Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Silvana (cirujana): "Una paciente mujer me pidió que le operara un hombre"

  • Desde los años 70, el número de mujeres en las facultades de Medicina se ha incrementado de forma notable, sin embargo, en el día a día las médicas siguen encontrando la reticencia o sorpresa de algunos pacientes. Cuatro doctoras nos cuentan sus experiencias en consulta
  • En Enfermería, las mujeres son históricamente mayoría pero en los puestos de dirección de los colegios de Enfermería y en el principal sindicato están copados por hombres

"Que venga el médico". Esa es la frase que escuchan a diario muchas doctoras. "Alguna vez he entrado a un box a ver a un paciente con un celador hombre y el paciente se ha dirigido al celador pensando que era el médico. A pesar de explicarle que yo era la médica, ha seguido mirando al celador al hablar", explica Eli, médica internista que cuenta también que, en cada guardia de urgencia, alguien le pide la cuña pensando que es enfermera o auxiliar. "Eso es algo que nunca les pasa a mis compañeros hombres", sentencia.

Evolución del número de mujeres médicos colegiadas / Estudio de Demografía Médica de 2017

Hace mucho tiempo que las médicas dejaron de ser las mujeres del médico, como recoge una de las acepciones de la RAE, hoy en desuso. En lo que llevamos de siglo XXI, el número de mujeres ejerciendo la Medicina en España se ha duplicado: ha pasado de 67.713 en el año 2000 a 127.979 en 2017, lo que supone pasar del 37,8% al actual 50,4% de médicas, según datos del INE. Pero dentro de no mucho ese porcentaje subirá considerablemente: en la convocatoria MIR de 2018, el 64,1 % de los aspirantes eran mujeres y el número de alumnas en las Facultades de Medicina supera ya el 70%. Por eso, como señala el Estudio de Demografía Médica de 2017, “con el aluvión de jubilaciones masculinas que se prevén en los próximos años, el porcentaje de feminización en la profesión rondará ese 70%”. Es relevante ver cómo se distribuye el número de doctoras en el mapa. En 2017, se observaba una diferencia notable entre las comunidades norte y sur, siendo las del norte las que tienen un mayor número de colegiadas. A la cabeza están provincias como Madrid (55,1%), Álava (54,6%) y Navarra (54,5%).

Mapa con las diferencias norte-sur / Estudio de Demografía Médica de 2017

También hay diferencias significativas entre especialidades. Hay algunas, como las quirúrgicas, donde el porcentaje de mujeres es mucho menor. "El otro día me presenté a un paciente en la UCI y me dijo que muy bien, que las mujeres también tenemos derecho a ser cirujanas, como si no fuese una realidad que ya somos mayoría", recuerda Silvana. No olvida el momento incómodo que vivió hace un tiempo con una paciente de unos 70 años: "Vino a mi consulta para ser valorada por un cáncer de pulmón y me dijo que no tenía nada personal contra mí pero que preferiría ser atendida y operada por un hombre porque había tenido malas experiencias con cirujanas mujeres". La señora no especificó mucho más pero finalmente fue valorada y operada por un compañero de Silvana en la Seguridad Social.

Silvana tiene 37 años y era la primera vez que vivía una situación así. Afortunadamente no le ha vuelto a pasar, pero sí le han preguntado en repetidas ocasiones si va a operar ella sola: “No sé si es por ser mujer o ser joven, pero te aseguro que a compañeros hombres de mi misma edad no se lo preguntan".

"Es paradójico que seamos un 80% de enfermeras, el Colegio y el sindicato estén dirigidos por hombres"

Algunas de las médicas consultadas coinciden en que las que sufren "más comentarios y desplantes" son las enfermeras: "Nosotras estamos más protegidas por nuestra condición de médico", apunta María, cardióloga. Entre los desplantes que sufren las enfermeras hay uno que le molesta a Mercedes de forma especial desde que comenzó a ejercer la profesión en 2001: “Hay pacientes hombres más mayores se dirigen a ti llamándote a voces, chascando los dedos... De forma muy autoritaria”. Afortunadamente, dice el trato entre médicos y enfermeros y auxiliares ha mejorado mucho: “Había médicos muy mayores que trataban a la enfermera como escribiente pero es la excepción”.

Mercedes destaca de forma especial el machismo que hay dentro del sector: "Es bastante paradójico que, en una profesión en la que más del 80% somos mujeres, el Consejo de Colegios de Enfermería o el sindicato tengan hombres al frente". Desde el Consejo señalan que está "evolucionando" y que su comisión ejecutiva “es paritaria y está compuesta por cuatro mujeres y cuatro hombres”, entre ellos, el presidente. Un 50-50% muy alejado del 80-20% de la profesión. Además, para defender esos datos se comparan con el resto de profesiones sanitarias -médicos, farmacéuticos y dentistas- donde la proporción no es ni siquiera paritaria, a pesar de que el número de colegidas supera al de hombres.

Raquel, médico internista, confirma que en Medicina también faltan mujeres en puestos de dirección: "A una compañera le han ofrecido encargarse de una unidad pero ponerle un coordinador. Si fuese hombre no necesitaría un coordinador".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?