Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 01 de Abril de 2020

Otras localidades

Caso tarjetas Caja Madrid

Moral Santín justifica en el "esfuerzo y dedicación" a Caja Madrid los 456.000 euros de la tarjeta black

El exvicepresidente de la entidad y Francisco Baquero presentan un informe pericial en el que defienden la legalidad de sus gastos

José Antonio Moral Santín ocupa el segundo lugar en el ranking de directivos que más gastaron: 456.000 euros

José Antonio Moral Santín ocupa el segundo lugar en el ranking de directivos que más gastaron: 456.000 euros / EFE

La Agencia Tributaria, el Banco de España y los auditores de cuentas conocían la existencia de las tarjetas black y nunca advirtieron de ilegalidad alguna porque era un complemento de los directivos por "el esfuerzo y la dedicación" a Caja Madrid primero y Bankia después. Este es el resumen del informe que firma el perito, Francisco Serrano Moracho, en nombre de los acusados José Antonio Moral Santín y Francisco Baquero.

El documento subraya que los auditores de la caja tuvieron acceso a las actas de los consejos de administración en los que se aprobó el uso de las tarjetas y no lo cuestionaron. Tampoco lo hizo el Banco de España que "realiza funciones análogas a los auditores de cuentas, inspecciones in situ al objeto de minimizar los efectos de las crisis individuales y garantizar la estabilidad del sistema financiero español". Es decir, que "cualquier irregularidad existente derivada de las tarjetas de crédito hubiera sido conocida y denunciada por Banco de España". Al visto bueno de los auditores y del Banco de España hay que sumar el de la agencia tributaria porque "ni las tarjetas eran opacas ni la contabilización era opaca, oculta o subrepticia". La adecuada denominación de la cuenta a la que se cargaban los gastos y su creación sobre la base de acuerdos del consejo de administración "impiden considerar que tal información no estuviera en poder de la Agencia Tributaria".

La conclusión de la defensa de los dos acusados es que "las tarjetas de los consejeros no ejecutivos fueron el medio de pago de la remuneración por esfuerzo y dedicación" que nació en el Consejo de Administración de la Caja de mayo de 1988. José Antonio Moral Santín, propuesto por Izquierda Unida y exvicepresidente de Caja Madrid y Bankia, ocupa el segundo lugar en el ranking de directivos que más gastaron: 456.000 euros. De los cuales, 360.000 fueron retirados en efectivo del cajero. Francisco Baquero, propuesto por Comisiones Obreras, gastó en siete años 266.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?