Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La clave nacional de las trascendentes elecciones andaluzas

  • El PSOE, pendiente de si el 2-D lleva al adelanto | Podemos: unas elecciones también en clave interna
  • El PP no descarta sumar y gobernar con Ciudadanos y Vox | Cs propondrá la investidura de Marín "si tiene un escaño de más"

()

El PSOE, pendiente de si el 2-D lleva al adelanto

La impresión generalizada en el PSOE es que la lectura de los resultados de este va a pesar mucho en la decisión de Pedro Sánchez sobre el adelanto de las elecciones generales, una vez que tenga toda la información real sobre como está el partido en su feudo y cómo está la oposición. Es cierto que Moncloa insiste en que el presidente del Gobierno no va a hacer depender la duración de la legislatura del resultado andaluz, pero también son muchos los dirigentes socialistas que opinan que, si el PSOE obtiene una importante diferencia sobre sus competidores, aumentará la presión sobre Pedro Sánchez.

La dirección federal socialista cuenta con que Susana Díaz ganará estas elecciones, aunque es consciente de la dificultad que puede entrañar a investidura. En la última semana de la campaña, tanto el presidente del Gobierno como el equipo de Ferraz se sumaron a las voces andaluzas para pedir una mayoría "amplia" y "robusta", en definitiva, una ventaja que permita a Díaz defender con seguridad su investidura frente al bloqueo.

Estas elecciones del 2-D son las primeras de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno aunque el resultado, para lo bueno o para lo malo, se lo apuntará Susana Díaz, que fue su rival en las primarias y que ha diseñado con manos libres tanto las listas electorales como la campaña. Ferraz también dejará a la federación andaluza tejer las alianzas que quiera o pueda a partir de mañana.

Podemos: unas elecciones también en clave interna

Adelante Andalucía aspira a ser la fuerza política en la que resida la clave de la gobernabilidad y aspiran a desbancar al PP de la segunda posición. No obstante ni Teresa Rodríguez ni su número dos Antonio Maíllo quieren a Susana Díaz como presidenta ni aspiran a un Gobierno de coalición y se han mostrado también contrarios a un pacto de legislatura. Sólo su compromiso de no permitir un presidente de derechas hace pensar en un eventual apoyo al PSOE. La dirección nacional de Podemos, sin embargo, prefiere que Rodríguez llegue a un acuerdo de legislatura con condiciones muy duras que refuerce en el resto de España la imagen de Podemos como "músculo" que obliga al PSOE a girar a la izquierda (también al PSOE de Susana Díaz). En cualquier caso Iglesias es consciente de que tendrá muy poca capacidad de influencia sobre Rodríguez y su política la hora de pactar.

La fuerza de negociación de Adelante Andalucía dependerá de su resultado y si son la segunda fuerza sus condiciones serán más exigentes. No se descarta ningún escenario. Tampoco que exijan al PSOE un candidato distinto, tal como hizo en su momento la CUP con Artur Mas. Todos los escenarios se contemplan.

Los resultados de Adelante Andalucía no solo serán claves para las futuras elecciones de 2019 sino también para la vida interna de Podemos después del pulso entre Rodríguez y la dirección nacional morada librado en los últimos meses . La andaluza ganó y consiguió la marca (sin la palabra Podemos) y la autonomía de una plataforma que desde Madrid siempre se vio con suspicacia. Si los resultados son buenos pueden convertirse en un factor inspirador para otros territorios.

El PP no descarta sumar y gobernar con Ciudadanos y Vox

En el PP están muy pendientes de la fragmentación de la derecha que puede salir de las elecciones andaluzas. No descartan sumar y gobernar con Ciudadanos y Vox. Pero les preocupa la entrada del partido de Santiago Abascal porque, según las encuestas internas que manejan, este podría obtener hasta siete escaños. Por eso, en estos últimos días de campaña, Pablo Casado ha tratado de recuperar a los votantes desencantados con su formación. Les ha pedido que "vuelvan a casa". Además, ha destacado que "una papeleta puede servir para echar a Susana Díaz, a Pedro Sánchez, a Pablo Iglesias y hasta a Quim Torra".

Al líder del PP le gustaría que esta fuera una primera vuelta de las generales. Él sabe que está en juego su liderazgo. Se ha implicado tanto que ahora corre el riesgo de que el resultado le pase factura. Pero en Génova ya van preparando, por si acaso, el argumentario para afrontar ese escenario. Nada puede afectar al presidente. De modo que si todo se tuerce, la culpa será del "candidato heredado". La dirección nacional dirá que el todo partido se ha volcado en esta convocatoria y, por tanto, todos serán "corresponsables" de lo que ocurra. Aunque el PP espera no verse en esa tesitura. Los populares prefieren pensar que se mantendrán en segunda posición y evitarán el sorpasso de la formación de Albert Rivera. Eso ya lo podrán vender como un gran éxito.

Ciudadanos propondrá la investidura de Marín "si tiene un escaño de más"

Un hotel de Sevilla se va a convertir en la noche de este domingo en el cuartel general y también nacional de Ciudadanos para seguir la noche electoral andaluza. Hasta la capital hispalense se van a desplazar no sólo el presidente del partido, Albert Rivera, sino también el secretario general, José Manuel Villegas, y la portavoz y líder del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, como cabezas de una larga lista de dirigentes que vivirán en minuto a minuto de los resultados con el candidato Juan Marín.

Ciudadanos "se juega mucho" en estos comicios. Es lo que piensa en núcleo duro de su dirección, como han reconocido varios de sus miembros a la Cadena SER. Estos dirigentes opinan que "lo que pase en Andalucía va a marcar lo que venga luego en el resto de comicios autonómicos y, por supuesto, en las elecciones generales". Y por eso, en Ciudadanos ya no sólo buscan un 'sorpasso' al PP, sino que acarician la idea de liderar un gobierno apoyado por otras fuerzas. En concreto por el PP y también por Vox, porque en el partido de Rivera, que hasta ahora han ignorado a la formación De Santiago Abascal por ser "extraparlamentaria", dan por sentado que entrará en el Parlamento andaluz.

Ciudadanos, por tanto, está abierto a "recibir los votos" de otros partidos, que es la fórmula que emplean sus líderes para decir que pactarán con el PP o con Vox pero en el partido son conscientes de que será necesaria "una gran participación" de electores para alcanzar ese escenario.

Albert Rivera ha apostado muy fuerte por el candidato andaluz, Juan Marín, en el que dice que confía plenamente, tanto que ya ha anunciado que esta noche propondrá su investidura. Muchos observadores de su campaña no dudan en decir que su apuesta ha sido tal que en ocasiones ha parecido que el que hacía la campaña era el propio presidente del partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?