Últimas noticias Hemeroteca

El Constitucional rechaza la investidura telemática de Puigdemont porque restaría espontaneidad y capacidad de respuesta de los diputados

La decisión del Tribunal de Garantías adelantada únicamente en su fallo la semana pasada explica con detalle los inconvenientes de una investidura a distancia

Carles Puigdemont, durante una firma de libros en Bruselas / ()

El tribunal por unanimidad determina que "la sesión de investidura no puede celebrarse sin la presencia del candidato en el Parlamento. La comparecencia a través de medios telemáticos menoscabaría el desarrollo de este procedimiento parlamentario en el que la interacción entre el candidato y los otros diputados es esencial para a su recto desenvolvimiento".

El tribunal añade "tales medios podrían permitir que el candidato expusiera su programa de gobierno e interviniera a distancia en el debate, pero no podrían garantizar el correcto desarrollo del procedimiento de investidura. La comparecencia del candidato a través de medios telemáticos conllevaría que la sesión de investidura se celebrase simultáneamente en dos lugares distintos: en la sede del Parlamento y en el lugar donde se encontrará el candidato. Este desdoblamiento determinaría que quienes participan en este acto no pudieran percibir directamente todo lo que sucede en él, lo que puede afectar desarrollo de la sesión de investidura, por ejemplo, las intervenciones espontáneas de los diputados, sus gestos o las reacciones que pudieran tener".

De igual modo, la transmisión de la intervención del candidato podría no mostrar todo lo que está ocurriendo en el lugar desde donde el candidato realiza su intervención (al encontrarse fuera del Parlamento, quien podría contar, por ejemplo, con apoyos de los que no dispondría si hubiera comparecido personalmente ante la Cámara).

"Una comparecencia telemática no equivale a una comparecencia presencial. Ya que el procedimiento parlamentario, expresión de la democracia misma, exige interacción entre presentes. Las actitudes o reacciones del candidato ' en la exposición del programa de investidura podrían no ser las mismas que las que tendría si estuviera defendiendo su programa de gobierno personalmente te la Cámara", sostiene el Constitucional en su resolución.

"Asimismo, la ausencia del candidato puede conllevar que el debate posterior no se efectúe con la fluidez y espontaneidad propias de un debate presencial. Todas estas circunstancias pueden tener influencia en el desarrollo de la sesión parlamentaria y, en definitiva, en la formación de la voluntad de la Cámara".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?