Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 17 de Enero de 2020

Otras localidades

Rajoy quiere un frente común contra los independentistas

  • Pedro Sánchez llama al presidente del Gobierno y le muestra su oposición a que se celebre un referéndum
  • Desde el Ejecutivo aseguran que los contactos con Ciudadanos son frecuentes y al más alto nivel

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la XXXIII Reunión del Círculo de Economía de Sitges (Barcelona) / ()

Enviada especial a Vila Real (Portugal)

El Gobierno quiere formar con PSOE y Ciudadanos un frente común contra los independentistas. Y en la Moncloa ya dan por hecho que cuentan con Pedro Sánchez. Después de que el líder socialista le dijera a Mariano Rajoy que su formación defenderá la legalidad y la Constitución contra cualquier intento de romperla, dejando bien clara su oposición a que se celebre un referéndum.

El presidente del Gobierno, que piensa hablar también con otros partidos, cree que ahora con él y con Albert Rivera puede plantar cara a los nacionalistas catalanes. El equipo de Rajoy explica que los contactos con la formación naranja"son frecuentes y al más alto nivel". Aseguran que comparten hoja de ruta en lo que se refiere a la situación de Cataluña.

El objetivo de Rajoy es que las fuerzas constitucionalistas se impongan y detengan "el show" de Carles Puigdemont y de los soberanistas. Y es que en el Ejecutivo consideran que todo lo que está sucediendo es "un postureo preelectoral". Eso es al menos lo que trasladaron desde el marco de la cumbre luso española.

En este encuentro, que arrancó con una simbólica travesía de cuatro horas por el río Duero, Rajoy estuvo reunido con Antonio Costa, el primer ministro portugués. Hablaron de la Unión Europea, del Brexit, hasta de Eurovisión... Parece que el jefe del Ejecutivo ha olvidado que el líder socialista llegó al poder gracias al apoyo del partido comunista y del bloque de izquierda. Lo que tanto tachaba el PP de "alianza peligrosa". Al menos sus dirigentes no lo han dejado de repetir durante todos estos meses para evitar que España copie el modelo.

Y justo antes de embarcar se supo que Sánchez había llamado a Rajoy. Al final fue él quien dio el paso. Pero en respuesta a un sms que el presidente le envió el pasado lunes en el que le pedía que contactara con él cuando tuviera un minuto. Fuentes de la Moncloa indicaron que había sido una conversación "fluida y cordial" y que pensaban seguir en comunicación. Algo que dejaron de hacer en agosto de 2016, en su último encuentro en el Congreso, cuando Sánchez salió diciendo que había sido "una reunión perfectamente prescindible".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?