Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

El PP no expulsa a Ricardo Costa y Francisco Camps de sus filas

  • La formación regional explica que ambos tienen expedientes abiertos a la espera de que haya sentencia
  • A muchos cargos populares les parece "vergonzoso" lo que se está contando en el juicio del ‘caso Gürtel’
  • Génova planta un cortafuegos diciendo que son cargos del pasado sin responsabilidades ya en su formación

Imagen de archivo en la que el presidente del PP, Mariano Rajoy (d), conversaba con el expresident valenciano, Francisco Camps (i), en presencia del exsecretario general del PPCV, Ricardo Costa /

En el PP valenciano dicen que no pueden actuar contra Ricardo Costa y Francisco Camps porque no ostentan ya ninguna responsabilidad. "No les podemos quitar nada porque no cuentan con ningún cargo orgánico", explican desde la formación regional.

A su juicio, han hecho todo lo posible aplicando los Estatutos. De ese modo, a Costa se le tramitó un expediente disciplinario en febrero de 2016 cuando se le abrió juicio oral por financiación ilegal y Camps tiene un expediente informativo desde que en diciembre pasado fue imputado en el caso Valmor, la investigación de la organización de la Fórmula 1. A pesar de los escándalos que han salpicado al expresidente de la Generalitat valenciana, hasta este mes de enero nunca se había procedido contra él.

De todos modos, a ninguno de los dos se les ha echado del partido. Algo que se justifica recurriendo a las normas internas. Recuerdan que estas señalan que se debe esperar a que haya sentencia. Aunque muchos populares preferirían que ya no estuvieran en sus filas. Se sienten “abochornados” por todo lo que se está contando en el juicio del ‘caso Gürtel’.

Les parece “vergonzoso” y reconocen que la corrupción hace mucho daño a su formación. Quieren que “cada palo aguante su vela”. Y lamentan que todos los días Rato, Granados, González o Bárcenas contaminen los mensajes que tratan de lanzar sobre otros asuntos. Por eso, les gustaría que desde la dirección nacional se vieran mayores “gestos”.

Pero Rajoy, por su parte, se remite a los tribunales y sostiene que él no sabía nada de lo que estaba ocurriendo. Mientras, desde Génova, plantan un cortafuegos. La estrategia, una vez tras otra, es hablar de ellos como “dirigentes del pasado”. Aunque no hace tanto, Costa cargaba una caja de avales en el Congreso de 2008. El apoyo de Camps fue decisivo para que Rajoy siguiera siendo entonces el líder del PP.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?