Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

¿Cómo se fotografían las hamburguesas de los anuncios?

Pese a que tienen una pinta exquisita, las hamburguesas que te muestran en los anuncios no son comestibles

Una hamburguesa retocada para una campaña publicitaria. / ()

Probablemente en más de una ocasión te habrás relamido con las hamburguesas que aparecen en los anuncios de los diferentes medios de comunicación. Hamburguesas de gran tamaño, vivos colores y una pinta que abre el apetito de cualquier estómago. No obstante, la realidad no es como la pintan.

A la hora de pedir una de esas hamburguesas que te habían hecho salivar, te enfrentas a una cruda realidad: la hamburguesa que te vas a comer no tiene nada que ver con la que habías visto en televisión. Los profesionales del mundo de la publicidad cuentan con diversos trucos para crear estas apetecibles hamburguesas en los anuncios.

Desde una buena composición con una buena iluminación hasta un buen trabajo de Photoshop y otros trucos de profesionales que ahora mismo vas a conocer:

Cómo crear la hamburguesa perfecta

Como si se tratara de una modelo, la hamburguesa cuenta con su propio estilista. Un estilista que, para vestir a su cliente, busca entre decenas de panes hasta encontrar uno que sea perfectamente redondo y no tenga ni golpes, ni arrugas.

Una vez encontrado el pan perfecto, es probable que haya que añadir semillas de sésamo extra. Para ello, el estilista pega diversas semillas con pegamento gracias unas pinzas de precisión. Para perfeccionar todavía más este panecillo, también se suelen retocar bordes con unas tijeras y tostarlo con el objetivo de lograr ese toque dorado tan característico de las hamburguesas fotografiadas.

Tras seleccionar el pan, ha llegado la hora de planificar la estructura y el orden de los ingredientes de la hamburguesa. Por norma general, la carne es lo primero que se incorpora en la hamburguesa, ya sea sobre el pan o sobre una hoja de lechuga. Posteriormente se incluirá el queso. Es recomendable que la hamburguesa esté fría para que el queso no empiece a derretirse demasiado rápido.

Cómo mejorar el color de la carne

Para darle a la carne ese color tan jugoso y característico es habitual darle un toque oscuro con café diluido o algún tinte con el color que busquen los publicistas. Para darle brillo, los publicistas utilizan un tipo de aceite no comestible y, en ocasiones, puede usarse hasta betún o algún tipo de barniz.

En lo que respecta al resto de ingredientes, tienen que ser siempre visibles de forma equilibrada pero sin quitar protagonismo nunca a la carne. Con el objetivo de no crear una torre absurda de alimentos que se pueda derrumbar, los estilistas suelen utilizar afileres o chinchetas.

Uno de los principales trucos para evitar que la lechuga se deslice es pegarla con puré de patatas o algún tipo de preparado industrial que sea capaz de evitar que la lechuga quede descuadrada.

El queso, ligeramente fundido

Hay que evitar que el queso manche o se deforme. Por lo tanto, el queso debe estar ligeramente fundido. Para ello se puede calentar una espátula de metal, aplicar vapor caliente con un secador o con un decapador de pintura. También se suele pintar con algún aceite no comestible e incluso se suele recurrir al plástico.

Sobre el kétchup y las diferentes salsas, estas se aplican, con una jeringuilla, siempre al final únicamente en aquellas partes que se van a ver. Para mejorar la textura y el color de estas salsas se suelen utilizar colorantes.

Por último, y tras establecer todos los ingredientes de la hamburguesa, se lleva a cabo una edición digital para que la hamburguesa luzca radiante y lista para el anuncio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?