Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Donde por perder un bebé te caen treinta años de cárcel

El Salvador es uno de los seis países de América Latina en los que el aborto está prohibido en cualquier circunstancia, incluso cuando el embarazo es por una violación o hay riesgo para la madre. El Parlamento Europeo presiona para cambiar una ley que ha permitido que mujeres que han sufrido abortos espontáneos, hayan sido acusadas de homicidio

Teodora Vásquez en un momento de la audiencia para la revisión de su condena en diciembre de 2017. / ()

Esa ley está vigente en El Salvador desde 1998, y sólo entre 2000 y 2014, casi 150 mujeres, la mayoría jóvenes y pobres, fueron procesadas por perder el feto en los últimos meses de embarazo. De ellas, 49 resultaron acusadas formalmente, 23 por aborto, y 26 por cargos de asesinato. Las que resultaron condenadas, se enfrentaron a penas de entre 30 y 50 años de cárcel.

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución en la que pide al gobierno salvadoreño que reforme esa ley. Ernest Urtasun, del grupo La Izquierda Plural, fue uno de los ponentes del texto: “Hemos internacionalizado la problemática. Hasta ahora era una cuestión interna de El Salvador, pero desde el momento en que sacamos esa resolución, organizamos una conferencia, o traemos a Bruselas a mujeres que han estado presas por este tema, aumentamos la presión al gobierno y al parlamento salvadoreño”.

Entre esas mujeres que han visitado Bruselas para dar sus testimonios está Teodora Vásquez: “Yo fui condenada a 30 años, salí tras cumplir 10 año y siete meses. No es nada fácil vivir en una prisión en El Salvador”. Su caso se remonta a 2007. Mientras trabajaba como limpiadora en un colegio, estando embarazada de nueve meses, comenzó a sangrar. Entonces llamó a emergencias pero nadie respondió. Finalmente se desmayó, y sufrió un aborto espontáneo. Un empleado del centro, que la encontró en el baño junto a su bebé nacido muerto, la denunció diciendo que había sido intencionado.

Su caso tuvo la repercusión mediática que no han tenido otros muy similares, sobre todo tras su liberación por sorpresa en abril de 2018. El Supremo decidió entonces revocar su condena pese a que sólo dos meses antes un tribunal de segunda instancia hubiera rechazado todos los recursos presentados al considerar que "los elementos probatorios no habían sido desvirtuados de una forma categórica".

Ahora, tras su paso por la cárcel, piensa más en el resto de mujeres salvadoreñas que viven algo similar, que en el su propia experiencia: “He venido a Bruselas no por mí, que ya estoy libre, sino para que se puedan acelerar los procesos de conmutación de pena e indultos para las compañeras que siguen presas”. Teodora forma parte del colectivo “Las 17 y más”, creado cuando en las cárceles salvadoreñas había 17 mujeres cumpliendo condena por casos similares. En la actualidad se estima que ya hay entre 20 y 30, de ahí el “más”, una situación que urge cambiar: “Es el momento en que yo puedo decir que hay que parar esta situación, el momento en que el Parlamento nos escuche y se ponga a trabajar en esta reforma que estamos pidiendo”, afirma convencida Teodora.

Ernest Urtasun se muestra comprometido con esa petición y asegura que el Parlamento Europeo va a mantener la presión para que se consiga la reforma: “Vamos a hacer seguimiento de los trabajos que se hagan en la Asamblea de El Salvador, estamos en contacto con un grupo de diputados favorables al cambio, para que ellos nos digan qué es lo que podemos hacer”. La labor de la Eurocámara, concluye, sigue siendo la de poder presión allí.

En la resolución del Parlamento también se destaca el problema “serio” de violencia de género que vive El Salvador. Cada tres horas una mujer sufre una agresión sexual y muchos de los embarazos en niñas y adolescentes son resultado de una violación. Según datos del gobierno, sólo en 2015, el último año del que existen registros oficiales, casi 1500 niñas de entre 10 y 14 años se quedaron embarazadas. Además, hay 8’9 homicidios por cada 100.000 mujeres, la tasa más alta de feminicidios en todo el mundo, y según denuncian algunas activistas desde 2011 se han suicidado al menos 42 adolescentes que estaban embrazadas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?