Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las ondas gravitacionales se convierten en el hallazgo científico del año

La revista Science reconoce a la kilonova como el descubrimiento más importante del 2017

Ilustración de un sistema binario de estrellas de neutrones en proceso de fusión, con emisión de ondas gravitatorias. /

Como cada año, la revista de divulgación científica Science ha dado a conocer los avances científicos más importante del año 2017. Entre otros hallazgos, Science ha destacado algunos como una nueva especie de orangután, la técnica para comprender la estructura de moléculas o una nueva estrategia contra el cáncer. Sin embargo, el descubrimiento del año ha sido, bajo el punto de vista de Science, la kilonova.

Al igual que el año pasado, la revista Science ha considerado que las ondas gravitacionales son el mejor descubrimiento del 2017. Después de ganar el premio Nobel de Física de 2017, los líderes del equipo Advanced LIGO (Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne) vuelven a triunfar con su instrumento para localizar ondas gravitacionales gracias al hallazgo de la quinta onda gravitacional de la historia, una onda que fue anunciada el pasado mes de agosto bajo el nombre de GW170817.

La quinta onda gravitacional

En febrero de 2016, los científicos del proyecto Advanced LIGO descubrieron por primera vez ondas gravitacionales, que se generan tras la colisión de dos agujeros negros. Un hallazgo permitió confirmar la predicción de la teoría de la relatividad general de Albert Einstein.

Apenas unos meses más tarde, el consorcio internacional anunciaba la detención de una segunda onda y una tercera y cuarta señal. El pasado mes de septiembre, LIGO, junto con el observatorio Virgo, confirmaba la quinta onda gravitacional, que fue clave para la victoria del equipo LIGO en los Premios Nobel de Física. Un fenómeno llamado kilonovas. Según explicaba el equipo, las estrellas que implosionaron giraban una alrededor de la otra en la constelación Hidra, situada a 130 millones de años luz de la Tierra.

La primera onda procedente de la fusión de dos estrellas de neutrones

Una onda gravitacional especial puesto que se trata de la primera que procede de la fusión de dos estrellas de neutrones, por lo que son las primeras que incluyen ondas electromagnéticas. Las cuatro ondas gravitacionales descubiertas hasta la fecha se habían originado tras la colisión de agujeros negros. Por lo tanto, el hallazgo de esta quinta onda supone un nuevo paso en el ámbito de la astrofísica.

Las estrellas de neutrones son, a día de hoy, los cuerpos más densos que existen en el universo. Se tratan de objetos muy compactos y masivos que giran muy rápido que se forman cuando las estrellas gigantes colapsan, provocando así un proceso de fotodesintegración de los materiales y la unión de electrones y protones, quienes dan lugar a neutrones y neutrinos. Un descubrimiento que ha revolucionado la astrofísica.

¿Qué son las ondas gravitacionales?

Las ondas gravitacionales son ondulaciones en la estructura del espacio-tiempo. Es decir, son el "tejido" que compone el universo y que podemos imaginar como una malla elástica tensada. Una malla que, ante la presencia de materia, se curva. Esta curvatura en la geometría del espacio-tiempo debido a la presencia de materia es la causante de los efectos gravitatorios que rigen el movimiento de los cuerpos (tanto el de los planetas alrededor del Sol como el de los cúmulos de galaxias).

Einstein predijo, en su teoría general de la relatividad (1916), la existencia de ondas gravitatorias, un fenómeno asociado a los objetos que generan los entornos gravitatorios más extremos, como los sistemas binarios de agujeros negros y estrellas de neutrones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?