Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 30 de Mayo de 2020

Otras localidades

CC OO critica que se han recuperado los beneficios, pero no los derechos

Gonzalo Fuentes, secretario de Política Institucional de la Federación de Servicios del sindicato, asegura que los pagos en negro forman parte de los usos y costumbres de la hostelería

Imagen de una protesta de trabajadores convocada por CC OO, en Sevilla.

Imagen de una protesta de trabajadores convocada por CC OO, en Sevilla. / EUROPA PRESS

Gonzalo Fuentes es el secretario de Política Institucional de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras. También ha sido secretario general de CC OO Andalucía y lleva 40 años trabajando como camarero en el sector de la hostelería. De hecho, a día de hoy, sigue formando parte de la plantilla del Hotel AC Málaga Palacio.

Hemos publicado el testimonio de cocineros que, tras 20 años de carrera profesional, aseguran haber cobrado en negro en el 100 % de empresas por las que han pasado. ¿Le sorprende?

¡Para nada! Eso forma parte de los usos y costumbres de la hostelería. Se ha puesto de moda el contrato a tiempo parcial. En el mejor de los casos te dan de alta por cuatro horas, por si viene el inspector de trabajo, pero en la práctica trabajas ocho o más. ¡Eso es un fraude, claro! Pero así es el empleo que se está generando en el sector de la hostelería. Empleo a tiempo parcial que, en muchos casos, es fraudulento. Eso afecta a los trabajadores, a su prestación por desempleo, a su futura pensión y a la calidad del servicio.

Y eso que la economía, en principio, ha mejorado...

Estamos viviendo el mejor año turístico de la historia de España, pero muchos trabajadores siguen sin ser dados de alta en la Seguridad Social y cada vez hay más economía sumergida. Todo eso afecta a la calidad del servicio y a la fidelización del turismo, claro.

¿Hasta qué punto está generalizada la precariedad? ¿La excepción son los hoteles, como nos han contado varios testimonios?

En muchos casos también hablamos de los hoteles. El 50 % de los contratos de la hostelería son temporales y, en mucho casos, a tiempo parcial. Pero si nos fijamos solo en los nuevos contratos, el 96 % son temporales y la mitad de ellos, a tiempo parcial. En principio no tenemos nada que decir contra el tiempo parcial, si se cumplieran las horas estipuladas en el convenio colectivo, pero la reforma laboral del Partido Popular ha hecho que el contrato a tiempo parcial sea el más fraudulento de la hostelería.

¿Por qué es tan fácil hacer contratos de tiempo parcial para jornadas reales de 10 o 14 horas?

Porque hay mucho paro y los trabajadores no tienen otra alternativa, así que no protestan. Hablamos, en muchos casos, de parados de larga duración o de jóvenes que en verano se incorporan al mercado laboral, y lo que era una profesión de futuro, como la de cocinero o camarero, se ha convertido en un trabajo precario y que sirve como transición hasta que se encuentra algo mejor. Todo el mundo habla de la industria turística como la que equilibra la balanza de pagos y la que aporta más del 14 % del PIB, pero mientras tanto se bajan los salarios y no se aplican los convenios sectoriales. Se dan condiciones de explotación laboral más propias del siglo XIX que del XXI.

¿Cómo ha afectado la reforma laboral?

Ha legalizado este tipo de fraude porque antes había que aplicar los convenios sectoriales y el contrato a tiempo parcial estaba regulado. La reforma laboral ha causado estragos entre los trabajodores.

¿Qué papel juega Inspección de Trabajo en todo esto?

Hay pocos inspectores y pocas inspecciones. No hay voluntad política por parte de los gobiernos y los inspectores se quejan de que no pueden llegar a todo. Les faltan medios técnicos y planes de inspección en verano o fines de semana, que es cuando más fraude hay. El país necesita recaudar, pero para acabar con la lacra de la economía sumergida, primero hay que invertir. Si no, defícilmente se podrán pagar las pensiones del futuro.

¿Cuánto debería ganar un camarero o un cocinero, según los convenios?

Una media de 20.000 o 25.000 euros brutos al año, lo cual supone 1.000 o 1.100 euros mensuales, con dos días de descanso a la semana y media hora para comer. ¡Pero también hay que pagarles el vestuario! La negociación colectiva ha servido para mejorar mucho los convenios, pero la reforma laboral también ha acabado con ella. A día de hoy hay más de 500.000 trabajadores en España sujetos a convenios bloqueados por parte de las patronales, de manera que no se pueden revisar los salarios.

¿Qué consecuencias directas tiene esa situación?

Que los trabajadores son cada vez más pobres y que los empresarios ganan más dinero. Porque los precios han subido, en la hostelería. En lo que llevamos de 2016, entre un 10 y un 15 %, de media...

Algunos testimonios denuncian que los negocios sí funcionan, pero que los empresarios se aprovechan de la impunidad. ¿Comparte esa visión?

¡Totalmente! Gracias a la reforma laboral, el equilibrio de la negociación colectiva se ha roto y los empresarios gozan de impunidad. Ellos han recuperado sus beneficios y, sin embargo, los trabajadores no hemos recuperado nuestros derechos.

¿Qué consecuencias pueden darse a medio plazo?

Este año hay una avalancha de turistas, sobre todo en el litoral, pero muchos de ellos son turistas prestados que están evitando países como Túnez, Egipto o incluso otros destinos europeos. Como hay menos competencia, se están subiendo los precios, pero si no aprovechamos este momento para dignificar la profesión y cuidar la formación, será comida para hoy y hambre para mañana.

¿En qué han fallado los sindicatos, para llegar a esta situación?

Tenemos que hacer autocrítica, ¡pero estuvimos en la brecha! Convocamos una huelga general contra la reforma laboral y estamos intentando desbloquear los convenios colectivos, pero en un contexto de miedo y paro, se lucha menos. Si tienes un contrato temporal y haces huelga o denuncias, ya no te llaman más. Así, difícilmente se puede ejercer el derecho de libertad sindical. Hay que cambiar esa reforma laboral, que es nefasta. Lo que los sindicatos habían conseguido en 35 años, prácticamente se ha perdido en solo cuatro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?