Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 10 de Abril de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA CORONAVIRUS | ÚLTIMA HORA Por primera vez todas las CCAA tienen la tasa de contagio por debajo de 1
Congreso PP 2018

Los populares ven ya "muy difícil" coser las heridas de su partido

El enfrentamiento entre Santamaría y Casado ha dejado secuelas por todas las formaciones territoriales y en el PP ven complicada la integración

Este viernes arranca el Congreso Extraordinario con el discurso de despedida de Rajoy

El candidato a liderar al PP, Pablo Casado, atiende a los medios de comunicación durante el acto de fin de campaña que ha celebrado hoy en el paseo de Recoletos, en Madrid

El candidato a liderar al PP, Pablo Casado, atiende a los medios de comunicación durante el acto de fin de campaña que ha celebrado hoy en el paseo de Recoletos, en Madrid / Kiko Huesca (EFE)

La guerra de nervios y cifras llega a su fin. Ahora la pelea se dirimirá en las urnas. La última palabra corresponde a 3.082 delegados. Aunque, pase lo que pase, para muchos populares, será “ya difícil coser” las heridas de su partido. Confían en que haya integración pero, en estos momentos, les parece imposible porque ven su formación completamente dividida. “Da igual el resultado, ahora son muchas las formaciones territoriales tocadas. En todos los sitios hay dos bandos, la mayoría de los cargos se han posicionado, se han arraigado odios profundos”, describe un diputado.

Cifras

El equipo de Pablo Casado asegura que ganará el Congreso Extraordinario del PP con el apoyo del 71 por 100 de los compromisarios. Mientras el de Soraya Sáenz de Santamaría sostiene que será ella quien se imponga con un 63 por 100 de los votos. Ambos candidatos se ven ya vencedores. Mientras los populares contemplan la situación muy empatada y esperan que los indecisos determinen la situación. “Algunos delegados engañan a todos. Dicen que votarán a uno y otro para que les dejen en paz. Cada candidatura los contabiliza pero ya veremos qué pasa”, explica un dirigente popular.

Cargos

Además, en las filas conservadoras, están muy pendientes de los equipos que se conformen y, sobre todo, del nombre del secretario o secretaria general. Este jueves, María Dolores de Cospedal estuvo en Génova. Fue a despedirse, planta por planta, de los trabajadores del Partido Popular porque abandona su cargo.

Para este puesto, algunos creen que la exvicepresidenta tiene varios colaboradores entre los que puede elegir como José Luis Ayllón, Alfonso Alonso o Íñigo de la Serna. Pero les parece que Casado lo tiene más difícil. Hablan de Isabel García Tejerina o Rafael Catalá. Aunque sus compañeros de partido consideran que lo que tiene por delante es “un rompecabezas” porque para lograr la unidad que tanto anhela debe contentar a demasiadas partes.

Soraya Sáenz de Santamaría (c) rodeada de compañeros de partido durante el acto con el que cierra su campaña electoral / J.P.GANDUL (EFE)

Almuerzos

El jueves hubo dos comidas muy distintas. Por un lado, la de Casado con los exministros críticos con Santamaría. La foto “antiSoraya” que Rajoy había tratado de evitar. Pero esta, al final, se produjo. El candidato popular se reunió, en un conocido restaurantes madrileño, con José Manuel García Margallo, Dolors Montserrat y José Manuel Soria. También estaban Catalá, Tejerina y Cospedal. Con ello querían demostrar que él sí es capaz de “integrar” a todo el mundo, que también puede representar “al marianismo” y dejar constancia de que si le critican porque le falta experiencia, ahí están ellos para asesorarle.

Por otro lado, estaba la comida de la exvicepresidenta. En Génova, bastante informal. Todos tomando pizza. Y aunque en ella hubo trabajo, según cuentan, también hubo “muchas risas”. Además Santamaría también quiso presumir de sus respaldos porque, entre los que la rodean, están Alfonso Alonso, Fátima Báñez y Álvaro Nadal. Se les pudo ver en una imagen que enviaron a los medios de comunicación. En la que no aparecían ni Cristóbal Montoro ni tampoco Iñigo Méndez de Vigo, a pesar de formar parte también de su grupo.

Congreso

Lo previsto es que este viernes, a partir de las once de la mañana, comiencen a llegar al hotel Auditorium de Madrid, los compromisarios que deben elegir al sucesor de Rajoy. El Comité de Organización del Congreso Extraordinario les ha avisado de que vayan con tiempo porque “se han sobrepasado todas las previsiones”.

De todos modos no habrá mucho movimiento hasta esta tarde cuando se espera el informe de gestión de Cospedal. Tras ella, llegará el turno del expresidente del Gobierno, quien hará así su último discurso como líder del PP. Será su despedida y todo el partido estará muy pendiente de su mensaje. Y ya mañana, a primera hora, Santamaría y Casado presentarán sus candidaturas. Luego votarán los delegados y se espera que para la una de la tarde, según las previsiones de la agenda del PP, haya proclamación de resultados y arranque una nueva etapa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?