuencia, por todo lo anteriormente relatado, dicha conducta podría ser constitutiva de un presunto delito de administración desleal”.

Los contratos con Lazard

En el caso del banco de inversiones Lazard, la UCO acusa al exvicepresidente económico de la comisión de un delito de corrupción en los negocios (anteriormente corrupción entre los particulares) porque, cuando Rodrigo Rato presidía Bankia, “materializó la contratación de Lazard, recibiendo como contraprestación distintas cantidades pactadas con anterioridad y accediendo a una excepcional financiación de 2,2 millones de dólares”.

LOS CONTRATOS DE LAZARD: Rato manifiesta su preocupación ante las quejas del PSOE por el contrato dado a Lazard, donde había trabajado antes de llegar a la presidencia de Caja Madrid. / Cadena SER

La UCO habla también de un delito de blanqueo de capitales asociado al préstamo de 2,2 millones de dólares en el que “se habrían utilizado entramados financieros para encubrir su origen ílicito”. La Guardia Civil añade que el delito de blanqueo de capitales se da “en todas aquellas percepciones ingresadas después de enero del 2010, porque los activos que recibe serían dotados de apariencia legal mediante los distintos contratos entre Lazard y el propio Rato”.

Esta relación contractual no fue recogida tampoco en la declaración de intereses que Rato presentó a Bankia con motivo de su contratación.

Además, según este informe de la Guardia Civil, Lazard amplía sustancialmente su negocio con CajaMadrid/BFA/Bankia en el momento en el que rato asume la presidencia, reconociendo el mismo Rato que es él quien introduce a Lazard.

Los trabajos de asesoría a Telefónica

UN CONTRATO SIN IDENTIDAD. Rato le pide a su asesor que el contrato que va a firmar con Telefónica lo sea a nombre de una empresa. / Cadena SER

En el caso del asesoramiento a Teléfonica, la Guardia Civil concluye, tras analizar numerosa documentación, que Rodrigo Rato cometió delitos fiscales al facturar sus servicios a nombre de una empresa, Kradonara, y no a su nombre, con lo que se ahorró cientos de miles de euros en el pago de impuestos.

Mala intención, según Rato

Por su parte, el exvicepresidente del Gobierno considera que las conductas que se le atribuyen tras las pesquisas no corresponden a los supuestos delitos de corrupción entre particulares, blanqueo y administración desleal y señala una "interpretación maliciosa" de los hechos.

AVISO A NAVEGANTES. Los abogados avisan a Rodrigo Rato de que si factura a través de una empresa, como hizo, puede tener problemas con la Agencia Tributaria. / Cadena SER

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?