Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Turno de Junqueras: responsable máximo del procés en ausencia de Puigdemont

  • La Fiscalía pide 25 años de cárcel para él por un delito de rebelión
  • Su declaración empezará después de que el tribunal decida sobre las cuestiones previas

Oriol Junqueras durante la primera sesión del juicio / ()

Este jueves está previsto que arranquen los interrogatorios del juicio al procés con el exvicepresidente de la Generalitat de Catalunya. Oriol Junqueras, en prisión sin fianza desde hace un año, tres meses y algo menos de dos semanas, es considerado por las acusaciones como el mayor responsable del procés independentista unilateral que se sienta estos días en el banquillo del Tribunal Supremo en ausencia del fugado Carles Puigdemont.

El líder de Esquerra Republicana se juega a partir de mañana poder pasar un cuarto de siglo entre rejas. La Fiscalía pide para él veinticinco años de prisión por rebelión y malversación de caudales públicos, la Abogacía del Estado pide doce por sedición y malversación y la acusación popular de Vox pide setenta y cuatro años de presidio por dos rebeliones, una malversación y una organización criminal.

Para las acusaciones, Oriol Junqueras estuvo desde principio a fin en la sala de máquinas del procés: desde el Acuerdo para la Transición Nacional firmado en diciembre de 2012 entre su partido y CiU hasta la Declaración Unilateral de Independencia del 27 de octubre de 2018 pasando por reuniones reservadas y media docena de normas de carácter independentista. Según la Fiscalía, fue la punta de lanza de "un levantamiento generalizado, salpicado de actos de fuerza, agresión y violencia", siendo vicepresidente de un Govern que adoptó "las necesarias decisiones ejecutivas para garantizar la realización del referéndum" siendo "plenamente conscientes de la notoria ilegalidad de su parecer".

La indiferencia que dedicó el pasado martes a la llegada del president Quim Torra al salón de plenos del Tribunal Supremo se une a la certeza judicial de que la fuga de Carles Puigdemont y el resto de imputados aumentó ese riesgo de fuga que le ha mantenido en prisión sin fianza desde el 2 de noviembre de 2017. Sin el expresident en el banquillo, la Fiscalía pide para él la condena más alta acusándole también de fomentar las movilizaciones y permitir los disturbios entre manifestantes y fuerzas policiales.

Decretos y entrevistas

Para la Fiscalía, la implicación de Junqueras en este caso se divide entre su actividad política y legislativa como vicepresidente y su proyección pública. En cuanto a lo primero, le ubican en todos los momentos clave del independentismo y le acusan de estampar su firma en documentos clave: los de julio de 2017 en los que acumuló en su departamento la organización de procesos electorales, el decreto de septiembre de ese año de normas complementarias del referéndum y la firma del Decreto 139/2017 que convocó el referéndum ilegal.

Junqueras y Puigdemont en el Parlament en mayo de 2017 / Rafa Garrido (ACN)

Además de esto, la Fiscalía le acusa de participar en la Junta de Seguridad cuatro días antes del referéndum con Joaquim Forn, ser informado de que era "altamente probable que se produjera una escalada de violencia" y decidir seguir adelante. Acudió a diversas concentraciones - por ejemplo al 20 de septiembre frente a la Consellería de Economía en Barcelona -  y también se destacan numerosas entrevistas - entre ellas en el Financial Times - y mensajes de Twitter alentando la participación en el referéndum.

Pacifismo y religión

"Quiero subrayar mi compromiso con el civismo y con la paz, un compromiso que está perfectamente claro en toda mi trayectoria académica y política". En enero de 2018 Oriol Junqueras intentaba sin éxito quedar en libertad exponiendo la que ha sido su estrategia de defensa desde hace más de un año: ensalzar su pacifismo, sus "convicciones de carácter religioso" y negar haber promovido ningún tipo de violencia. Todas las movilizaciones en las que ha participado han sido, dijo en abril, "de carácter pacífico y cívico".

Alegando también constantemente que nunca tuvo ninguna responsabilidad sobre los Mossos d'Esquadra, Junqueras defenderá que siempre pensó que el referéndum del 1 de octubre sería pacífico y que los disturbios vinieron, en todo caso, de "una actuación desmedida, desproporcionada por parte de algunas unidades policiales contra los votantes".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?