Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El penúltimo (e incómodo) invento para abaratar los costes de cada vuelo

El low cost llevado al extremo

La aerolínea presenta los asientos verticales. /

El director ejecutivo de la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair, Michael O'Leary, aseguraba, en la conferencia de la Asociación de Operadores de Aeropuertos celebrada en 2016, que el futuro pasaba por tarifas aéreas gratuitas: "Tengo la visión de que en los próximos cinco a diez años las tarifas aéreas de Ryanair serán gratuitas".

Para que esto sea posible algún día, compañías como Airbus hasta aerolíneas de todo el mundo llevan buscando desde hace varios años nuevas formas de ahorrar y de generar un mayor beneficio a costa de la comodidad de los pasajeros. Entre ellas destacan nuevas formas de reducir el volumen del tradicional asiento de avión con lo que los beneficios aumentarían. Desde los asientos-sillín para vuelos cortos como la posibilidad de viajar de pie, tal y como propuso la aerolínea colombiana 'VivaColombia',

Reduciendo la comodidad del pasajero

El penúltimo invento para que las aerolíneas generen mayores beneficios a costa de la comodidad del pasajero es el asiento vertical. Una especie de sillín con respaldo, conocido como 'Skyrider 2.0', que permitiría a los aviones incorporar hasta un 20% más de pasajeros en una cabina, ya que el espacio para las piernas disminuirá de 70 centímetros a 58.

Por otro lado, este tipo de asiento también pesa un 50% menos que los asientos de clase económica estándar y cuenta que menos componentes que los asientos tradicionales, lo que permite un mínimo de mantenimiento. En definitiva, la aerolínea reduciría los costes de mantenimiento y, además, permitiría que cada vuelo tuviera un 20% más de viajeros.

Una versión mejorada del prototipo presentado en 2010

Este tipo de asiento, presentado por el fabricante Aviointeriors en la Aircraft Interiors Expo 2018, se trata de una versión mejorada de la que se lanzó en el año 2010. Un asiento con más relleno que la versión anterior y montajes más firmes, que conectan cada fila al techo y al suelo a través de postes.

A través de su página web, la compañía explica que el Skyrider 2.0. abre la experiencia de viaje a un mercado de pasajeros más amplio y a la creación de un espacio útil para la introducción de clases mixtas en el mismo avión. Un nuevo tipo de asiento para ahorrar costes y que puedan viajar en avión todas aquellas personas que hasta ahora no han podido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?