Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El exdirector de Oxfam: "Soy un hombre de carne y hueso y he cometido errores"

No soy un santo, pero tampoco un monstruo. He cometido errores de los que me arrepiento, dice Roland Van Hauwermeiren en una carta de cuatro páginas que ha enviado a un diario belga

un centro oxfam desde el que se distribuye agua en Corail, un campo para desplazados del terremoto de Haiti. / ()

Roland Van Hauwermeiren, exdirector de Oxfam -en el epicentro del escándalo de abusos sexuales y uso de dinero de la ONG para pagar prostitutas mientras dirigía a esta fundación en Haití- ha salido a la palestra para responder por las acusaciones. Lo ha hecho en una carta de cuatro páginas que ha enviado a una televisión belga, y también por medio de varias respuestas que ha dado a periodistas que le han localizado en su refugio de la playa.

Roland Van Hauwermeiren asegura que no quiere presentarse como víctima, pero que estas acusaciones, la mayoría infundadas, están haciendo mucho daño a la labor de los trabajadores del organismo humanitario. Acusa a un antiguo empleado y subordinado suyo de Oxfam de estar detrás de las informaciones que han provocado un terremoto dentro de la comunidad humanitaria internacional y han provocado que el Reino Unido o incluso la Unión Europea revisen la financiación que dan a Oxfam.

No soy un santo. Soy un hombre de carne y hueso y he cometido errores (que no son fáciles de admitir) y estoy profundamente avergonzado”, escribe este hombre de 68 años en alemán en la carta que ha emitido la VTM. Van Hauwermeiren dice que dimitió de su cargo en Haití después del terremoto porque falló a la hora de ejercer suficiente control sobre el personal de la organización acusado de conducta sexual inapropiada, pero negó ser él quien tuviera esa conducta “nunca organicé fiestas sexuales o visité burdeles en Haití”. Reconoce haber tenido una breve relación sexual en su casa con una mujer local a la que conoció después de darle leche y pañales a su hermana pequeña para su familia. Niega tajantemente haber dado dinero a la mujer, pero los rumores se esparcieron y comprometieron su liderazgo en Oxfam.

En la carta también se enfrenta a las acusaciones de conducta inapropiada en Liberia en el 2004, donde se le acusa de haber asistido a una fiesta con prostitutas. Van Hauwermeiren admite que asistió a una fiesta donde bailó y coqueteó con ellas, pero nada más.

“Los rumores de que pagó por sexo en Chad en el 2006 son totalmente infundados”, asegura el exmandatario de la ONG que dice que la mayoría de esas acusaciones están basadas en alegaciones realizadas por un hombre al que despidió en Liberia por alcoholismo y abusar del personal, pero sin dar su nombre. “Creo que he actuado mal, pero no en el modo en que algún medio de comunicación está escribiendo”,   dice Van Hauwermeiren y añade: “Estas acusaciones están destruyéndome y no me atrevo a aparecer en público o hablar con mi familia e hijos”. Previamente había hablado con periodistas del diario De Standaard que le localizaron en su apartamento de la costa Belga diciéndoles que cuando se conociera su versión la prensa lamentaría sus vergonzosas acusaciones. “No es que niegue todo, porque hay cosas que se han descrito correctamente, pero hay muchas mentiras y exageraciones. ¿Fiestas cada semana? ¿Casas de lujo? ¿Mujeres pagadas con dinero de la organización?”

Entre medias, la ministra de Justicia de Haití, Heidi Fortune ha dicho que había pedido a las autoridades belgas ayuda para iniciar un procedimiento legal contra Van Hauwermeiren, sin especificar qué tipo de leyes se habían violado. El ministro de Justicia belga niega haber recibido esa petición y dicen desconocer si hay o no investigación abierta contra Van Hauwermeiren.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?