Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La tierna reacción de una gorila tras parir a su primer hijo

Se trata del primer gorila que nació en el zoológico en nueve años

El zoológico comparte la primera reacción de la madre tras conocer a su hijo. / YouTube

El nacimiento de Moke, un gorila de llanura del oeste, se ha convertido en uno de los acontecimientos más importantes que ha tenido lugar en el Smithsonian National Zoological Park, conocido comúnmente como el Zoológico Nacional, durante la última década. Un nacimiento especialmente importante puesto que se trata de un nuevo ejemplar de una subespecie en serio peligro de extinción.

Según World Wildlife Foundation, la población del gorila de llanura del oeste se ha reducido hasta un 60% en los últimos 25 años debido a las enfermedades y la caza furtiva. Por esa misma razón, el nacimiento en cautividad de Moke supone un halo de esperanza para evitar que su linaje no desaparezca. Un nacimiento que ha sido celebrado por los cuidadores del zoológico y por sus padres, quienes le han dado una calurosa bienvenida.

La tierna reacción de la madre tras conocer a su hijo

Según The Washington Post, Calaya daba a luz a su primer hijo tras un parto natural de cinco horas. Un parto que fue seguido por los cuidadores del zoológico y por Baraka, el padre de Moke, quien estuvo presente junto a su mujer en todo momento. Según explica el cuidador Meredith Bastian, el padre mantuvo en todo momento una distancia respetuosa respecto a su pareja: "Se quedó en la habitación con ella, pero estaba a una distancia respetuosa".

Tras ver por primera vez a su hijo, Calaya decidió abrazar a Moke (que significa 'Pequeño' en la lengua lingala) y darle unos cuantos besos de bienvenida. Mientras tanto, el padre ejecutó el movimiento que los gorilas suelen hacer cuando están entusiasmados. Se trata del primer hijo de la pareja y el primer gorila que nace en el zoo los últimos nueve años.

"Estuvimos muy cerca de las lágrimas"

Por esa misma razón, los cuidadores del parque han seguido el embarazo de Calaya con tanta expectación, tal y como relata Bastian: "Todos vimos todo. Vimos el nacimiento. Vimos las cinco horas de trabajo... Estábamos temblando un poco con la felicidad. Fue un momento increíble para compartir con el equipo. Todos estábamos muy cerca de las lágrimas".

Pese a que los cuidadores no estaban seguros de cómo reaccionaría Calaya a su bebé, ya que era una madre primeriza, la gorila recibió a su primer hijo de la mejor manera posible. Durante los últimos meses, Calaya ha estado usando un juguete de gorila de peluche para acostumbrarse a tener un hijo entre sus brazos, un entrenamiento que le ha servido para darle la mejor acogida posible a este gorila que se encuentra en perfecto estado, al igual que su madre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?