Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Seis meses de cárcel por hacer un 'simpa' después de ponerse bótox

La Audiencia de Madrid ha confirmado seis meses de cárcel por un delito de estafa para una mujer que en abril se sometió a un tratamiento de rejuvenecimiento facial y se marchó sin pagar los 1.450 euros que costaba

Una mujer ha sido condenada a seis meses de cárcel por someterse a un tratamiento de rejuvenecimiento facial en una clínica de Madrid y marcharse corriendo sin pagar los 1.450 euros que costaba. La sentencia, que todavía es recurrible, le impone un delito de estafa y obliga a pagar el precio del tratamiento. 

La sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid a la que ha tenido acceso esta emisora explica que los hechos ocurrieron en una clínica cercana al hospital Gregorio Marañón de la capital el pasado mes de abril. La mujer entró para someterse a un tratamiento de rejuvenecimiento facial, entre otras cosas con bótox, y que se marchó sin pagar cuando abandonó el local a la carrera con la excusa de ir al cajero a sacar dinero. 

Fuentes del caso explican que la mujer huyó pero ya había dejado sus datos por escrito, una funda de un abrigo en el perchero y además había sido grabada por las cámaras de seguridad de la clínica: se negó a completar los procesos habituales previos a contratar el tratamiento - que incluían fotografías del antes y el después - alegando que era una persona "amenazada". 

"Se dio a la fuga"

El proceso quedó visto para sentencia veinte días después en un juicio rápido en Julián Camarillo y ahora es la Audiencia Provincial de Madrid - en una resolución todavía recurrible - la que confirma seis meses de prisión por un delito de estafa y la obligación de pagar a la clínica los 1.450 euros que costaba el tratamiento de rejuvenecimiento facial. 

Los hechos probados de la resolución declaran probado que "una vez concluido dijo que no tenía suficiente dinero y que iba a sacarlo de un cajero automático y se dio a la fuga". Los magistrados no encuentran pruebas que avalen su estrategia de defensa: que decidió irse sin recibir el tratamiento y que sólo le limpiaron la cara con alcohol. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?