Sociedad
Casa | hogar

20 consejos para no pifiarla con la colada

¿Cómo lavar una prenda de dos colores? ¿Hay que cerrar las cremalleras? ¿Pongo suavizante a la ropa deportiva?

Consejos para la colada perfecta. / CADENA SER

Madrid

Poner la lavadora es una actividad de nuestro día a día que, sin embargo, puede darnos algunos quebraderos de cabeza. Quién no ha estropeado una de sus prendas favoritas por mezclar coladas, no leer las etiquetas de la ropa o quitar importancia a los consejos del fabricante. Para evitar esos disgustos hemos hablado con el equipo de 5àsec, expertos en el mantenimiento y cuidado textil desde 1968. Aquí van sus consejos.

Consejos previos

Aprende a leer los símbolos de las etiquetas. / 5àsec

- Guarda la ropa siempre limpia. Olvídate de aprovechar la camisa para varios días en la semana; corres el riesgo de que, si hay alguna mancha, ésta se fije al tejido y sea más complicada sacarla. Así evitarás además que salgan esas horribles manchas amarillas tan difíciles de sacar.

- Conserva las etiquetas que traen las prendas. ¿Eres de los que les tiene manía? ¿Te molestan y las cortas? Ese gesto hace que se pierda la indicación que el fabricante hace sobre cómo tratar la prenda.

Hoy en día compramos ropa cuya confección es mucho más compleja por la mezcla de fibras, adornos, y otros componentes, así que es muy importante no cortar las etiquetas.

- Si te manchas, intentar limpiar la prenda lo antes posible: normalmente una mancha reciente es más fácil que salga que una mancha antigua.

- Cuidado con el producto que pones en la mancha: corres el riesgo de fijar la mancha o decolorar la prenda: el tratamiento ha de ser específico, adaptado al tipo de mancha y al tejido sobre el que cae esa mancha.

Ante la duda siempre es preferible dejarlo en manos de un profesional.

Antes del lavado

- Revisa los bolsillos antes de la limpieza para evitar que lleven objetos que puedan dañar la fibra o directamente la colada e incluso la lavadora.

- Lee atentamente la etiqueta (si no la has cortado). Así sabrás las recomendaciones que hace el fabricante sobre el mantenimiento de la prenda: tipo de limpieza (en seco, agua), temperaturas, secado recomendado y otros criterios clave.

- Trata las manchas antes de lavar la prenda. El tema del desmanchado es un arte, y si te surge alguna dudan es mejor llevarla a un profesional para no arriesgar.

- Separa para triunfar. Separar por colores (blancos, claros y oscuros); por nivel de suciedad (no mezclar ropa muy sucia con ropa simplemente usada) y también por pesos (las prendas ligeras o delicadas no irán con prendas más pesadas).

Ante la duda, la prenda se pondrá donde menos daño haga, o bien la lavaremos sola.

- Da la vuelta a la prenda si es delicada por su tipo de tejido o por tener adornos. Así no golpeará contra el tambor de la lavadora. También puedes meter esa ropa delicada en una redecilla.

A veces, algunos adornos es mejor retirarlos antes del lavado de la prenda para evitar su deterioro.

- Cierra las cremalleras para evitar enganchones o incluso que se deterioren. Si la prenda soltase pelo es mejor lavarla sola para no perjudicar otras prendas, o si tiene cremalleras, hay que dejarlas cerradas

Durante el lavado

- No sobrecargues las lavadoras: la carga máxima sería poner medio tambor.

- Elige correctamente el programa: los programas cambian en cada fabricante pero normalmente encontrarás delicado, ropa blanca, sintéticos, delicado... también debes prestar atención a los ciclos de lavado, la temperatura y duración del programa.

- Usa el detergente adecuado según el programa que elijas. No escatimes en detergente y tendrás una buena calidad de limpieza. Si haces la coalda con temperatura fría (hasta 40º) es recomendable usar detergente líquido para que se diluya bien.

- El suavizante no es necesario usarlo siempre: sirve para que la ropa no quede tan seca, por tanto es recomendable usarlo cuando ponemos coladas de ropa más complicada de planchar, por ejemplo, camisas. Y mucho cuidado con poner demasiado suavizante, podría dejar manchas en la ropa.

A tener en cuenta

- En la ropa bicolor (por ejemplo, un vestido blanco y negro) es conveniente hacer una prueba de color en una zona oculta para verificar que el negro no pierde (con un algodón, agua y el detergente que vayamos a utilizar, y frotando ligeramente). En cualquier caso, estas prendas deben lavarse por separado y mejor en agua fría y en un programa corto para que haya menos riesgos.

- La ropa deportiva ha de lavarse separada del resto de la ropa y al máximo de la temperatura que indique el fabricante en la etiqueta para garantizar calidad de limpieza. Estas prendas no necesitan suavizante, ya que no las vas a planchar.

- Las zapatillas se lavan separándolas de la colada normal y retirando previamente restos de barro etc... que puedan traer. Puedes meterlas en una redecilla para proteger la lavadora.

- Un consejo para ahorrar cuando lavamos: controla la dosificación de los productos; elige el programa adecuado para el tipo de prenda y, sin arriesgar la calidad de limpieza, elige el de menor temperatura y programas cortos.

- Saca la ropa del tambor lo antes posible cuando acabe el programa de lavado, así evitarás que se concentre la humedad y aparezcan malos olores, que son de quitar.

- Sacude la ropa una vez limpia y ponla a secar cuanto antes. Si usamos secadora y la ropa lo admite intentaremos utilizar programas intermedios para que la ropa no quede reseca y sea más sencillo plancharla, si no usamos secadora, intentaremos ponerla en la cuerda pinzando en lugares que no dejaran marcas imposibles.

- Plancha la ropa, ya que la mayor parte de las prendas mejoran de apariencia con un buen planchado... a no ser que en la etiqueta leas que no admite plancha.

Información elaborada con la colaboración de Laura Belaire, responsable de Marketing y Comunicación de 5àsec.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad