Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 22 de Enero de 2020

Otras localidades

La Audiencia Nacional ordena indemnizar a una joven agredida por antidisturbios durante un 'Rodea el Congreso'

Interior tendrá que indemnizar con 750 euros a una joven que fue agredida por agentes cuando se refugiaba en un bar durante los disturbios del 'Rodea el Congreso' del 29 de septiembre de 2012 en las calles de Madrid

Un manifestante herido junto a un policía durante el 'Rodea el Congreso' del 25 de septiembre de 2012 / ()

Las convocatorias de 'Rodea el Congreso' celebradas durante varios días en septiembre de 2012 dejaron un balance de decenas de heridos y detenidos y un auto del juez Santiago Pedraz que hablaba de la "convenida decadencia de la clase política" después de que los graves disturbios fuesen judicializados. Ahora, más de cuatro años después, ha sido la Audiencia Nacional la que ha dictado que el Ministerio del Interior debe indemnizar con 750 euros a una joven que fue agredida por agentes antidisturbios en un bar del barrio madrileño de Huertas durante las protestas que tuvieron lugar el 29 de septiembre de 2012.

Según denunció la joven, defendida por abogados de la Comisión LegalSol, tanto ella como una amiga se habían refugiado en un bar de la calle Lope de Vega de la capital, a apenas 400 metros del Congreso de los Diputados, durante los disturbios que tuvieron lugar al término de la concentración. Fue entonces cuando varios agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) entraron al bar y agredieron a varias personas, entre ellas la joven que tuvo que ser atendida con una herida en la cabeza.

Primero fue la Justicia madrileña la que decidió archivar la investigación al entender que no era posible identificar al agente concreto que pudo perpetrar la agresión, y después fue el Ministerio del Interior el que rechazó su solicitud de indemnización. Ahora ha sido la Audiencia Nacional la que ha ordenado al organismo que entonces dirigía Jorge Fernández Díaz que indemnice con 750 euros a la joven por entender que sus heridas fueron causadas por un agente de Policía Nacional, aunque no puedan saber cuál fue.

El juzgado central contencioso-administrativo nº 7 de la Audiencia Nacional explica que "puede considerarse probada la existencia de un nexo causal preciso y directo entre la actuación o intervención, en el ejercicio de sus funciones, de varios funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía y las lesiones que sufrió la hoy recurrente". En una resolución contra la que no cabe recurso, también destaca que no hay pruebas de que la joven agredida participase en los disturbios "ni que ni dentro ni fuera del bar actuara de manera que provocase o justificase el empleo de la fuerza física" por parte de los policías.

De hecho, la jueza Ana María Jimena Calleja también cuestiona que el uso de la fuerza por parte de los agentes fuese necesario "en el momento concreto de la intervención".

Tres manifestaciones seguidas

La convocatoria del 29 de septiembre fue la tercera consecutiva después de la del martes de esa misma semana (25-S) y la del miércoles (26-S) protestando, entre otros motivos, contra el ejecutivo de Mariano Rajoy y los parlamentarios desde la Plaza de Neptuno, a pocos metros del Congreso. Los tres días se saldaron con heridos y detenciones (35 arrestados el primer día), cargas policiales y sanciones administrativas para medio centenar de personas.

Las protestas fueron finalmente judicializadas: una jueza de Plaza de Castilla decidió poner a los detenidos y los supuestos promotores a disposición de la Audiencia Nacional, acusándoles de un delito contra las instituciones del Estado. Fue el juez Santiago Pedraz el que decidió archivar el caso al entender que no existía delito alguno con un duro, hablando en un auto contundente de la "convenida decadencia de la clase política". Un escrito que le valió la calificación de "pijo ácrata" por parte de Rafael Hernando, entonces portavoz adjunto del PP en la cámara baja: declaraciones calificadas de "intolerables" por parte del Consejo General del Poder Judicial de las que más tarde se retractó.

"Sal del bareto, que te meto"

Los letrados de la Comisión LegalSol que llevan este caso han llevado el asunto también ante las instancias internacionales: el pasado mes de mayo plantearon una demanda ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH), a la espera de que la Audiencia Nacional resuelva sobre la petición de indemnización por parte de otra de las jóvenes que asegura haber sido agredida en las mismas circunstancias. Bautizaron el proceso judicial iniciado ante Estrasburgo como "Sal del bareto, que te meto".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?