Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El acoso escolar aumenta el riesgo de padecer trastornos mentales de adulto

Una encuesta realizada recientemente en el Reino Unido vuelve a alertar sobre las consecuencias del acoso escolar en la salud mental de las víctimas. Los expertos advierten de que el acoso por parte de compañeros de clase aumenta el riesgo de padecer patologías tan graves como la esquizofrenia o la psicosis.

El acoso escolar tiene consecuencias a largo plazo en la salud mental de las víctimas y puede ser el desencadenante de enfermedades graves. Lo advierten varios estudios, el último una encuesta publicada hace unas semana en Reino Unido realizada a casi 9.000 jóvenes de entre 12 y 20 años. Según sus resultados un 44% de los que han sufrido acoso afirmó haber tenido depresión, un 33% ha pensado en suicidarse y el 31% se ha autolesionado. También lo certifican expertos como el Doctor Celso Arango, jefe de psiquiatría infantil y adolescente del Hospital Gregorio Marañón de Madrid: "El haber sido víctima de acoso escolar duplica las posibilidades de que aparezca esquizofrenia o trastornos psicóticos en el futuro. Las posibilidades de sufrir una depresión o de suicidarse se ve incrementado en un porcentaje mayor". El riesgo de depresión se multiplica por tres y el de suicidio por cuatro explica Arango,  que también es director científico del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) que ha colaborado en la realización del Proyecto Voz, un estudio a gran escala sobre  la realidad de los enfermos de esquizofrenia.

El Doctor Arango  subraya además que los niños propensos a sufrir algún trastorno mental, o que ya lo padecen, son también propensos a ser las víctimas del maltrato de sus compañeros con lo que entramos en un círculo vicioso. "Chicos que de por si tienen un problema de discapacidad intelectual, que tienen problemas de comunicación social, como trastorno del espectro autista, o una timidez patológica son más fácilmente acosados por otros. Lo que estamos viendo, por tanto, es una interacción de niños, que ya de por si tienen más riesgo, a los que se les da un factor de riesgo adicional que es el ser acosado por otros",

Hay estudios que prueban también que el acoso escolar es más difícil de asimilar que la violencia o abuso de personas adultas y sus consecuencias son más perniciosas: "La víctima se siente incluso más culpable porque piensa: debería haber sido capaz de defenderme; cuando estoy con un adulto que tiene mucha más fuerza física no puedo negarme y por eso acabó abusando de mi sexualmente o me maltrató físicamente... El abuso de un adulto evidentemente genera una serie de consecuencias nocivas pero la percepción que se tiene de ello no es tan negativa como la del acoso escolar que es la violencia por parte de un igual".

Como solución, lo más efectivo subraya el doctor Arango, es prevenir y apostar por políticas que favorezcan la convivencia en las aulas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?