Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Samsung descubre al culpable de las explosiones de los Galaxy Note 7

Tras retirarlos del mercado, la compañía surcoreana aclara la causa del incendio de los Galaxy Note 7

El pasado mes de octubre, Samsung anunciaba que dejaba de vender su terminal Galaxy Note 7 y pedía, a todos aquellos usuarios que lo hubieran adquirido con anterioridad, que lo apagaran y no volvieran a encenderlo.

En menos de un mes, el terminal comenzó a venderse el 19 de agosto, la compañía registró una gran cantidad de explosiones en distintos Galaxy Note 7, razón por la cual optó por retirar todos los teléfonos móviles de su último modelo para revisar las causas del problema y evitar nuevas explosiones.

Un mes más tarde, el 19 de septiembre, Samsung volvía a vender su teléfono móvil. No obstante, las explosiones no cesaron, razón principal por la que la compañía decidió congelar la producción de este teléfono móvil, una decisión que provocó la pérdida de 15.200 millones de dólares a la empresa surcoreana.

Una respuesta tres meses después

Tras más de tres meses de investigación, el responsable de la división de telefonía móvil, Koh Dong-jin, a través de un comunicado, ha dado a conocer los resultados del análisis que determina las causas del problema de las explosiones del Samsung Galaxy Note 7.

El estudio, llevado a cabo por Samsung junto a las consultoras estadounidenses UL y Exponent, y la empresa de inspección técnica y certificación TÜV Rheinland, ha determinado que dos son los factores principales del problema de los terminales de Samsung.

Un fallo de diseño

Tras analizar el primer grupo de baterías del Galaxy Note 7, la empresa ha determinado que el fallo fue provocado debido a la compresión mecánica en la parte superior derecha de las baterías entre las capas de separación del anodo y el catodo.

Las baterías se hicieron con un revestimiento demasiado pequeño, lo que evitó que la pila pudiera expandirse y contraerse durante los ciclos de carga y descarga haciendo que los electrodos positivo y negativo cortocircuitaran al entrar en contacto.

La explicación del problema de las primeras baterías de Samsung. / Samsung

Mientras tanto, el segundo grupo de baterías de Samsung, que fueron incluidas en todos los terminales vendidos a partir de septiembre, no presentaban problemas originalmente. No obstante, dado que la compañía tuvo que multiplicar la producción de estas nuevas baterías, se generaron diversos fallos en controles de calidad.

Según confirman desde Samsung, este fallo generó que se pusieran a la venta varias unidades que se manufacturaron sin membranas de aislamiento, lo que provocó nuevos cortocircuitos y explosiones.

La explicación a los problemas de la segunda batería de Samsung. / Samsung

Por otro lado, pese a que muchas eran las personas que esperaban que el nuevo Galaxy S8 sería lanzado en Mobile World Congress de Barcelona, la compañía también ha aprovechado para confirmar que su presentación se retrasará probablemente hasta primavera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?