Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 19 de Agosto de 2019

Otras localidades

Una ONG subvencionada por el Gobierno mantiene a refugiados y toxicómanos en un mismo centro

  • El Ministerio de Empleo y Seguridad Social adjudicó hace un año a DIANOVA plazas de acogida a refugiados a pesar de que no tenía experiencia previa en este campo y renovó la subvención a los seis meses a pesar de que ya había recibido quejas
  • ACNUR y Amnistía Internacional han manifestado su preocupación ante el Gobierno por el tratamiento que reciben migrantes y refugiados en DIANOVA
  • El Defensor del Pueblo pidió explicaciones al Ministerio desde agosto y aun no ha recibido respuesta
  • Fuentes del Ministerio confirman a la SER que “se están investigando las quejas de los refugiados”
  • El departamento de Fátima Báñez acaba de retirar una subvención a ese mismo centro “por deficiencias en la atención” en otro programa de atención humanitaria a inmigrantes, pero le mantiene los fondos para los refugiados

Vistas del centro que Dianova mantiene en Ambite a más de 60 kilómetros de Madrid /

“Está en el campo, tiene piscina y jardines, es un sitio estupendo” así defendieron altos cargos de la Secretaría General de Emigración e Inmigración las bondades del centro que Dianova mantiene en Ambite a más de 60 kilómetros de Madrid cuando recibieron las primeras quejas de las ONG ante las denuncias de los refugiados. “Se nos quejaron desde el principio por el trato que recibían, por estar aislados lo que complica su integración, y por convivir muchos con personas que se recuperan de graves adicciones y que protagonizaban incidentes” precisan a la SER desde una de las primeras organizaciones que se dirigió al departamento que dirige Marina del Corral para pedir que reaccionara ante los testimonios preocupantes que les estaban llegando desde antes del verano pasado.

Incluso antes, otra organización que se dirigió hace 11 meses al Ministerio de Empleo y Seguridad Social fue Amnistía Internacional según ha podido saber la Cadena SER. Lo hizo para pedirle explicaciones por el trato que estaba recibiendo una familia de refugiados colombianos a la que había ayudado a llegar a España y que denunciaban “maltrato y falta de ayuda para que sus hijos pudieran ser escolarizados”. La respuesta del Ministerio fue la misma, “las condiciones del centro son las adecuadas”.

Peleas, incidentes por el consumo de drogas en el interior, quejas de padres refugiados por hacerles vivir con sus hijos en unas instalaciones con personas con problemas de drogodependencia, falta de condiciones mínimas de las instalaciones”… todas estas denuncias las conoce desde hace meses el Gobierno tal y como se constata en los escritos de las quejas presentadas por los refugiados ante el Ministerio y a los que ha tenido acceso la Cadena SER.

En este centro, ubicado cerca de Guadalajara, Dianova mantenía ahora dos programas paralelos; éste de primera acogida a refugiados con 99 plazas asignadas por el Gobierno, el de atención a personas drogodependientes, mientras que el tercero, el de acogida humanitaria a migrantes con 160 plazas para los que han llegado en patera o tras saltar las vallas, acaba de llegar a su fin el pasado 31 de diciembre, tras decidir el Ministerio no renovar la subvención “ por deficiencias” según fuentes ministeriales.

Es una barbaridad, hay niños, hijos de esas familias de refugiados, compartiendo comedor con esas personas con problemas de drogodependencia porque coinciden a la hora de la comida” denuncia otro abogado que ha aglutinado los testimonios de 14 refugiados y también de inmigrantes en acogida humanitaria que han pasado por Dianova en los últimos meses.

Sin embargo el departamento de Marina del Corral, que acaba de ser renovada en su cargo como Secretaria General de Emigración e Inmigración, sigue manteniendo los fondos asignados a DIANOVA para la primera acogida de refugiados “al menos hasta septiembre 2017” reconocen fuentes de la Asociación que considera esas denuncias “incidentes aislados, ya que el 80 por ciento de los beneficiarios están contentos con el trato recibido” aseguran desde Dianova tras ser contactada por esta emisora.

Según fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social “los controles de las ONG y Asociaciones que reciben fondos de las subvenciones convocadas son constantes y se realizan visitas cuando se reciben quejas de los beneficiaros”. Sin embargo, han tenido que acumularse numerosas quejas de refugiados y que organismos internacionales como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y Amnistía Internacional hayan exigido explicaciones al Gobierno para que sea ahora, más de 11 meses después cuando “se están investigando las quejas de los refugiados” reconocen a la SER estas fuentes del Ministerio del que depende Del Corral , cuya gestión ha sido cuestionada en diversas ocasiones por ONG y organismos que se dedican a la atención a migrantes y refugiados en España.

El sistema de acogida es un desastre lo que queda demostrado al dar plazas a asociaciones como esta que no tienen experiencia en la atención a migrantes y refugiados. Nos han llegado numerosos casos de chicos a los que ni siquiera se les ha dado clases de español cuando es algo obligatorio en el pliego de condiciones para acudir a las subvenciones. Además no tiene sentido tener a los refugiados tan aislados, eso no es facilitarles la integración” denuncia otra responsable de una ONG que lleva meses recibiendo jóvenes refugiados que les piden ayuda ante el trato que reciben de DIANOVA y que cuestiona el modelo de acogida del Gobierno.

Además, según ha podido saber la Cadena Ser, el Defensor del Pueblo también había abierto una investigación desde el mes de agosto tras recibir una queja sobre la situación que se vivía en el centro de Dianova. Ante la falta de respuesta del Ministerio de Empleo y Seguridad Social la oficina del Defensor volvió a requerir explicaciones en el mes de diciembre sin que hoy haya recibido respuesta según fuentes de la institución.

“Parece un nuevo CETI, están hacinados y falta una atención específica”

Según ha podido saber la Cadena Ser, un joven sirio que había protagonizado un intento de suicidio en el mes de junio del año pasado en el CETI de Melilla, desesperado después de muchos meses sin que el Gobierno le permitiera ser derivado a la península lo enviaron finalmente al centro de Dianova, “fue sacarlo de un centro hacinado como el CETI de Melilla donde se sigue vulnerando la ley de asilo a otra instalación igual de hacinada y sin la atención especializada que necesitan. No tiene sentido derivar a refugiados a una asociación sin experiencia” denuncia un abogado que llegó a atender al joven refugiado sirio.

“Los refugiados nos dicen que les están amenazando, les dicen que tengan cuidado con denunciar porque se les puede complicar tu petición de asilo”, alerta otro abogado que sólo en los últimos 15 días ha recibido otra quincena de casos derivados de Dianova.

En lo que coinciden las ONG que han recibido en algún momento la visita de refugiados y migrantes denunciando el trato de Dianova, al menos 5 organizaciones según ha podido constatar la SER, es en que “no hay un sistema de quejas como tal para que los refugiados puedan dirigirse al Ministerio, y de hecho Dianova se los impedía. Esto evidencia una vez más que la gestión pésima de Marina del Corral ha llevado a esta situación”, lamenta una de las abogadas.

Otro caso muy llamativo lo protagonizó una joven senegalesa que estaba interna en el centro. Según fuentes de otra ONG que acabó acogiéndola más tarde “la chica se tiró de un coche en marcha cuando una trabajadora de DIANOVA la llevada a un centro sanitario después de haber sido víctimas de abusos por parte de otros internos” afirman estas fuentes que precisan que la joven sigue muy afectada psicológicamente.

Acceso al centro Dianova de Ambite / GOOGLE STREET VIEW

"Se están investigando todas estas quejas, se está verificando"

Desde el Ministerio han precisado hoy que el número de quejas recibidas por escrito de los 200 refugiados que ha pasado por Dianova ha sido "por el momento de 18, 16 ya contestadas y dos recibidas en diciembre en fase de tramitación". Estas fuentes insisten en que “hay control continuo de los centros, periódicamente cuando hay quejas se verifica y se controla”, aseguran desde Empleo y Seguridad Social, una tesis que rebaten las ONG que han recibido a los refugiados y que señalan que el Gobierno no tiene esos seguimientos adecuados porque llevan meses informando de lo que sucede “en reuniones con Marina del Corral y su equipo y no han reaccionado hasta ahora” aseguran varios técnicos que han acudido a estos encuentros.

El Ministerio señala que el Programa de primera Acogida a Refugiados fue asignado a Dianova “vía concurso público y según la ley de subvenciones cumplían esta Asociación cumplía con los requisitos” afirman estas fuentes oficiales. Añaden que el criterio de tener o no experiencia previa en la atención a refugiados es algo que suma pero no determinante.

Preguntados por la continuidad de esas subvenciones o la posibilidad de retirarlas dadas las numerosas quejas de refugiados y otras ONG , estas fuentes del Ministerio aseguran que “ dependerá de valoraciones, hay que esperar a lo que digan los técnicos, pero si el Programa de atención humanitaria no se ha renovado desde el 31 de diciembre por deficiencias, todo puede pasar“ precisan a la SER estas fuentes ministeriales que añaden que de momento no se puede suspender esta subvención Dianova " por cuestiones relacionadas con la ley de subvenciones". El Ministerio recuerda que esta asociación debería asegurar las clases de español porque están obligados según las condiciones del concurso público.

     Desde el Ministerioaseguran que sí respondieron a las reclamaciones de Amnistía Internacional frente a un caso particular y que también se pusieron "a disposición de ACNUR". Afirman que “se ha verificado que ya no conviven niños con drogodependientes desde el mes de diciembre “.

DIANOVA se defiende

Dianova España forma parte de una organización internacional especializada en la atención a personas drogodependientes y que tiene presencia en 11 países. Se definen como especialistas en el tratamiento de las adicciones y presentan su centro Ambite “como un modelo de convivencia con tres grandes proyectos: rehabilitación de víctimas de drogadicción, atención humanitaria a subsaharianos que entran por las costas y la acogida a solicitantes y beneficiarios de protección internacional”.

Fuentes de la Asociación Dianova España contactadas por la SER afirman que “no tenemos información de ninguna queja. El 80 por ciento de los usuarios lo valoran positivamente, el servicio puede ser mejorable pero hay satisfacción en general” afirman a pesar de la investigación del Ministerio y de haber perdido la subvención del Programa de atención humanitaria. Sin embargo el Ministerio desmiente tajantemente a Dianova, "sí se les ha hecho requerimientos por escrito, presencial y en reuniones, están mintiendo" añaden desde el departamento de Báñez .

“Conviven con un programa de drogodependencias. Pero están en 20.000 metros cuadrados de complejo. El programa de drogodependencias lo tenemos con la Comunidad de Madrid son proyectos independientes, no hay convivencia, no comen juntos porque los horarios son independientes. Quizás se pueden ver en la plaza o en la zona de descanso, la vida social es convivir no aislarlas. No hay conflictos ni ningún problema entre las personas con problemas de adicciones y refugiados. Trabajamos con equipos profesionales diferentes y atención diferente“, defienden estas fuentes de Dianova.

El Programa de atención a Refugiados de Dianova tiene 99 plazas desde 1 de enero de 2016 con una duración máxima 6 meses de acogida, “es una primera fase de atención básica, manutención, aprendizaje español etc y después pasan a la fase de integración, y a una tercera fase de autonomía. El proyecto dura de media año y medio. Se les suele trasladar a pisos de alquiler en Madrid que también buscamos nosotros” explican desde Dianova.

Tras los primeros 6 meses y ya con numerosas quejas de refugiados el Ministerio renovó la subvención “hasta septiembre de 2017” precisan desde Dianova, que añaden que el Ministerio si les solicitó información sobre algunas quejas “pero no deben haber detectado nada porque siguen manteniendo los fondos” insisten desde la Asociación.

“Nuestro entorno es rural, y aquellas personas que llegan son las que decide el Ministerio. Es un lugar donde la recuperación de esas personas, algunas con traumas, en ese entorno natural, les puede venir muy bien a nivel psicológico” afirman desde Dianova frente a las numerosas quejas de refugiados y migrantes y que han llevado ahora a esta investigación del Ministerio de Empleo y Seguridad social.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?