Jueves, 22 de Octubre de 2020

Otras localidades

Canal de la Mancha

Un piloto cruza el Canal de la Mancha en un coche volador

El piloto aterrizó en el puerto de Dover (Reino Unido)

Un piloto francés cruza el Canal de la Mancha en un coche volador

El piloto francés Bruno Vezzoli ha cruzado este miércoles el Canal de la Mancha, el brazo de mar del océano Atlántico que separa el noroeste de Francia de la isla de Gran Bretaña, en un vehículo hibrido entre buggy y parapente, siguiendo así los pasos del brasileño Alberto Santos-Dumont y el francés Louis Blériot, quienes realizaron el primer vuelo a través del Canal en 1909.

Vezzoli despegó desde una pista abandonada en tiempos de guerra cerca de Calais, ciudad situada al norte del país galo, y comenzó a dar vueltas de lado a lado mientras ganaba altitud antes de enfrentarse a su reto: cruzar los 59 kilómetros que separan la ciudad de Calais de Dover.

El mayor riesgo del reto

En declaraciones a Reuters, Vezzoli aseguró que el mayor riesgo al que se enfrentaba al intentar cruzar el Canal de la Mancha era el fracaso: "Yo diría que el mayor riesgo, al igual que sucede cualquier máquina motorizada, sería un fracaso". El piloto explicaba que, por norma general, en caso de fallo, los pilotos podían hacer un aterrizaje de emergencia en tierra.

No obstante, Vezzoli explica que, en este caso, dado que estaría cruzando el Canal de la Mancha, tendría que llevar a cabo un aterrizaje sobre el mar, que resultaría más complicado puesto que se trata de un coche volador y no de un avión que, a priori, tendría más facilidades para llevar a cabo un aterrizaje de emergencia sobre el agua.

Un vuelo exitoso

Finalmente, Vezzoli fue capaz de completar los 59 kilómetros que separan de Cascai y de Dover en 50 minutos. El piloto aterrizó cerca de la ciudad portuaria inglesa, donde fue recibido por Jerome Dauffy, el creador del coche volador pilotado por Vezzoli. Tras el éxito del vuelo, Dauffy aseguró que su ambición es la de construir una máquina voladora capaz de recorrer el mundo en 80 días.

"Las industrias de la automoción y la aeronáutica nacieron hace un siglo. Ahora hemos logrado combinar ambas para crear una nueva máquina voladora", ha explicado Dauffy. Por lo tanto, el inventor continuará con su idea de crear una nueva máquina voladora capaz de recorrer nuevos escenarios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?