Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Arranca la previa del juicio contra el procés bajo la sombra de la huelga de hambre

  • La sala de enjuiciamiento escuchará mañana la petición de las defensas de llevar el caso al TSJ de Catalunya
  • Jordi Pina, abogado defensor: "Con mucha probabilidad no se nos dará la razón"

Chapa con el rostro de Junqueras en el abrigo de Gabriel Rufián /

Este martes arranca en el Tribunal Supremo la previa del juicio contra el procés independentista. Los siete magistrados y magistradas encargados de llevar las riendas del proceso escucharán las cuestiones de previo pronunciamiento planteadas por las defensas de los 18 líderes independentistas, que piden que el caso sea llevado al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya.

Una declinatoria de jurisdicción que ya ha sido rechazada en varias ocasiones a lo largo del proceso en un momento en el que la mayor preocupación en el Tribunal Supremo es si la huelga de hambre iniciada por cuatro procesados puede afectar al juicio. La previsión, en caso de rechazarse la declinatoria de jurisdicción, es que los interrogatorios arranquen en enero, sin conocer todavía el alcance y consecuencias que la huelga puede tener en la salud de los imputados. 

Los propios abogados defensores están convencidos de que mañana se encontrará con una nueva negativa del Tribunal Supremo: "Lo afrontamos como afrontamos este procedimiento, con ilusión y esperanza pero con la conciencia muy clara de que con mucha probabilidad no se nos dará la razón", explicaba este lunes Jordi Pina, abogado de varios imputados. 

El tribunal no tiene por qué contestar mañana en la sala a los acusados, aunque tampoco dejará pasar muchos días hasta dejar su decisión por escrito: desde el momento en que notifiquen su respuesta, en caso de ser negativa, empiezan a correr los plazos para que las defensas presenten sus escritos pidiendo la absolución. 

Petición contestada

La duda en torno a la competencia del Tribunal Supremo para investigar y enjuiciar el procés independentista ya ha sido planteada varias veces por las defensas de los acusados y ya ha sido contestada en varios autos por los jueces que han supervisado la causa. La primera vez fue el 31 de octubre de 2017, cuando la sala de admisiones admitió a trámite la querella de la Fiscalía y explicó que "sitúa la ejecución de parte de los hechos imputados fuera del territorio" catalán, y además "la existencia de una actuación ejecutada fuera de España, tendencialmente dirigida a hacer realidad el designio independentista" otorga la competencia al Supremo. 

En esa sala de admisiones estaban varios jueces de los que mañana también tendrán que estudiar esta nueva petición: Manuel Marchena, Andrés Martínez Arrieta, Luciano Varela y Juan Ramón Berdugo. Un mes más tarde, el 24 de noviembre del año pasado, era el instructor Pablo Llarena el que se atribuía la competencia para investigar también a Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y el resto del Govern destituido apelando a la "necesidad de un enjuiciamiento conjunto" y de que "se unifique en un solo proceso el esclarecimiento de la eventual responsabilidad de los investigados".

Marchena, en el centro, en una imagen de archivo / EFE

La cuestión fue tratada de nuevo por el mismo magistrado en otro auto del mes de febrero de este año y finalmente el 26 de junio cuando la sala de apelaciones afirmó que "algunos hechos de apoyo al complejo plan elaborado se ejecutaron fuera del territorio" de Catalunya, lo que "justificaba una visión amplia de la competencia para una mejor y más global valoración de lo ocurrido". 

La huelga de hambre

La jornada de este martes se celebrará sin la presencia de ninguno de los 18 imputados: sólo sus abogados defensores, la acusación popular y Fiscalía y Abogacía del Estado están citados para su primer cara a cara con la sala de enjuiciamiento, pero la situación de los encarcelados que han iniciado una huelga de hambre en Lledoners preocupa en el alto tribunal, sobre todo por la incidencia que pueda tener en el arranque del juicio en enero. 

Dirigentes independentistas encarcelados en el centro penitenciario de Lledoners / ÒMNIUM CULTURAL (EUROPA PRESS)

Este mismo lunes ha sido Pilar Calvo - portavoz de Jordi Turull, Josep Rull, Joaquim Forn y Jordi Sànchez - la que ha confirmado que la huelga de hambre está lejos de suspenderse: "No está previsto que pongan punto final a la huelga de hambre". Jordi Pina, su abogado, ha sido tajante al negar que la huelga busque influir en el juicio: "Lo niego rotunda, radical y visceralmente", ha dicho. Lo cierto es que, a día de hoy, el Tribunal Supremo baraja desplazar hasta Madrid a aquellos cuyo estado de salud pueda comprometer la celebración del juicio. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?