Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

El comisario Villarejo asegura que el consejero de BPA recibió 500.000 euros a cambio de información de los Pujol

Fuentes cercanas a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía aseguran que el comisario Villarejo no participó en ningún momento en ninguna operación en Andorra y que la Dirección nunca tuvo conocimiento de que se pagase dinero por obtener esa información

El comisario José Manuel Villarejo. / ()

Nuevo capítulo de la guerra que mantienen los comisarios Jose Manuel Villarejo y Marcelino Martín-Blas a cuenta de la supuesta extorsión a los dueños del banco andorrano BPA para conseguir información del clan de los Pujol. El accionista propietario de la Banca Privada de Andorra, Higini Cierco, ha presentado una querella, adelantada por el diario Ara, contra el exjefe de Asuntos Internos de la Policía española, Marcelino Martín-Blas, y el ex agregado de Interior de la embajada de España en Andorra, el inspector Celestino Barrroso, que viene acompañada de cuatro notas internas reservadas que asume el comisario Villarejo como propios.

La querella criminal se ha presentado en la Batllia de Andorra, el órgano jurisdiccional de primera instancia e instrucción. Cierco acusa a estas dos personas de delitos de coacciones y chantaje a raíz de la operación que presuntamente se montó en junio del 2014 para obtener datos de cuentas bancarias de los familiares de el expresidente Jordi Pujol i Soley.

Estas notas reservadas y confidenciales aparecen en el sumario del caso como anónimas. Ahora Cierco aporta un documento firmado por Villarejo el pasado 2 de septiembre en el que declara ser "el autor de diversos escritos que se le han mostrado por parte de los letrados que actúan en defensa de los Srs. Cierco, concretamente, unas notas informativas con fecha 01-07-2014, 04-07-2014, 21-12-2014 y 20-01-2015, las cuales se refieren a diversas informaciones sobre Andorra, movimientos bancarios diversos, así como la referencia a las actuaciones en todo ello del comisario Martín-Blas".

En estos escritos, el comisario Villarejo denuncia que se pagaron 500.000 euros de fondos reservados al consejero delegado del BPA, Joan Paul Miquel, a cambio de que facilitasen a la policía un "pantallazo" de unos movimientos de dinero que demostrarían el blanqueo de capitales del clan Pujol. La amenaza, según estas notas, pasaba por advertir de que se iba a pedir la ayuda del servicio de detección de blanqueo del tesoro americano (FINCEN) para condicionar un duro texto contra el BPA como entidad blanqueadora de capitales.

"Marcelino Martin-Blas presionó a Joan Paul Miquel a que entregase los datos requeridos. Aceptó colaborar a cambio de una muy significativa cantidad procedente de fondos reservados en efectivo (500.000 euros), que le sería entregada en España, por acuerdo de ambos, ya que el delito de revelación de secretos bancarios solo existe y por tanto se persigue penalmente en Andorra". El comisario apunta al CNI como al pagador de estos fondos. "No consta en causa judicial algun, ninguno de los datos que Marcelino Martín-Blas obtuvo de Joan Paul Miquel y por los que se abonó tan sustanciosa cantidad de fondos reservados que a buen seguro fueron facilitados por el CNI, que los detraería de alguna partida de difícil justificación, como la empleada para el pago de rescates ante los secuestros perpetrados por grupos terroristas".

Según este informe reservado, "parte de estas informaciones, aunque de manera forzada y obligada por las circunstancias, las habría facilitado los propios responsables del BPA, que ante el temor de poder perder la licencia para ejercer en España como banca privada a través de la marca Banca Madrid".

Una de estas notas informativas aportada asegura que según informaciones aportadas por los propios responsables de la Banca Privada de Andorra (BPA) varios miembros de la familia del expresidente Pujol han blanqueado ingentes cantidades de dinero a Luxemburgo. Este escrito en concreto es el famoso pantallazo del BPA en el que aparecían movimientos de dinero de la mujer de Pujol, Marta Pujol Ferrusola y de cuatro de sus hijos titulares de las cuentas: Marta, Mireia, Pere y Oleguer. Según esta fotografía, en tan solo un mes se hicieron hasta once ingresos en estas cuentas por valor de 3,4 millones de euros.

Fecha Ordenante Destino Importe
09/12/10 Marta BPA-1246067647 630.000,00 USD
14/12/10 Marta BPA-1246067647 2.097,02 USD
15/12/10 Mireia BPA-1246069324 285.459,36 EUR 
15/12/10 Mireia BPA-1246069324 1.015.578,65 USD 
15/12/10 Pere BPA-1246069412 410.000,00 EUR 
28/12/10 Pere BPA-1246069412 96.000,00 USD 
30/12/10 Oleguer BPA-1246071951 828.213,59 USD
03/01/11 Marta F BPA-1246071863 168.000,00 EUR 
03/01/11 Marta F BPA-1246071863 903.557,50 USD 
04/01/11 Marta F BPA-1246071863 2.379,46 EUR
04/01/11 Pere BPA-1246069412 2.645,79 USD 

Apuntes incluidos en la documentación entregada por el comisario José Villarejo.

Otro de los textos aportados por Cierco se refiere a una nota muy detallada sobre los presuntos seguimientos que se hicieron en Madrid al consejero delegado del BPA, ordenados, según Villarejo, por el comisario Martín-Blas los días 6 y 28 de junio del 2014. Según Villarejo, Martín-Blas ha ocultado información a la justicia y la ha aportado al Centro Nacional de Inteligencia. Según Villarejo, "algunos responsables del CNI negociarían con el propio Pujol ayudarle a cambio de que no revelasen las relaciones de altas personalidades del Estado Español con la cuenta Soleado, manejada por el financiero de Rhone Gestión en Ginebra Suiza, Arturo Fasana".

Fuentes de la Dirección Adjunta Operativa aseguran no conocer esta operación. Señalan que el comisario Villarejo nunca participó en ninguna misión policial que se haya desarrollado en Andorra y que los datos que aporta no se ajustan a la realidad. Estas fuentes aseguran no saber nada de esos 500.000 euros que detalla el comisario ya jubilado y que según su escrito podrían haber sido aportados por el CNI.

EL EXCONSEJERO DELEGADO DE BPA presenta una querella contra Barroso y Martín-Blas por "amenazas y coacciones"

Laia Farré | Andorra la Vella

Fuentes cercanas a la defensa del exconsejero delegado de BPA, Joan Pau Miquel, han asegurado a la Cadena SER que el exdirectivo, hoy encarcelado por presunto blanqueo de capitales, no aceptó "ningún tipo de negociación ni compensación" por entregar los datos bancarios de la familia Pujol a las autoridades policiales españolas.

Por esta razón, y según las mismas fuentes, Joan Pau Miquel ha presentado este jueves una querella criminal contra Celestino Barroso y Marcelino Martín-Blas por "amenazas y coacciones" de las que, según él, fue víctima entre los meses de mayo y junio de 2014.

En la querella se explicarían "los hechos amenazadores concernidos y vividos en propia persona", pero no se entraría en si se entregó o no la información de los Pujol, puesto que forma parte de otra investigación en curso en Andorra.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?