Últimas noticias Hemeroteca

El CSKA de Moscú asalta el Bernabéu ante un Real Madrid que cierra con mala imagen la fase de grupos

  • El equipo blanco cayó derrotado por 0-3 en la que es hasta la fecha la mayor goleada de la historia del club en contra en competición europea en el Santiago Bernabéu
  • Segunda derrota de Santiago Solari como entrenador del primer equipo

en 30 segundos

El Real Madrid cosechó la peor derrota de su historia en casa en competición europea al caer por 0-3 ante el CSKA de Moscú. Pese a ello, el conjunto blanco estará en el sorteo de octavos como primero de grupo.

LA CLAVE

El 0-1. El equipo de Solari estaba siendo mejor que su rival en el primer tiempo, pero el gol de Chalov desarboló al cuadro español que terminó siendo goleado y no ofreció respuesta alguna.

LA ESTRELLA

Mario Fernandes. El lateral internacional con Rusia, que ya hizo un gran Mundial, hizo un gran partido y fue protagonista en el segundo gol en el que hizo una gran jugada que terminó con el gol de Schennikov.

El Real Madrid cerró con mala imagen la fase de grupos al caer derrotado ante el CSKA de Moscú en casa por 0-3, siendo la peor derrota del equipo blanco en casa en Europa en toda su historia. El cuadro blanco tuvo ocasiones en el primer tiempo pero a raíz del 0-1 se vio superado y fue vapuleado por el conjunto ruso. El Bernabéu despidió a su equipo entre silbidos tras la segunda derrota de Solari como técnico del conjunto blanco.

El comienzo del partido fue algo frío, producto de la hora (18:55), el hecho de que el equipo madridista ya estaba clasificado como primero de grupo y el rival, pues el CSKA de Moscú no está entre los equipos con más tirón de Europa.

Sin embargo, el equipo de Solari, al igual que las gradas del Bernabéu, fue de menos a más. A medida que el estadio madridista se iba llenando, los jugadores iban atreviéndose en ataque y comenzaban a generar jugadas de ataque.

Sobre todo Vinicius y Asensio, los cuales pusieron en serios problemas a la zaga moscovita, aunque no pudieron batir a Igor Akinfeev. El brasileño fue de largo el que más lo intentó, aunque sin fortuna. Por su parte, el balear, menos activo, dispuso de las mejores ocasiones, pero el guardameta ruso le adivinó las intenciones en dos oportunidades y en la restante su chut lo repelió el travesaño.

Cuando parecía que el gol madridista estaba al caer, llegó la sorpresa al Bernabéu. En una jugada aislada, Chalov, tras un buen recorte y un gran disparo, batió a Courtois para dejar sin palabras a la afición local.

Y para mayor sorpresa de los madridistas, el CSKA de Moscú se vino arriba y una jugada entre ambos laterales acabó con el segundo tanto. Mario Fernandes chutó, Courtois despejó y el rechace lo introdujo en la portería Schennikov.

Tras el descanso, Solari decidió introducir en el partido a Gareth Bale por Karim Benzema para intentar aire fresco al equipo en ataque, pero el 0-2 hizo mucho daño a los blancos y apenas volvieron a inquietar a Akinfeev.

Los minutos pasaban y el equipo madridista tenía la pelota y se asomaba al área contraria con asiduidad, pero al contrario que en el primer tiempo apenas gozaron de ocasiones para revertir la situación.

En estas, el CSKA, en otra jugada aislada, demostró de nuevo su eficacia de cara a puerta haciendo el tercer gol del partido. Tras una buena jugada colectiva, Sigurdsson batió de nuevo a Courtois para propiciar la peor derrota en el Bernabéu del Real Madrid en competición europea y así, además, provocar también un enfado mayor entre los aficionados blancos.

No obstante, cabe señalar que, a pesar de que el cuadro ruso ha ganado sus dos partidos al Real Madrid, acabará como último de grupo debido a la victoria del Viktoria Plzen ante la Roma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?